Julieta Lanteri, la Dra de las elecciones feministas.

Por Paula Caceres

Finde largo de agosto, el clima entre fines de invierno nos patea un poco adentro de casa, ya limpiaste toda la pila de apuntes, los platos y hasta las ventanas. Abrís Netflix, y decidís si te pones las pilas con alguna serie de las que ya seguís, o un nuevo lanzamiento. Ya se nota que aflojo un poco la ola verde post votación negativa de la ley sobre interrupción voluntaria del embarazo, y tu feminismo pide fuego, porque es así, porque no para.  

Foto de la pelicula “Las Sufragistas” (2015)

Veamos que hay : Vis a Vis, OITNB, La Casa de Papel, Las Chicas del Cable, no! Una película, porque el documental “She’s beautiful when she’s angry” (2014) ya lo viste hace mil. ¿Que encontramos? ¿Que buscábamos que encuentres en esta introducción interminable? “Las Sufragistas” película de Británica de 2015 popularizada en la plataforma digital con la sobre todo particular actuación de Meryl Streep como Emmeline Pankhurst, activista política del movimiento sufragista femenino en Inglaterra hacia finales del SXIX y principios del SXX.

Esta película no dejamos de recomendar que la veas, pero desde “Elecciones Argentinas” estamos buscando alcanzar otro giro en la mirada del movimiento feminista que muestra Sarah Gavron con sus sufragistas.

¿Quienes son nuestras sufragistas?

En Argentina fue fuerte el movimiento femenino y de incipiente feminismo hacia principios de SXX y fines del anterior, fuerte como la lucha de quienes lo encabezaron. Quizás sin el tinte violento que nos muestran nuestras compañeras Inglesas con su quema de buzones, ataque a residencias e incluso mártires;las sufragistas Argentinas no tuvieron una lucha menor, y de ahí hoy introducimos a la Dra. Julieta Lanteri Renshaw.

Julieta Lanteri nace un 22 de marzo de 1873 en Italia, para llegar con su familia a la Argentina en 1979, desde entonces ya se adapta como criolla. Fue parte de la primera camada de vecinos de la Ciudad de La Plata cuando se busca instalar una capital cosmopolita para la Provincia de Buenos Aires, y es en esa ciudad donde embate por primera vez contra los prejuicios de su género al integrarse a la comunidad educativa primero del Colegio Nacional de La Plata para luego ingresar a la Facultad de Medicina en Buenos Aires hacia 1897.

La Dra. Cecilia Grierson tomando examen en la Facultad de Medicina, 1909.

Este camino se lo debemos allanado a otras grandes mujeres feministas y también sufragistas como Cecilia Grierson o Elvira Rawson o la fatídica historia de Elida Passo entre otras varias.

En su oficio, a las mujeres se le negó el ejercicio en otras áreas varias veces, asi que debio en sus practicas recluirse en el sector de obstetricia de la facultad, que ni aun en el ejercicio de partera recibió remuneración alguna. Ya titulada en la profesión médica Julieta no la tuvo para nada más fácil, siendo bastardeada por su género, no pudo adscribirse nunca como catedrática regular ya que burocráticamente se le fue frenando la designación como a otras mujeres que la precedieron.

Y además, en principio no le quedó otra que trabajar en el campo de la vacunación de Viruela (poco apasionante e ingrato en el campo médico), aun a pesar de su interés por las enfermedades neurológicas. Tantos golpes, solo por ser mujer.

Pero Julieta Lanteri fue una distinta, en su tenacidad se notaba como siendo la sexta médica graduada en Argentina y primera de origen italiano con título universitario no le iba a alcanzar con la medicina. Porque las injusticias no se forjaban en la universidad, pero allí se vivían, en 1904 mientras terminaba de cursar su carrera, cofundó la Asociación de Universitarias Argentinas. Desde allí empezaría a crecer el ardid feminista en una basta cantidad de mujeres que empiezan a independizarse de sus tareas impuestas en un mundo masculino, y que se ven agotadas pero firmes en la lucha de cambiar las cosas.

Estación linea H Facultad de Derecho/ Julieta Lanteri

Hacia mediados de mayo de este 2018 inaugura el gobierno porteño la estación cabecera de la línea H Julieta Lanteri, ¿A quien homenajean? a una libre pensadora, no adscripta a ningún partido político de la época, en 1906 Julieta forma un Centro Feminista luego de asistir Congreso Internacional del Libre Pensamiento que se hizo en Buenos Aires y la acercó mucho más a ideas emancipatorias e igualitarias civiles y políticas, como ser por ejemplo el divorcio.

Estas mujeres se plantearon en el centenario de la república celebrar algo mas, y llevaron a cabo la logística que finalizaría en un grandísimo 1er Congreso Femenino Internacional de la República Argentina entre el 18 y el 23 de mayo de 1910.

Julieta fue la Secretaria General de tremendo evento, que cual piedra fundamental le da pie a lo que son sus siguientes pasos, ya que en noviembre de 1910 tramita su ciudadania Argentina, ya casada con el desconocido Alberto Renshaw, de quien se separaría año más tarde.

Cuando el 15 de Julio de 1911 obtiene su carta de ciudadanía, no hubo vuelta atrás. Corría en ese año aun la vigencia de la Ley 140 del Régimen Electoral Nacional sancionada en 1857 en el Congreso de Paraná en lo que fue la Confederacion Argentina, recien un año despues tendriamos la famosa Ley Saenz Peña. Julieta Lanteri había bien estudiado los requisitos que tenía para formar parte del padrón electoral Municipal y no lo dudó, carta de ciudadanía en mano, el 16 de Julio de 1911 pide ser inscripta y lo logra.

¿Que requisitos debía cumplir? Podian inscribirse los Ciudadanos con mayoría de edad,con la capacidad de leer y escribir, que se presenten personalmente a pedir la inscripción y hayan pagado en el año impuestos municipales de al menos $100, o contribución equivalente, o patente comercial o industrial por igual suma, o ejerzan alguna profesión liberal dentro del municipio y hallarse domiciliado en el municipio desde un año antes de la inscripción. Julieta quedó inscripta bajo la mirada anonadada de todo el registro.

26 de Noviembre de 1911 Dia Histórico.

Dra. Julieta Lanteri votando por primera vez.

Julieta Lanteri Renshaw, logra votar en las elecciones para la renovación del Concejo Deliberante. Primer voto femenino de Argentina y Sudamérica en el atrio de la Parroquia San Juan Evangelista de La Boca. Esta osadía duró poco, ya que el mismo Concejo Deliberante Porteño sancionó una ordenanza para sumar entre los requisitos de empadronamiento el servicio militar obligatorio, requisito cual Julieta aun pidiendo ser enrolada no logro acceder. Y hasta ahi llego con la ventaja intelectual del voto calificado que Alberdi nos adoctrino, porque ni aun llegando al Ministro de Guerra y Marina, pudo hacer temblar el pulso de quienes la expulsaban del sistema.

Los años pasaron, la actividad política y activista de Julieta no decae y se va transmutando, en la lucha feminista donde deposita toda su fuerza y capital.

“Los derechos no se mendigan, se conquistan”.

Julieta hacia 1919 trabada para seguir sufragando encontró que nadie podía ser impedido de ser candidato, y hacia allí fue. Con la fundación del Partido Feminista Nacional alistaron todo para su lanzamiento como candidata a Diputada Nacional, “en el parlamento una banca me espera, llevadme a ella” proclamaba Julieta hace casi 100 años, nos reconstruye la escritora Araceli Bellota (2012)*.

Feministas de ahora, bien podríamos retratar a un año del centenario de tremenda hazaña, como la Dra Lanteri se presentó firmemente como candidata y un 18 de Marzo concreto en la Plaza Flores el primer acto callejero protagonizado por una mujer, la mujer que le pedía votos a los hombres y que bien los consiguió, aunque sea unos pocos. Obviamente no ganó el escaño, pero gano una pelea más en este mundo plagado de machismo.

Julieta nuestra Dra en elecciones feministas supo capitalizar los fracasos electorales y siguió candidateandose: En Noviembre de 1920 le rechazan la postulación a concejal, con argumento en el enrolamiento militar. En 1922, se presentó como candidata a diputada en las elecciones nacionales acompañando la lista de los socialistas, donde con control de Yrigoyen triunfó ampliamente la UCR, pero fue un gran ensayo de alianza para las feministas. En 1924, 1926 e incluso 1930 fue candidata a Diputada Nacional con mismos resultados de derrota.

En 1932 ya habiendo dinamitado una gran parte de su capital económico, habiendo repuntado en su profesión gracias a desarrollar tratamientos contra la calvicie, Julieta Lanteri fue quitada de nuestra historia por un accidente automovilístico de dudosa concepción. Con 59 años Julieta agonizo 2 días en el Hospital Rawson antes de fallecer el 23 de febrero.

Foto Asamblea 8M 2018 de LatFem

Las luces que encendió una de nuestras más grandes sufragistas siguen prendidas hoy más allá de que en septiembre de 1947 se aprobó la ley 13.010 de voto femenino en la presidencia de J.D. Perón, las luces feministas crecen y alumbran un camino de lucha cada vez más grande.

 

* Este articulo tiene una fuerte vinculación a la lectura, e incluso citación del libro “Julieta Lanteri: La Pasión de una mujer” de Araceli Bellota (2012).

**Esta nota circula con un lenguaje accesible, la no aparición del complemento cis para los generos responde mas bien a una cuestion historica donde no se leían identidades por fuera de lo binario, por eso va la aclaración de que nos referimos en todos los casos a identidades Cis Género.