Sebastián Galmarini: “Debemos ver cómo acercar la Ciencia Política para brindar soluciones a los problemas electorales que aún persisten en nuestro país”

El politólogo y Senador de la Provincia de Buenos Aires, Sebastián Galmarini, asistió al evento para celebrar los 10 años de Elecciones Argentinas. Luego de la charla en la UCES donde también asistieron los docentes de la UNSAM Alejandro Tullio, Mariana Caminotti, y el director del INCAP, Fernando Bogado, el referente de 1País fue entrevistado por Elecciones Argentinas. Así, Galmarini habló sobre la importancia del evento, el desempeño de Sergio Massa en las pasadas elecciones, y dio su postura sobre los posibles avances que se podrían venir para dividir la Provincia de Buenos Aires y/o La Matanza, los distritos más populosos y significativos en los planos provincial y municipal.

¿Qué opina de este nuevo evento organizado para celebrar el decimo aniversario de Elecciones Argentinas?
Siempre es bueno que asociaciones de la sociedad civil junto con universidades, como UCES en este caso, inviten a reflexionar sobre el impacto del juego de ida y vuelta entre las instituciones políticas y las prácticas políticas como resultado de la expresión popular. Creo que la jornada fue sin duda muy fructífera, hubo debates de mucha altura y muy inteligentes. Nos queda por ver cómo acercar la ciencia política y ciertas soluciones a problemas electorales que aún persisten en nuestro país.

Algunos creen que 1País estuvo por debajo de las expectativas, ¿A usted le sorprendió el desempeño de Sergio Massa en las elecciones? ¿O preveían que  podría haber tanta distancia entre los competidores de Cambiemos y Unidad Ciudadana?
En la política argentina todos sabemos a qué jugamos y, en todo caso, teníamos la expectativa de lograr un mejor resultado. Pero creemos que hubo un acuerdo tácito entre Cambiemos y Cristina Kirchner para polarizar entre ellos para dejar relegados a otros aspirantes. Creemos que esa polarización reproduce escenarios pasados que no fueron buenos para el país. Si uno mira desprevenidamente la realidad argentina y leyera los diarios de quince años atrás va a leer que seguimos discutiendo la baja de las jubilaciones, la reducción del déficit fiscal, seguimos hablando de flexibilidad laboral. Los problemas que tenemos parecen ser cíclicos, por eso siempre es bueno debatir sobre ellos en ámbitos académicos con altura. Hay que llevar la práctica de la ciencia política a la realidad política diaria de los argentinos.

En la agenda legislativa de la Provincia de Buenos Aires se especula con que en los próximos dos años se avanzarían con reformas importantes como la partición del a Provincia de Buenos Aires. ¿Cuál sería su postura en ese caso?
Yo creo que la sola división no es una solución mágica, que no resolvería problemas estructurales, históricos y culturales pre-existentes en ciertas áreas. Yo creo que quizás es una manera de esconderlos y trasladarlos para adelante. Quizás lo que se generarían son municipios desiguales, como ya pasó con las divisiones llevadas a cabo en el año 95. Para eso, habría que tener una reforma de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires. Yo creo que lo que se generarían no  serían estrictamente soluciones, sino que se generaría una división de una unidad heterogénea en unidades más homogéneas, algunas más pujantes que otras. Hay que ver qué resultados daría, dado que no creo que los resultados de General Sarmiento, el viejo Morón o Lomas de Zamora hayan sido del todo favorables. Yo tengo la sensación  de que el caso merece discusiones serias, con reformas en las leyes orgánicas municipales. No puede ser que municipios como Lezama, Florentino Ameghino, o Tordillo tengan las mismas atribuciones u obligaciones que tienen municipios como La Matanza, Lomas de Zamora o San Isidro. Habría que reformar la ley, dado que Buenos Aires es una de las pocas provincias que no avanzó tras las reforma constitucional en establecer distintas escalas y competencias a la hora de asignar recursos para que los municipios sean efectivamente viables.

Ya que usted tocó el tema de la política municipal, y, precisamente, mencionó a La Matanza… ¿Qué opinaría usted de un eventual avance del oficialismo con la intención de dividir el municipio de La Matanza?
El proyecto de dividir La Matanza no es propio ni del Ejecutivo ni del oficialismo, sino que es propio del GEN. Fue presentado por el diputado Marcelo Díaz, y hasta el día de hoy no ha tenido tratamiento legislativo, todavía no tiene despacho de comisión. En ese sentido, puedo decir que, más allá de la innegable magnitud del municipio de La Matanza, no tiene nada que ver un vecino que vive en San Justo o Ramos Mejía con lo que le pasa a un vecino de Laferrere, Virrey del Pino o González Catán. Yo creo que lo que hay que hacer es no obviar un debate previo que establezca escalas de municipios para que luego podamos entender cómo es el funcionamiento  y las lógicas de ciertos territorios, qué competencias, posibilidades y obligaciones le caberían a cada administración territorial.

Una última pregunta, ¿Cree usted que Sergio Massa volvería a presentarse para Presidente? ¿O apuntaría a la Gobernación de Buenos Aires analizando alguna alianza de por medio?
Falta mucho. Hoy eso es como un viaje a la Luna. Llegado al caso, los directivos del partido analizarán cuáles son las opciones más viables y convenientes para el partido y los representantes, pero, insisto, falta mucho y no nos hemos puesto a pensar en ello.