Luis Juez se candidatea y complica aún más la definición de Cambiemos en Córdoba

El ex embajador argentino en Ecuador desea enfrentar a Schiaretti, pero Baldassi, Negri, Aguad y Mestre también pulsean por la gobernación.

El carismático político cordobés Luis Juez amenaza con complicar aún más el armado de Cambiemos en Córdoba, donde quiere volver a competir por la gobernación contra el peronista Juan Schiaretti y se suma a la disputa que ya mantenían Héctor Baldassi, Ramón Mestre, Mario Negri y Oscar Aguad de cara a las elecciones del 2019.

 

Pocos  meses después del exabrupto que le valió su cargo en la Embajada de Ecuador (había dicho que los ecuatorianos son mugrientos), Juez le  metió  presión al Presidente Macri al recordarle que espera que el Gobierno “cumpla su promesa” de nombrarlo en el Ministerio de Interior, mientras dejó en claro que su plan a futuro es ser el candidato de Cambiemos en su provincia. Por otro lado, Juez también es consciente que en el corto plazo nadie pretende sacar al actual Ministro Rogelio Frigerio, de quien se cree que está desempeñando una muy buena función en ese Ministerio.

“Yo quiero ser candidato a gobernador. Hace muchos años que me vengo preparando, tenemos una idea de lo que se debe hacer”, dijo Juez en una entrevista con La Voz del Interior, el principal diario de Córdoba. En la misma, también mencionó que contaría con el aval del consejero político de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba.

Además, en diálogo con La Política Online, desde el gobierno reconocieron que el caso de Córdoba es complejo porque es una provincia en la que Macri tendría una muy buena performance y en la que se apuesta fuertemente a  la gobernación, pero aún no tienen un candidato definido pese a que el que estaría sonando con más chances sería el ex árbitro de fútbol y actual Diputado Nacional, Héctor Baldassi.

Si bien se saben quiénes son aspirantes a la gobernación, según los sondeos que vienen realizando desde el gobierno ninguno tiene demasiado potencial propio para ganarle a Schiaretti, que además es uno de los pocos gobernadores opostitores con una buena  relación con la Rosada. Debido a eso, en principio no saldrían a atacarlo de lleno.

Con estas declaraciones, Juez se sumó a Baldassi -que hasta hace un tiempo reconocían como el candidato macrista que sonaba más fuerte- y también tensó más la cuerda con los miembros del partido centenario, quienes  pretenden  poner a un candidato del partido radical y ya están en carrera: el diputado Mario Negri; el intendente de Córdoba capital, Ramón Mestre; y el actual Ministro de Defensa Oscar Aguad que también pisa fuerte en la provincia.

Desde la Casa Rosada aún creen que falta mucho y que no deben invalidar a nadie. Por ahora la idea es dejar pasar el tiempo e ir midiendo y sondeando las posibilidades de los distintos candidatos.

Si bien el Presidente sabe que tiene mucha fuerza en Córdoba, en Cambiemos (y sobre todo dentro del PRO) también reconocen  que es probable que ninguno de los candidatos radicales cordobeses tenga suficiente “brillo propio” como para no necesitar a Macri y son conscientes de que Schiaretti buscará adelantar la elección provincial para despegarse de la nacional, para impedir que el buen desempeño de Macri en territorio cordobés influya en la elección por la gobernación.

“Macri no dilapidará su capital político, necesita un candidato que reúna varias cualidades”, dijeron desde el Gobierno, aunque por ahora no quieren jugársela por ninguno de los potenciales candidatos. Además, faltando más de un año para las elecciones,  no descartan que algún otro intendente cordobés también quiera postularse para la gobernación.