¿El peronismo despertó del Knock Out?

Pasada la contundente derrota electoral en manos de Cambiemos (quien ganó en los cinco distritos más importantes del páis: Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé y Mendoza), el Partido Justicialista se puso en marcha con la clara intención de ser una opción electoral competitiva y exitosa. En sintonía con esta idea, en los últimos días ocurrieron encuentros partidarios con referentes nacionales y propios de la Provincia de Buenos Aires.

Reunión bonaerense en Hurlingham

En primer lugar, el PJ de la Provincia de Buenos Aires tuvo su primer congreso del 2018 en Hurlingham, del cual salieron algunas fotos de unidad. Los objetivos de la convocatoria eran elegir a los lideres que conducirán al partido, los que irán a la Junta Electoral y promover la Carta Orgánica. Sobre esto, la idea es que no se sancione a los peronistas que compitieron en las listas de otros partidos.

En la reunión, surgieron críticas a Vidal (quien es considerada la cara de Macri en la Provincia) y los gestos de unidad fueron señales bien recibidas por parte del randazzismo y el massismo. Sumado a eso, por fuera de los gestos de unidad y consenso, la discusión fue el reparto de los 300 cargos que había en juego.  Sobre este tema, se notó que varios jefes comunales hicieron pesar su territorialidad y su influencia intrapartidaria.

Sobre este evento, el Presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, declaró que “es un día histórico”, y que “hay que modernizar el partido para que el peronismo abra los brazos y el corazón hacia aquellos compañeros que por diferentes motivos han representado electoralmente otros partidos“.

Reunión nacional en San Luis

Por falta de ciertos actores relevantes (como Segio Uñac y Sergio Casas, gobernadores de San Juan y La Rioja, respectivamente), el regreso de Hugo Moyano al PJ fue una de las noticias más relevantes. La cumbre organizada por Alberto Rodríguez Saa (el único gobernador presente) en La Pedrera tuvo ciertos altibajos, y si bien pretendió unir al peronismo, se notó que tuvo una mayor presencia de figuras propias del kirchnerismo (como el Diputado Agustín Rossi, el ex candidato a Senador de Buenos Aires, Jorge Taiana, el Cuervo Larroque, y el Coqui Capitanich, entre otros).
El lema instalado por el gobernador puntano, “Hay 2019”, se hizo eco en redes sociales dentro de los sectores afines al kirchnerismo, al peronismo federal con sede en San Luis, y el moyanismo. Cabe mencionar que también estuvieron presentes algunos intendentes del peronismo bonaerense.

Sobre este evento, surgen algunos datos de color: en primer lugar, hacía tiempo que no había una reunión partidaria de esa dimensión. En segundo lugar,  hacía más tiempo incluso que no se hacía en el interior del país; y en tercer lugar, es relevante el dato de que la convocatoria no surgió del kirchnerismo, sino de un gobernador peronista. Según trascendió, este encuentro sería el primero de seis que deberían desarrollarse a lo largo del corriente año.

Así, se puede afirmar que el peronismo despertó del knock out que le propició Cambiemos en el 2017, y ya comenzó a accionar la maquinaria partidaria para competir en las elecciones del año que viene con la clara intención de retornar al poder. Resta saber si efectivamente habrá unidad entre los distintos espacios del peronismo y kirchnerismo, o si prevalecerán las diferencias y los faccionalismos dentro del movimiento de cara al armado de listas del año próximo.