Javier Belloni: “El gobierno de Alicia Kirchner perdió una oportunidad histórica”

El Intendente de El Calafate y candidato a disputarle la gobernación a Alicia Kirchner accedió a una entrevista con Elecciones Argentinas. Mediante la misma, Belloni repasa los méritos de su gestión como Intendente, los errores de la gestión de Alicia Kirchner, las estrategias de campaña y menciona qué políticas públicas piensa implementar en caso de llegar a ser gobernador electo de la provincia patagónica.

AE: ¿Qué logros o méritos ha obtenido como intendente de El Calafate?

JB: El primer logro es haber conseguido una administración eficiente, equilibrada. Cuando asumimos en el 2007 en El Calafate había 10.000 habitantes y 520 empleados municipales. El municipio tenía déficit fiscal y deficiencias de infraestructura que no permitían desarrollar todo el potencial de nuestra principal industria, el turismo.
No lo digo como un gran logro, pero sí es un hecho objetivo que 12 años después, con Gobiernos nacionales a favor y en contra, hoy El Calafate goza de buena salud. Tenemos 30.000 habitantes y mantuvimos una planta municipal equilibrada, que hoy tiene 515 empleados. Lo hicimos sin despedir a nadie e incorporando agentes, pero sólo en la medida que se jubilaban o retiraban voluntariamente otros empleados.
Esto nos permite hoy tener un superávit mayor al 50%. Tenemos un presupuesto de $700.000.000 de lo cual $300.000.000 van a parar a sueldos y funcionamiento, mientras que los $400.000.000 se destinan a inversiones productivas y sociales. Sea en forma de infraestructura como asfalto, puentes, redes de servicios, gimnasios, viviendas, o acciones que incentiven al desarrollo del sector privado, como la promoción turística en las ferias internacionales más importantes del mundo, el municipio invierte en desarrollo.
En definitiva, el logro más importante es haber mejorado la calidad de vida de los vecinos, en el último censo, un estudio del CONICET determinó que El Calafate estaba 4° en calidad de vida a nivel nacional. Creemos que en el próximo censo podemos haber escalado incluso algunas posiciones más.

AE:  ¿Cuáles cree que son los errores más importantes en la gestión de Alicia Kirchner?

JB: Yo creo que el Gobierno provincial perdió una oportunidad histórica. Es cierto que tuvo un contexto nacional adverso, y que recibió la provincia con algunos problemas de la gestión anterior, pero durante 4 años lo único que propuso el gobierno fue discutir si pagaban el 10%, el 15%, el 20% o en término, sin dar discusiones de fondo sobre cómo sacar la provincia adelante.

Hubo mucha desidia, y esto se ve en el estado de las escuelas, los hospitales, los profesionales que se van de la provincia por los sueldos bajos que se pagan. Se hizo un ajuste que pagó la gente y la infraestructura.

Me parece que hubo una mala administración y falta firmeza a la hora de discutir con las grandes empresas que explotan los recursos naturales de Santa Cruz. Una provincia inmensamente rica como la nuestra no puede nunca tener gente pobre, y eso pasa.

AE: ¿Qué políticas públicas piensa implementar en caso de resultar electo Gobernador de Santa Cruz?

JB: El Estado tiene hoy muchísimas deudas con los vecinos. Todo lo que te dije antes para empezar. Pero hay que ser responsables a la hora de plantear soluciones y por eso somos claros. Si no recuperamos el presupuesto provincial, no se van a poder plantear las políticas de Estado que necesitamos. No se puede redistribuir nada que no se tiene.
Lo primero que vamos a hacer es revisar y renegociar los contratos de la provincia con estas grandes empresas que hacen muchísimo dinero, y no dejan en ella el aporte que creemos necesario. El Estado tiene que ser mejor socio de estas compañías, participar mejor en términos de infraestructura, pero también en las ganancias.
Con un presupuesto mejor podemos subsanar primero que nada los salarios de los empleados del Estado. Estos son los docentes, los médicos, los ex 591, las fuerzas de seguridad, absolutamente todos.

Una mejor recaudación y un mejoramiento salarial es el primer paso para reactivar la economía interna de la provincia, que se produzca un derrame. Porque ese empleado del Estado consume dentro de Santa Cruz y esto impulsa la actividad comercial interna.

Una actividad comercial reactivada genera trabajo y nuevas posibilidades productivas para todos.
Con esto resuelto, hay que hacerse cargo de las cuestiones pendientes en los establecimientos educativos, solucionar los problemas de infraestructura y técnicos hay, no puede ser que en una escuela no haya clases porque no funciona la caldera. Que un hospital no funcione porque no hay insumos. Que las fuerzas de seguridad no puedan realizar su trabajo de forma segura por falta de equipamiento. Para todo esto, tenemos que mejorar primero el presupuesto.
Mejorar el presupuesto va de la mano de un control estricto de los fondos públicos, tenemos que descentralizar la gestión de políticas públicas, pero centralizando los recursos económicos. Como digo yo “pararse arriba de la caja del Estado” y saber a dónde va a parar cada peso. Pero esto no termina ahí, la fiscalización va a estar en manos de todos, porque entre las primeras medidas que vamos a tomar, vamos a transparentar la gestión poniendo todo online, contrataciones, presupuestos, sueldos, planillas de presentismo, todo.

AE: Su provincia es una de las más golpeadas por el desempleo, ¿De qué modo piensa solucionar ese problema?

JB: Nuestras primeras acciones tienen que ir en el sentido de generar nuevos trabajos. El trabajo es el gran organizador social, el que brinda dignidad, perspectiva de futuro, devuelve sueños, todo lo que los santacruceños necesitamos. El trabajo es la solución y principio de todo, pero el trabajo hay que crearlo.
Para generar empleo vuelvo a lo anterior, como primera medida, y esto lo tengo que aclarar por una cuestión de responsabilidad y sinceridad hacia los santacruceños; tenemos que mejorar el presupuesto de la provincia, mejorar la recaudación ¿Cómo? Rediscutiendo con las grandes empresas las ganancias que dejan en Santa Cruz.

No podemos seguir cargando de impuestos al comerciante, al emprendedor, ni ajustándole el sueldo al vecino, es hora de que las grandes empresas que se llevan las riquezas que son de todos, hagan un esfuerzo como el que hacen en otras provincias.

Con un presupuesto más sólido, vamos a generar el mejoramiento salarial que requieren los trabajadores del Estado para llegar a fin de mes y poder consumir, el consumo reactivará en primera instancia la actividad comercial. Una actividad comercial fuerte genera puestos de empleo nuevos.
Adicionalmente, con una mejor recaudación y una administración eficiente de los recursos públicos, vamos a generar infraestructura productiva, en forma de puertos, rutas, gasoductos, acueductos, la planta de ósmosis inversa en Caleta Olivia, la megausina de Rio Turbio. Mientras estas obras se llevan a cabo se genera empleo, porque alguien las tiene que ejecutar, y una vez que se terminan, mejora la productividad de la provincia generando las condiciones para nuevas inversiones.
En conjunto con todo esto, necesitamos generar mesas de diálogo en las que se integre a todos los actores sociales locales. Localidad por localidad. De esas mesas tienen que salir los planes estratégicos para identificar y desarrollar las matrices productivas de cada ciudad. En esto el Estado provincial tiene que acompañar con obras de infraestructura, con equipamiento y con líneas de crédito a tasas accesibles que permitan a los emprendedores tener el impulso que necesitan, pero con capacidad de repago.
Todo lo que te acabo de decir parte de lo primer que tenemos que asumir los santacruceños.

Hay que mejorar la recaudación de la provincia y su presupuesto, pero eso no lo puede cargar en sus espaldas el vecino común, sino las grandes empresas que han hecho muchísimo dinero todos estos años.

Creemos que ellos tienen que seguir ganando mucho dinero, porque entendemos cómo funciona la economía, pero sabemos que el Estado santacruceño, el pueblo que lo habita, debe ser partícipe de las ganancias de una forma más equitativa.

AE: ¿En qué localidades de la provincia cree que deberían hacer más foco durante la campaña y por qué?

JB: La campaña se debe llevar a todos lados por igual, porque todos hacemos de Santa Cruz la provincia que es.

Nuestra forma de hacer las cosas es de cara al vecino, por eso andamos por la calle, vamos a la puerta del supermercado, para que nos conozcan y conocer, cara a cara, al vecino. Esa es la única forma de saber cuales son las verdaderas necesidades de los santacruceños y poder trabajar para resolverlas.

Siempre lo hicimos así y lo vamos a seguir haciendo, porque nosotros somos así, somos “la gente” de la que tanto hablan y tan poco conocen otros. En términos de conocimiento, de si me conocen o no, sin dudas el principal desafío lo tenemos en zona norte, en dónde por suerte crecimos muchísimo en el último tiempo, pero tenemos que seguir trabajando. Esta es una provincia muy extensa y yo no puedo esperar que todo el mundo venga a El Calafate a conocerme, por eso yo voy a verlos a ellos y voy a seguir yendo como gobernador, después del 11 de agosto.

 

Julian Alvarez Sansone