Inició la veda en Ciudad de Buenos Aires

El domingo de 10 de julio se votará Jefe de Gobierno, Legisladores y, por primera vez, autoridades comunales. Respecto a estas últimas, la Justicia resolvió que el recuento se haga por Partido y no por candidato, por las dudas que los votantes introduzcan boletas de otros Barrios. Debutará la Policía Metropolitana en un operativo electoral y se votará en mesas mixtas.

Foto: Explicativo del cronograma del día de votación
Crédito Foto: Gobierno de la C.A.B.A.


Comunas: se podrá votar con boletas de otros barrios
Minuto Uno

8 de julio de 2011

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad (TSJ) resolvió que en las próximas elecciones del 10 de julio, en las que se votará por primera vez a los representantes comunales, no se anularán los votos de los ciudadanos que coloquen boletas con candidatos comunales que no pertenezcan a su barrio.

El fallo se emitió a raíz de un planteo de los partidos Proyecto Sur y Propuesta Republicana y al que adhirieron la totalidad de los partidos sobre la posibilidad de que un votante ingrese al cuarto oscuro con una boleta que no pertenezca a la comuna que le corresponde por el padrón.

A través de un comunicado, el TSJ consideró que “el voto emitido con una boleta que no corresponda a la Sección Electoral del votante se considerará válido y computará para los candidatos comunales del partido que se trate”.

De esta manera, si bien no será impugnado, el voto irá para el candidato del parido elegido, pero de la comuna que le corresponde por el lugar asignado en el padrón electoral.

La decisión se tomó en forma excepcional, debido a que se trata del primer comicio de estas características, por lo que se espera que se produzcan confusiones de zonas, aunque la intención no es alentar a que cada votante concurra a las urnas con una boleta elegida.

Esta es la primera vez que se vota autoridades comunales desde que se creó la ley, en 2005.

En esta ocasión, los vecinos deberán elegir a siete representantes que integrarán el consejo comunal con el objetivo de agilizar la resolución de problemas cotidianos como baches y mantenimiento de espacios públicos, entre otras problemáticas.

El consejo comunal estará compuesto por un presidente y tendrán una gestión de cuatro años, tras lo cual serán renovados en forma completa.

Cada partido presentó 105 candidatos comunales subdivididos dentro del mapa porteño junto a cuatro suplentes por cada zona.

Las comunas tendrán a cargo la planificación, ejecución y control de los trabajos de mantenimiento urbano de calles; mantenimiento de espacios verdes; la elaboración participativa de su programa de acción y ante proyecto de presupuesto anual, ejecución y administración de su patrimonio.

También deberán presentar proyectos de decretos al poder ejecutivo; contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes y al desarrollo local; la decisión, contratación y ejecución de obras públicas, proyectos y planes de impacto comunal, la implementación de programas locales de rehabilitación y desarrollo urbano.

Tendrán a su cargo la fiscalización y el ejercicio del poder de policía, de las normas sobre usos de los espacios públicos; la evaluación de demandas y necesidades sociales en su ámbito territorial; la participación en la formulación y ejecución de programas de desarrollo y promoción de derechos que tengan incidencia en su ámbito territorial.

La implementación de un adecuado método de resolución de conflictos a través de un sistema de mediación comunitaria y el desarrollo de acciones de promoción, asistencia y asesoramiento a entidades vecinales no gubernamentales, sociedades de fomento, asociaciones cooperadoras, de consumidores y usuarios, clubes barriales y otras asociaciones sin fines de lucro.

La página del Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad proporciona la información sobre los candidatos comunales que se postulan en cada partido político y correspondientes a cada distrito.

Elecciones históricas por dónde se las mire
Angie Carnevali
Noticias Urbanas
8 de julio 2011

Muchos números, demasiados tal vez, se cruzan y entre cruzan para tomar una dimensión apenas cercana a la realidad de lo que el operativo electoral de la Ciudad implica: 2.488.868 electores (2.471.087 nacionales y 11.781 extranjeros); 621 locales de votación; 5608 mesas (5.574 nacionales y 34 extranjeras) con 447 electores promedio en cada una de ellas; 16.824 personas convocadas como autoridades de mesa por cada vuelta; todo el personal del Tribunal Superior de Justicia y empleados de la justicia porteña convocados como auxiliares para resolver diversas situaciones que puedan darse el día de la elección; efectivos de fuerzas de seguridad, empleados del Correo Argentino, y personal abocado al escrutinio provisorio y definitivo. Todo esto, y más, para definir 137 cargos electivos (Jefe y Vicejefe de Gobierno, 30 legisladores, y 105 integrantes de las 15 Juntas Comunales que a partir del 10 de diciembre, entrarán en funciones en la Ciudad).

“La dimensión del operativo cuesta imaginarlo. Deben interactuar la Nación y la Ciudad, bajo la dirección del Tribunal Superior de Justicia. El Comando Electoral (las fuerzas de seguridad) lo organiza el Gobierno Nacional a solicitud del Jefe de Gobierno. En ese comando va a participar por primera vez la Policía Metropolitana (PM). Va a ser el primer comando mixto en la Ciudad. Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía Metropolitana, todos bajo el mando del Comandante Mayor de la Gendarmería, Enrique Zach, quien estará sujeto a lo que disponga el TSJ”, comentó a NU el director General Electoral porteño, Julián Curi.

Entre las novedades de las elecciones porteñas de este domingo 10 de julio no sólo se cuenta la elección de autoridades comunales y la participación de la PM en la seguridad de los comicios, también será la primera vez que todos los porteños concurran a las urnas en mesas mixtas. Anteriormente sólo los electores extranjeros votaban en mesas mixtas. Este sistema, no sólo que evitará la incomodidad de aquellas personas que tienen una imagen diferente al sexo según su DNI, también tendrá como consecuencia que ya no se podrá analizar el voto de acuerdo al género. Ya no se sabrá si las mujeres prefieren a un candidato y los hombres a otro, o si ellas cortan más boletas que ellos, por ejemplo.

Las elecciones locales 2011 también serán históricas por sus costos. “La elección tendrá un costo de 90 millones de pesos, sumando primera y segunda vuelta. Cada autoridad de mesa recibirá 150 pesos, por cada vuelta. (5.047.200 pesos será el costo en autoridades en total). El Comando también se paga, más de 3 millones pagará la Ciudad a la Nación por los efectivos que se desplieguen. Por el servicio del Correo Argentino, pagaremos 50 millones”, informó el Director Electoral porteño.

Urnas, padrones, lapiceras, sobres, sellos, servicios telegráficos del Correo Argentino, y personal abocado a tareas en el Centro de Cómputos que se desplegará en el Centro Nacional de Operaciones Electorales (Feijó 555), son otros de los gastos que requerirá la elección.

“El que manda es el TSJ, nosotros nos ocupamos de la logística que el TSJ requiera y la operatoria de la distribución y repliegue de las urnas. Cuando se produzca el repliegue, se utilizará la Legislatura para alojar a las urnas. El escrutinio definitivo empieza el 13 de junio. El domingo será una elección con 3 categorías por lo que creemos que el escrutinio se va a demorar. Entre las 20:30 y las 21 van a estar los primeros datos. Vamos a tratar de dar datos lo más representativos posibles, cuando haya datos de todas las secciones y se estabilice la carga”, adelantó el funcionario.

Más de 12 millones de pesos se llevarán los partidos políticos, los cuales, recibirán por primera vez un monto extra surgido de la categoría comunas, y una suma más elevada al incrementarse el valor del “voto” a 1.70 pesos

“La ley 268 de financiamiento de los partidos políticos no establece una suma para imprimir boletas, la ley nacional si. En la Ciudad hay 50 partidos a los cuales se les paga financiamiento, hay que tener presente que hay alianzas integradas por varios partidos -el Frente para la Victoria, por ejemplo, lo conforman 10 partidos-. El fondo para cada categoría es de 4.220.306 pesos (12.660.918 en total) ya que se calculó sobre el padrón provisorio que es un poco menor al oficial. Se toma como dato el número de electores que el partido sacó en la elección para legisladores. El PRO recibirá 3.132.000 pesos, el Frente para la Victoria 2.004.243, y Proyecto Sur 2.596.200; los partidos nuevos recibirán lo mismo que el partido que menos votos sacó en la última elección, unos 100 mil pesos más o menos, y con estos fondos deberán pagar sus boletas”, describió Curi.

Y concluyó: “Los partidos de izquierda caducaron por no lograr el 2 por ciento de los votos en 2 elecciones consecutivas, pero se volvieron a inscribir con otro nombre, por lo que partidos con una larga historia recibirán financiamiento como un partido nuevo. El partido que menos votos sacó en la última elección recibió 1.066 votos, a 1.70 cada voto, multiplicado por tres categorías da un total de 5.436 pesos, pero a este monto se le debe sumar el proporcional del fondo remanente (aquellos electores que no votaron, y votos blancos, nulos o impugnados) el cual se distribuye entre todos los partidos de forma igualitaria, por cada categoría. El remanente de la categoría Jefe y Vicejefe de Gobierno es de 34 mil pesos por partido… los partidos chicos reciben más por fondos por los electores que no votaron a nadie, que por los votos conseguidos”.

Si bien la elección del domingo será histórica por todo lo antes mencionado, también pasará a la historia por la importante reducción en el número de electores. A pesar del crecimiento poblacional a nivel nacional, el padrón porteño perdió en 6 años, más de 100 mil votantes.

CURIOSIDADES:
Con 207.585 electores, la Comuna 13 (Belgrano, Núñez y Colegiales) encabeza en número de votantes; en último lugar y con apenas 133.751 personas empadronadas se ubica la Comuna 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), sin embargo, esta comuna es la que mayor número de electores extranjeros posee (1410), contra la Comuna 12 (Villa Urquiza, Coghlan, Saavedra y Villa Pueyrredón) que sólo cuenta con 341 electores no nacionales.

Si de buscar pareja se trata, un buen dato para tener en cuenta es saber dónde hay que buscar. Quienes busquen mujeres organicen salidas por Belgrano, ya que la Comuna 13 es la más femenina de todas (112.264 féminas y 94.871 hombres). Aquellos a la caza del sexo fuerte en cambio, deberán acercarse al Centro porteño, ya que la Comuna 1 (Puerto Madero, San Nicolás, Retiro, San Telmo, Montserrat y Constitución), es la que mayor número de hombres congrega (95.829 varones y 88.484 mujeres). Y otro datito…La mayoría de los muchachos porteños tienen entre 30 y 39 años.

Los candidatos cerraron la campaña y esperan la decisión del electorado
El Argentino
8 de Julio de 2011

Actos en simultáneo y conectados por videoconferencia, caravanas, caminatas y múltiples promesas finales. Los candidatos a la jefatura de gobierno porteña mostraron ayer las últimas cartas para intentar sumar la adhesión del electorado que el domingo irá a las urnas para definir una elección que, según coinciden en vaticinar todas las proyecciones, parece destinada a derivar en un escenario de ballottage entre el jefe del PRO, Mauricio Macri, y el postulante del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Filmus. La veda electoral comenzó a regir formalmente desde las 8:00 de hoy hasta el cierre del comicio, el domingo a las 18:00.

El kirchnerismo eligió tres lugares clave, en el norte, centro y sur de la Ciudad, para convocar a tres actos “en cadena”. El candidato a jefe de gobierno, el senador Daniel Filmus, lideró uno en el Parque Rivadavia, del barrio de Caballito; mientras que Carlos Tomada estuvo en la zona sur, en la Plaza Tupac Amaru, ex de los Virreyes; y el primer candidato a legislador porteño, Juan Cabandié, habló en el barrio de Belgrano. Una hora después, los postulantes del FPV se sumaron a la inauguración que la presidenta Cristina Fernández encabezó ayer por la tarde en el Hospital Churruca (ver página 14).

La promesa de un trabajo articulado con la Nación para aspirar a un distrito “más justo e igualitario” –un eje de la campaña que arrancó el 20 de mayo cuando, al filo de los plazos legales, la presidenta definió a Filmus como el candidato del kirchnerismo–también sirvió para clausurar el período proselitista. Filmus fue enfático en su alineamiento con el gobierno. Y también con su llamado a las fuerzas políticas afines, con la segunda vuelta como horizonte seguro del resultado del domingo. “Somos parte de la fuerza que encabeza Cristina que nos dijo ‘nunca menos’. Los convoco a todas y todos a esta epopeya de ganar en la Ciudad. Los convoco y me comprometo a llamar a todos los sectores para gobernar juntos”, puntualizó.

El alcalde porteño y aspirante a la reelección también eligió Caballito para el último mensaje de campaña. A primera hora, en declaraciones radiales, el empresario justificó su ausencia en el debate de los candidatos porteños organizado por la Universidad de Buenos Aires. “Estoy muy tranquilo”, justificó.

Después de recorrer, junto a su compañera de fórmula María Eugenia Vidal, diferentes puntos de la Ciudad durante buena parte de la mañana, el empresario decidió una clausura “fuera de lo común”, según explicaron sus asesores.

Por eso, acordó una visita a diez casas de vecinos. El recorrido terminó en Aranguren al 1300, en el domicilio de Liliana María Fuente. Allí, apostó a su ya clásico llamado al diálogo y, aunque cuestionó las críticas sobre la escasa inversión en obra pública en la Ciudad que le hizo el kirchnerismo, evitó la pelea directa con el Ejecutivo nacional.

“Las movilizaciones artificiales no nos parecen buenas”, subrayó.

Por su parte, el líder de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, encabezó una caravana hasta el Obelisco. Allí, el cineasta cuestionó los resultados de las encuestas que lo ubican en un relegado tercer lugar, con entre el 8 y el 10 % de intención de voto. Además, eligió hacer eje en la confrontación con la presidenta y la administración nacional. “Si les ponemos freno en el primer turno, le habremos colocado también un freno al gobierno nacional”, puntualizó.