Aportes para el debate profundo sobre la reforma electoral

Por Hernán Arboledas*

Las últimas elecciones han visualizado inconvenientes al momento de votar para los cuales desde el CIPJE Centro de Investigaciones y Proyectos en materia Judicial y políticas de Estadoy el Observatorio de Análisis y Datos Electorales de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación nos proponemos pensar posibles modificaciones que permitan mejorar la calidad institucional.

La democracia la hacemos entre todos y es por eso que nuestros desafíos trascienden los intereses partidarios para generar condiciones genuinas de control, trasparencia y donde se garantice el secreto del sufragio. Estamos convencidos de que así contribuiremos al mejoramiento de un sistema electoral, que nos exige mayor atención, y del cual se pretende que otorgue claridad a todos los electores.

El sistema de boleta partidaria – también conocida como “lista sábana” – ha demostrado señales de agotamiento: sistema político altamente fragmentado, esto es, con un gran número de partidos políticos sumado a la imposibilidad de cada uno logre una fiscalización total. A estos hechos hay que sumarle las “distorsiones” que suelen aplicarse en muchas provincias como ser la ley de lemas, acoples o colectoras.

Una verdadera reforma deber ir más allá del modo de votación, pero también es cierto que éste incide y ayuda a un proceso transparente. De esta manera, una primera cuestión que recomendamos es el paso a la boleta única. Aquí inevitablemente nos introducimos en una segunda cuestión: ¿papel o electrónica? Asumiendo que ambas son una mejora pero a su vez perfectibles, detallaremos algunas cuestiones.

Nuestra principal sospecha sobre la introducción de tecnología es sobre la posibilidad de adulterar el secreto del voto. sumado al peligro de su instalación a nivel nacional sin la contemplación de pruebas pilotos. En este línea, nos parece propicio seguir las recomendaciones establecidas en el último informe del CONICET (2017). 

Es por ello que creemos que el primer cambio debe ser hacia la Boleta Única Papel. Es el sistema más utilizado en el mundo y curiosamente en nuestro país hay dos provincias que lo utilizan – con diferencia entre sí – sus respectivas elecciones provinciales: Santa Fe y Córdoba. Además, en nuestro país es usado por la población carcelaria y en consulados y embajadas. En todos los casos sus repectivos funcionamientos hacen que nos parece propicio su inmediata aplicación.

Por otra parte, creemos fuertemente necesario para la transparencia electoral que sea la Justicia Electoral la encargada de realizar el escrutinio provisorio. Esto ayudaría a eliminar suspicacias tanto en la carga de datos como en los primeros resultados que se publican. La Justicia Electoral es independiente a cualquier fuerza política que detente el poder ejecutivo.

Para concluir, celebramos que a estas cuestiones se sume el debate sobre una nueva ley de financiamiento partidario, otros de los ejes fundamentales para la calidad democrática. Desde CIPJE y el Observatorio de Análisis y Datos Electorales de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación celebramos el debate y los invitamos a que conozcan nuestras propuestas y trabajos en nuestras redes sociales (Twitter: @CIPJEar y Facebook: CIPJE) 

*El autor es Secretario General del Fuero Electoral Capital Federal de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nacion. Miembro del CIPJE. Twitter: @hernanarboledas ‏