Disputas de poder en Rio Negro y Neuquén: la amenaza de los vicegobernadores

Como en todas las provincias, en la previa de cada elección importante se multiplican los rumores sobre posibles alianzas y negociaciones (tanto públicas como secretas). Sobre éstas, los vicegobernadores no están exentos, y las chances de ruptura o traición existen.

Algunos analistas locales sugieren que no sería descabellado pensar que los vicegobernadores de Neuquén y Rio Negro (Rolando Figueroa y Pedro Pesatti, respectivamente) podrían aspirar a romper con los actuales gobernadores y disputarles el poder.

Lo cierto es que cada caso tiene su particularidad, ya sea por motivos personales o de coyuntura, por conflictos y chispazos al interior de sus partidos o por aspiraciones extra partidarias. En ambos casos, se podría crear una alianza con distintas facciones del justicialismo con la idea de crear un puente o un trampolín que los eyecte hacia la Gobernación.

En Rio Negro, las chances de que el vicegobernador abandone Juntos parecerían ser lejanas siempre y cuando mantenga una posición de poder en el oficialismo, con el objetivo posterior de ser Gobernador. Pero no hay que ignorar que el peronismo de esa provincia hoy tiene un liderazgo destacado en la figura del intendente de General Roca, Martín Soria, por lo que su vuelta a las huestes del PJ estaría en principio supeditada a la autoridad del roquense.  De todos modos, no hay que dejar de destacar que Pesatti es de origen peronista y es pública su afinidad con el kirchnerismo en particular. Por lo tanto, de concretarse el pase, debería resignar ciertas aspiraciones.
En Neuquén, el panorama es también complejo. Se especula con una eventual alianza entre el peronismo y Figueroa, lo cual implicaría una serie de situaciones inéditas en la provincia. Primero, un vicegobernador en funciones abandonaría el partido y competiría contra la actual gestión en elecciones generales. De todos modos, habría que ver si el justicialismo estaría dispuesto a aceptar a un candidato externo, solo con la intención de obtener la gobernación.   Habría que ver qué dicen las encuestas el año que viene para saber si Rolando Figueroa podría ganar las internas del PJ e integrar un frente que una al peronismo y al Movimiento Popular Neuquino con la finalidad de vencer a la principal oposición, que hoy sería Cambiemos.