Ganó Cambiemos en La Falda, en test postimplosión

Oxígeno (localista) para Mauricio Macri en debut electoral en Córdoba, que muestra incomodidad de candidatos a intendente tras ruptura provincial.

En el debut de las urnas 2019 en Córdoba y a sólo horas de la implosión deCambiemos en la provincia ante la falta de acuerdo entre Ramón Mestre y Mario Negri en la pelea por la gobernación, Mauricio Macri tuvo su primera (y localista) sonrisa electoral, con el triunfo en la intendencia de La Falda de la alianza que lleva como socios a la UCR, el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica.

Juntos por La Falda retuvo así el poder con la victoria del secretario de Acción Social, el radical Javier Dieminger, quien sucederá al también ucerreísta Eduardo Arduh (Cambiemos), impedido legalmente para pelear su reelección.

Dieminger se impuso por 10 puntos (49% vs. 39%) sobre el candidato de Unión por Córdoba, Miguel Maldonado, quien contó con el respaldo del gobernador peronista Juan Schiaretti y de dirigentes kirchneristas.

En los hechos, los ecos de la defunción de Cambiemos-Córdoba alcanzaron ayer, por primera vez, a una elección municipal, y encontraron desacomodados a los candidatos locales de la coalición, que como buenos anfitriones recibieron la visita tanto de Negri como de Mestre. Primero, por separado. Y luego, ambos coincidieron anoche -tras las tensiones intestinas- en una foto en la celebración de Dieminger, y anotaron la victoria para el molino propio.

“Dieminger era el candidato del consenso”, dijeron ayer desde círculos locales, para graficar el presente en el que quedaron sumergidos los postulantes a intendente de Cambiemos en comicios municipales desdoblados de la compulsa provincial del 12 mayo.

El propio Dieminger admitió ayer la espinosa herencia tras el divorcio político. “Nos sentimos raros con esta situación de ruptura: somos la primera elección de la provincia y hemos trabajado unidos UCR y Cambiemos, y nos pareció que se llegó a la situación en que se vive por no concretar acciones”, dijo. Y, en esa línea, consideró que “el radicalismo y Cambiemos deberían haber ido unidos para recuperar el Gobierno de la provincia.”

Diferente será el escenario para los candidatos de la coalición en las contiendas municipales cordobesas que se pegarán con la provincial, ya que en ese caso deberán confirmar de qué candidato a gobernador se colgarán.

El tándem radical de Mestre y Carlos Brinner medirá fuerzas el 12 de mayo con la dupla de Negri y el macrista Héctor Baldassi, y con Schiaretti, quien buscará su reelección por Hacemos por Córdoba.