David Pablo Schlereth: “A Cambiemos le va a ir muy bien tanto en las PASO como en las elecciones generales”

Nació el 11 de abril de 1970 en Capital Federal y a los 7 años se mudó junto a su familia a Cutral Có, provincia de Neuquén. A los 8 años perdió a su mamá en un accidente automovilístico. Vivió con su papá y sus hermanos hasta la adolescencia. Al terminar los estudios secundarios, se fue a vivir y a estudiar a la capital provincial, donde se recibió de contador público nacional en la Universidad Nacional del Comahue. Está casado y tiene 3 hijos. Trabajó como gerente y luego fue presidente de la mutual. También forma parte del equipo pastoral de una comunidad religiosa desde hace más de 22 años.  En 2013 el intendente Quiroga lo invita a ser parte de la lista de concejales de la ciudad de Neuquén, año en que  fue electo y designado presidente del Concejo  Deliberante. Hasta allí no había incursionado en el trabajo político ni tenía afiliación partidaria. Su llegada a la política desde Nuevo Compromiso Neuquino como candidato independiente fue rotando hacia su actual compromiso como militante del PRO. Actualmente es uno de los precandidatos a diputado nacional por Cambiemos en la provincia de Neuquén y forma parte de la última generación de políticos que se incorpora a la escena local.

-¿Cómo se conforma Cambiemos en la provincia de Neuquén?

Cambiemos está conformado por la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica ARI, el Pro y Nuevo Compromiso Neuquino, que es un partido de distrito aquí en la provincia del Neuquén. A estas cuatro fuerzas políticas le agregaría una quinta que es la de muchos ciudadanos de la provincia que ven en Cambiemos y en este espacio político, la posibilidad cierta de poder crecer, transformar la provincia y creo que este quinto aspecto, es muy importante en la inclusión de jóvenes, profesionales, trabajadores que le dan realmente una visión mucho más amplia a esta convicción de cambiar la realidad de la provincia y el país.

-¿Cuáles son los temas de la campaña electoral de Cambiemos?

Recorriendo la provincia, de alguna manera, ratificamos lo que al comenzar la campaña teníamos como premisa: trabajar sobre la creación de puestos de trabajo genuino y auténtico del sector privado. Para eso,  tenemos que ocuparnos de cuestiones que en  Neuquén han sido postergadas, relegadas durante décadas como es el cambio, la reconversión de la matriz productiva, mejorar las condiciones de infraestructura, servicios, para que  se puedan desarrollar nuevas actividades. Dentro del desarrollo económico de la provincia generadora de empleo, la actividad hidrocarburos es muy importante pero eso no llega a toda la geografía de la provincia. Hay que trabajar para que las zonas más postergadas tengan opciones de nuevos puestos de trabajo.

-¿Cómo observa la campaña electoral en las PASO? ¿Cree que los resultados pueden diferir de los de la elección general de octubre?

Percibimos cierta apatía en algunos sectores de la población o desinformación en otros y creo que es importante que la gente concurra a votar, Estamos convencidos que a Cambiemos le va a ir muy bien tanto en las PASO como en las elecciones generales. Vemos en la población una maduración de este proceso y la necesidad de avanzar en este cambio. Creo que es importante para el crecimiento del sistema democrático que el pueblo se pronuncie cada vez que tiene la oportunidad de hacerlo a través de una elección.

-¿Está usted a favor de la continuidad de las PASO? ¿Las considera útiles para el fortalecimiento del sistema democrático?

Como se han presentado últimamente, creo que es indispensable revisarlo porque lo que debió haber sido la regla y es que los espacios políticos vayan a las PASO para dirimir sus cuestiones internas en esta instancia se ha transformado en la excepción porque son muy contados, muy pocos los espacios políticos que van con más de un candidato, con lo cual el espíritu con el cual se sancionó se perdió totalmente. Un caso concreto y reciente es el de la ex presidenta Cristina Fernández, quien deliberadamente decidió obviar las PASO, saliendo del espacio político al cual pertenece  y creando un nuevo espacio político con el único sentido de evitar esta instancia. Estoy convencido que es necesario revisar no solamente la continuidad de las PASO sino también la metodología de elección. Salir de este sistema arcaico de la boleta papel que incluso da para las mañas, las picardías y las viejas prácticas, todo en función  de sacar alguna ventajas e ir directamente al sistema único de boleta electrónica que ha sido probado en la provincia de Salta, Buenos Aires, Córdoba, San Luis y en Neuquén,  ya nadie duda que es un sistema absolutamente probado, transparente, eficaz, y por si faltara algo en los beneficios de este sistema permite el conteo manual. 

-¿Cómo observa hoy a la provincia de Neuquén y a las políticas del gobierno nacional para la provincia?

Neuquén, con el potencial que tiene, ha perdido dos décadas, 20 años de progreso. Es  una de las provincias cuyo ingreso per cápita es de los más altos y con un presupuesto provincial de más del doble de la media del país. Sin embargo, hoy tenemos una provincia con serias dificultades en la prestación de los servicios básicos: un sistema de salud que hace 20-30 años atrás era modelo y que hoy presenta serias deficiencias en el funcionamiento básico; un sistema educativo absolutamente en crisis,  con falta de infraestructura, empleo. Está a las claras que no se han tomado buenas decisiones para encausar todo ese potencial en beneficio de los neuquinos y de mucha gente que vino a radicarse a la provincia. Creo que estamos frente a una oportunidad si somos capaces de aplicar estos conceptos de gestión eficiente, transparencia, de trabajar para resolver los problemas de la gente. El gobierno nacional ha puesto su impronta más importante a nivel nacional, si eso pudiéramos aplicarlo en una administración provincial en Neuquén, sin duda, la realidad sería absolutamente distinta, muchísimo mejor a la que hoy tenemos.

-¿La campaña electoral se nacionalizará o se tratará de una disputa provincial?

En la provincia de Neuquén tenemos la particularidad de la presencia de un actor que es el partido provincial que usualmente  genera alguna diferencia en cuanto al escenario nacional, de todas maneras nosotros somos Cambiemos, levantamos la banderas de Cambiemos, vamos a ser fieles a eso, creemos que la gente está esperando, demandando, tiene expectativas que el cambio que se inició en el país en 2015 lo podamos trasladar a la vida cotidiana de los neuquinos y para eso necesitamos afianzar nuestro espacio político y seguir sumando al cambio que ya está en proceso en la Argentina. 

-¿Por qué cree usted que es tan difícil vencer al MPN? ¿Será esta elección importante de cara a la que elegirá al próximo gobernador en 2019?

Siempre las elecciones legislativas son importantes pero en ningún caso son definitorias respecto a la que sigue, de cargos electivos a cargos ejecutivos. Nosotros creemos que Cambiemos es una propuesta de alternancia que está creciendo, generando confianza en muchos neuquinos, que obviamente es la expresión provincial de lo que el gobierno nacional está haciendo a nivel nacional. Estoy seguro que si somos capaces de continuar en este camino definitivamente Cambiemos es la alternancia a los gobiernos del MPN. En  el escenario electoral de las legislativas nos va a ir muy bien, no solamente vamos a lograr un diputado más de Cambiemos por Neuquén sino que además tenemos serias aspiraciones de ser gobierno en la provincia en el 2019, que esto suceda, dependerá más de Cambiemos que del propio MPN. Por la cantidad de años que lleva en el poder ha transformado el Estado en una maquinaria electoral y ha dado la espalda a la solución de los problemas de los neuquinos. Ese es el gran escollo que tenemos que vencer,  no tanto a un partido que, como partido político que obviamente respetamos, insisto en que dependemos más de lo que podamos construir desde Cambiemos que lo que el MPN podría hacer por sí. Si tomamos los últimos 20 años, el MPN venia ganando las elecciones ejecutivas por el 50% o más de los votos, y en las últimas elecciones sacó algo más del 30%, este es un signo concreto que los ciudadanos están en la búsqueda de una alternativa y Cambiemos es esa alternativa.