Los candidatos a Jefe de Gobierno

urnaA más de un año de los comicios para elegir a la autoridad máxima de la Ciudad de Buenos Aires, que serían unificadas con las nacionales, ya hay varios nombres anotados. Entre el PRO, el FpV y UNEN suman 20 candidatos.

 

Miércoles 30 de julio de 2014

Letra P

Uno por Uno, quiénes son los candidatos a Jefe de Gobierno en 2015

 

Sin intención de esperar la confirmación de cuándo serán las elecciones para autoridades de la Capital Federal, los distintos espacios políticos empezaron a delinear sus precandidatos para competir por la Jefatura de Gobierno y arrebatarle el poder al PRO, que gobierna la Ciudad desde 2007.

Por el lado del macrismo, la fuerza que mayor intención de voto tiene en la Capital Federal desde año 2007, impulsa a cuatro candidatos bien distintos y que representan a diferentes sectores.

La que pica en punta, nuevamente, es  la senadora nacional Gabriela Michetti que tiene menos de un año de mandato en el Congreso de la Nación pero hace meses hizo pública su intención de suceder a Mauricio Macri en el edificio de Bolívar 1.

Más atrás, teniendo como marco las encuestas, se ubica el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. A diferencia de Michetti, la mano derecha de Macri en el día a día de la Ciudad tiene a la mayoría de los ministros de su lado, dialogo con el resto de las fuerzas políticas y tiene algo que la senadora no posee: gestión.

Sin embargo, la ex vicejefa de Gobierno tiene mayor imagen positiva en la sociedad porteña, algo que ocasionó que en las elecciones del 2013 arrasara en el distrito capital y el PRO sumase a Diego Santilli como senador.

El ex ministro de Ambiente y Espacio Público, que también tiene menos de un año de mandato, tiene aspiraciones de quedarse con la Jefatura de Gobierno, al igual que el legislador del PRO y vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo.

Dentro de la interna PRO, quien más posibilidades tiene es Gabriela Michetti y, en segundo lugar, Rodríguez Larreta. Pero, si las elecciones locales serían unificadas con las nacionales, quien sale ganando es el jefe de Gabinete porque la posibilidad de integrar la misma boleta que Mauricio Macri le sumaría unos cuantos votos.

Mientras que el michettismo, a sabiendas que la senadora gana por sí sola, peleó hasta último momento para que sean desdobladas y así poder pasar por encima a Larreta.

Como informó Letra P este miércoles, los comicios para cargos de la Ciudad de Buenos Aires serían unificados con los de cargos nacionales. De esa manera, se votaría presidente y jefe de Gobierno en la misma jornada electoral. Además de diputados nacionales, legisladores porteños y comuneros.

Con esta decisión de Mauricio Macri, la alegría quedaría para el sector de Horacio Rodríguez Larreta, que sueña con bajar a Gabriela Michetti que desde que asumió su banca como senadora se mostró como la sucesora natural del actual jefe de Gobierno.

Por el lado del kirchnerismo hay once precandidatos, pero ninguno garantiza el piso de votos necesarios como para quedarse con la Ciudad o, por lo menos, forzar una segunda vuelta electoral que aumente las chances para el Frente para la Victoria.

De ese total, los que más suenan son el legislador porteño Jorge Taiana y el diputado nacional Juan Cabandié, ambos del bloque del FpV. Pero el ex canciller quiere jugar a dos puntas y en el Movimiento Evita ya confirmaron que el 22 de agosto lanza su candidatura presidencial en el estadio de Ferro.

Cabandié no asegura el piso necesario como para pelear espalda con espalda con los candidatos PRO pero es más reconocido que Mariano Recalde, el otro precandidato kirchnerista que es parte de La Cámpora.

También se habló del secretario de Seguridad Nacional, Sergio Berni, y del titular del SUTERH, Víctor Santa María, ya que ambos miden bien en el distrito. Aunque, según reveló un legislador kirchnerista a Letra P, “Santa María mide bien porque paga las encuestas”.

Curiosa es la situación de Nuevo Encuentro y del sabbatellismo que, amparándose en el amplio paraguas kirchnerista, tiene dos precandidatos ya lanzados: la legisladora porteña Gabriela Cerruti y el diputado Carlos Heller.

Pero, al mismo tiempo, el subsecretario de la presidencia, Gustavo López, competirá para ser jefe de Gobierno y adelantó que es apoyado por el diputado provincial de Nuevo Encuentro Carlos Raimundi y también por Luis D’Elía.

La ex legisladora porteña del FpV María José Lubertino también dio a conocer sus aspiraciones  y admitió que competirá para ser jefa de Gobierno por el Frente Grande. El sciolismo quiere hacer pie en la Capital Federal y para eso impulsa al presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, quien ya está recorriendo la Ciudad haciendo campaña.

Para retomar un lugar que le fue sacado por la fuerza luego de la tragedia de Cromagnon, el ex jefe de Gobierno y actual legislador porteño aliado al kirchnerismo Aníbal Ibarra también está trabajando para destronar al PRO, el partido político que azuzó su juicio político.

Como última opción, un sector del Frente para la Victoria porteño quiere impulsar a Daniel Filmus porque es el único candidato que asegura un porcentaje de votos entre el 23 o el 25 por ciento del electorado y eso ayudaría a forzar una segunda vuelta.

“Si queremos preservar el piso de 23 o 25 % que alcanzamos en elecciones anteriores necesitamos a Filmus y así llegaríamos a una segunda vuelta”, reveló, días atrás, un hombre del PJ de la Ciudad a Letra P.

Lo cierto es que en el entorno del ex senador advierten que “no quiere saber nada” sobre esa posibilidad dado las experiencias anteriores frente al macrismo, que siempre terminaron en derrota para el actual secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas.

En UNEN las cosas son igual de inciertas que en el resto de las fuerzas políticas pero el diputado nacional Martín Lousteau, aprovechando su alianza con un sector del radicalismo, es quien mejor mide en las encuestas y quien ganaría la interna dentro de la coalición de centroizquierda.

Este panorama sólo temblaría si Elisa Carrió afirma su candidatura para jefa de Gobierno algo que, por ahora, no está asegurado. A su vez también competirán Roy Cortina, Sergio Abrevaya y Alfonso Prat Gay.

En el Frente Renovador también buscan sumergirse en el complicado territorio porteño y para eso impulsan al ex ministro de Economía Roberto Lavagna y a la legisladora porteña Graciela Ocaña.

Pero Ocaña, que también fue tentada por el macrismo en un momento, afirma que se presentará a las elecciones por sí sola, con su partido Confianza Pública, que fundó con el ex legislador del PRO Daniel Amoroso.

Aunque en el entorno de la ex ministra de Salud no descartan que busque forjar un acuerdo con otra fuerza política, de hecho ha mantenido reuniones con operadores del macrismo y del massismo porteño, pero también con miembros del frente UNEN. “Está esperando”, repiten sus allegados.