Un año de definiciones en las fuerzas políticas rionegrinas

El 2019 se adelantó luego de los resultados de las legislativas del año último. Allí el triunfo de María Emilia Soria y el segundo lugar de Lorena Matzen significaron mucho más de lo que algunos piensan. Vayamos analizando al respecto…

La elección legislativa del pasado año se trató de una competencia con variantes importantes donde se impuso una característica de la política actual: la figura de una candidata mujer y joven con la que se identifica el electorado, así sucedió también con el votante rionegrino. Tanto la representante del Frente para la Victoria como su par de Cambiemos son dos figuras que tendrán fuerte protagonismo a partir de ahora. La primera con un capital electoral muy grande, después de su importante triunfo y en el caso de Lorena Matzen se erige como una de las figuras dentro de Cambiemos después de lograr la segunda banca en juego en aquella elección cuando nadie lo preveía unos meses antes, la diputada nacional de la localidad de Allen tiene posibilidades de discutir la candidatura máxima de su espacio en 2019.

El peronismo junto con las fuerzas aliadas que lo acompañaron en 2017 (aún falta definir si lo acompañarán en el 2019) ya tiene definido su candidato a gobernador, será el intendente de General Roca y presidente del Partido Justicialista rionegrino Martín Soria, resta por conocer quién será su acompañante en la fórmula y si, al igual que lo hiciera su padre con el Frente Grande, buscará conformarla con una figura de otra fuerza política (¿Magdalena Odarda?). Otro detalle no menor es observar como resuelve el espacio justicialista sus frentes internos, algo que dirimió muy bien en el 2011, pero que hoy no se observa tan claramente.

Cambiemos dependerá de la suerte del gobierno nacional y de la empatía del electorado rionegrino con el presidente Mauricio Macri, para que sus probables candidatos a la gobernación (Aníbal Tortoriello, Sergio Wisky o Lorena Matzen) tengan posibilidades de competirle al candidato roquense.

En Juntos Somos Río Negro se está intentando dar un renacimiento de la fuerza luego de la debacle electoral de las PASO 2017. Hace unos días atrás en la localidad de Dina Huapi el intendente de San Carlos de Bariloche Gustavo Gennuso convocó a una reunión para elaborar estrategias de cara al futuro, la mayoría de ellas tienen que ver con el Plan Castello, el cual seguramente será el eje principal del discurso del día jueves del gobernador Alberto Weretilneck.

Del cónclave del partido que gobierna la provincia participaron las dos figuras con proyección que podrían integrar la fórmula: el vicegobernador Pedro Pesatti y el jefe del bloque de legisladores de Juntos, Alejandro Palmieri. También el intendente de la ciudad andina querrá ser parte de la discusión de la fórmula provincial.

Todas las fuerzas políticas provinciales apuestan fuerte al 2019, saben que el tiempo es muy importante y aún quedan muchas incógnitas por resolver, si bien algunas fuerzas avanzaron en candidaturas y definiciones, aún resta mucho tiempo y habrá muchas reuniones y negociaciones hasta llegar a conocer cuáles serán las fórmulas de cada uno de los partidos en competencia por la gobernación de Río Negro.