Breve análisis de la campaña electoral

A días del toque de las sirenas de las Elecciones Generales del Domingo 27 de octubre en las que se definen quién será el Presidente y vice los próximos cuatro años, también se renovarán 130 Diputados y 24 Senadores Nacionales y por último, aunque no menos importante, los ejecutivos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de las provincias de Buenos Aires, Catamarca y La Rioja.

 Por Joaquín Eliseo del Pozo

Retomando el comienzo de la campaña, cuando comenzaron a salir a la luz los candidatos de los frentes que iban a presentarse a las elecciones, dentro de la polarización de dos contendientes o jugadores principales, el oficialismo Juntos por el Cambio y la oposición Frente de Todos, parecía perfilarse un espectro político, Sartori diría, en el cual se estaba constituyendo un centro, que lograba ilusionar a algunos actores representado por el proyecto de Alternativa Federal.

Pero una jugada considerada maestra por muchos analistas dejó trunca esta constitución del centro, puesto que Cristina Fernández de Kirchner decidió convocar a Alberto Fernández y luego Mauricio Macri decidió mover sus fichas en espejo al convocar a Miguel Ángel Pichetto para atraer un mayor caudal de votos. Así comenzó a ocurrir una competencia centrípeta, en la cual se buscaron elementos del centro del espectro que limitaron al partido del centro, Consenso Federal, a conquistar solo el 8.23% de los votos válidos en las primarias, en la cual el Frente de Todos resultó ganador con un 47,66% y Juntos por el Cambio resultó segundo con 32,09%.

Entonces en las PASO dos frentes que acaparaban un 79,75% de los votos válidos, es justo hablar de una polarización de la oferta electoral entre Juntos por el Cambio y Frente de Todos.

Luego de los resultados de las primarias estos frentes mostraron diferentes tendencias, en la cual el primero tendió a buscar votos de candidatos minoritarios ubicados a la derecha de este en el espectro político y el segundo siguió manteniéndose hacia el centro para acaparar más votos en pos de clarificar el apoyo en las urnas.

Los sistemas partidarios expresan una dinámica conflictual e institucionalizan los clivajes que en este caso se representa en República/Populismo, una nueva versión del clivaje de siempre representado por el antiperonismo y el peronismo.

La polarización ha marcado el ritmo de las discusiones públicas en esta campaña electoral, donde puede observarse discursos como el de Mauricio Macri en el cual llama a que lo acompañen con el voto en esta elección porque se decide “si queremos vivir en una república o volver a un autoritarismo populista”. Aquí puede observarse un presunto fantasma del populismo que es considerado como una anomalía o una irregularidad política y en cambio, la República como lo políticamente virtuoso, como transparencia institucional y como asfalto que simboliza el cimiento visible que permite construir un país.

Por otro lado aparece el discurso del Frente de Todos que según su candidata a Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, -en el marco del acto por la lealtad Peronista- es el “Frente nacional, popular y democrático” respondiendo a la postura contraria en el clivaje en cuestión.

A nivel subnacional el mismo día se determinarán los Gobernadores de tres provincias y el Jefe de Gobierno porteño en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En Buenos Aires, las PASO dieron como primera fuerza ganadora, en el escrutinio definitivo, al Frente de Todos presentando a Axel Kicillof con 52,74% de los votos positivos, en segundo lugar Juntos por el Cambio presentando a María Eugenia Vidal con 34,54% y en tercer lugar el voto en blanco con 6,22%1.

En Catamarca, las PASO arrojaron como ganador a Raúl Jalil por el Frente de Todos con una aplastante victoria de 62,65% de los votos positivos contra un 27,95 del candidato Roberto Gómez por Juntos por el Cambio y en tercer lugar el voto en blanco con un 14,16%.

En La Rioja, se votará por única vez el 27 para saber quién es el ganador luego de ser suspendidas las elecciones previstas para Mayo, por el Frente de Todos Ricardo Quintela es el candidato a retener la provincia y su principal adversario es el candidato de Juntos por La Rioja Julio Martínez.

Cabe destacar que en estas tres provincias -Buenos Aires, Catamarca y  La Rioja- gana el que tiene más votos, no hay segunda vuelta.

En CABA los resultados de las PASO dieron a Horacio Rodríguez Larreta por Juntos por el Cambio como ganador con el 50,54% de los votos positivos y a Matías Lammens por Frente de Todos en segundo lugar con 34,76% y en tercer lugar el voto en blanco con 8,52%. En caso de que el oficialismo repita el resultado -superando el 50%-evitaría el balotaje.

1 Todos los resultados provinciales que figuran fueron extraidos de:  https://www.argentina.gob.ar/analisis-politico-electoral/elecciones-provinciales-2019