Espacios políticos y estilo alto-bajo. Un análisis de dirigentes provinciales, a partir de juicios de expertos en Argentina: Artículo en RCP Chile.

Existe cierto consenso entre quienes reflexionan sobre política comparada acerca de que, a diferencia de los modelos europeos, el análisis y la clasificación de espacios y actores políticos en América Latina, en general, y de Argentina, en particular, no es completo bajo una única dimensión que los ordene y caracterice su comportamiento. Es decir que si bien las etiquetas ideológicas “Izquierda-Derecha”, por ejemplo, tienen cierto valor descriptivo sobre la conducta política, no son capaces de sintetizar de manera exclusiva el comportamiento de las coaliciones y partidos políticos en nuestro país.

En este contexto, se abre una agenda de investigación que se propone indagar sobre cómo caracterizar la arena política en la Argentina y en la región. De este modo, algunos autores como Pierre Ostiguy sostienen que existe una fractura que separa dos campos políticos y que tiene que ver, más allá de la orientación ideológica, con el estilo socio-político y socio-cultural. Así, quienes se ubican en el campo “alto” o “high”, en términos del autor, son más apegados a las instituciones y destacan por su estilo más formal y sobrio a la hora de presentarse públicamente. Por otra parte, quienes se encuentran en el campo “bajo” o “low”, según Ostiguy, expresan su comportamiento de modo más llano, informal, con cierto desapego de las reglas y con un vínculo más estrecho con lo popular.

En esta línea hemos publicado, con Diego Reynoso, un artículo en la Revista de Ciencia Política de la Universidad Católica de Chile. En el artículo se estima la posición de los principales dirigentes provinciales de la Argentina según su estilo “low” (bajo o informal-popular) o “high” (alto o sobrio-refinado), en la terminología de Pierre Ostiguy. Para lograr eso, realizamos una encuesta en cada una de las provincias a expertos (n=191) en política provincial. Como resultado, el trabajo ofrece la estimación promedio de 117 políticos provinciales y se pone a prueba la hipótesis acerca de que las diferencias en el estilo están asociadas a la pertenencia a un espacio político. Los invitamos a leerlo y hacernos llegar sus comentarios.

El artículo completo se encuentra en http://www.revistacienciapolitica.cl/index.php/rcp/article/view/1873