El camino hacia las PASO en Río Negro

En Río Negro hubo triunfos repartidos entre el radicalismo hasta entrado el año 2000 y el peronismo, victorioso desde el año 2005 en contiendas legislativas provinciales. En esta oportunidad de triunfar Juntos Somos Río Negro podría darse la novedad de que el ganador fuera alguien distinto a las anteriores elecciones.

“No hay candidaturas confirmadas”, repiten todos. En algunos casos puede ser cierto, pero el verdadero motivo es mantener el suspenso hasta el último momento, si se puede hasta minutos antes del cierre de listas, el próximo 24 de junio. Las próximas elecciones legislativas en Río Negro dirimirán la competencia por dos bancas de diputados nacionales, se trata de elecciones importantes y que muchas veces son un adelanto de lo que pasará en los años siguientes.

El reciente partido que gobierna la provincia (en el 2015 se trató de una alianza electoral) elaboró diversas estrategias teniendo en cuenta el escenario nacional que podría virar hacia una polarización o en una competencia entre tres fuerzas. Por ello primero se especuló de que iría en alianza con Cambiemos, luego que no presentaría lista y finalmente, como ocurrirá, que se presentaría como propuesta provincial. El candidato también se viene evaluando y midiendo en encuestas desde hace un tiempo y estaría entre el vicegobernador Pedro Pesatti y el legislador provincial Alejandro Palmieri, quien sea finalmente el que encabece la lista no es un dato menor debido a que desde el oficialismo provincial se plantea la posibilidad de reelección al actual mandatario Alberto Weretilneck en 2019.

Si bien siempre desde el oficialismo se esbozó que el primer mandato fue en reemplazo de Carlos Soria, por lo cual no se contaría como un período, esta interpretación es para muchos juristas incorrecta ya que la imposibilidad de ser reelecto no recae solamente en la figura del gobernador sino que se extiende al vice, tal como lo menciona la constitución provincial. Si no fuera viable esta iniciativa, quien encabece la lista en octubre podría ser una de las opciones a futuro para esa candidatura.

Cambiemos conformará en Río Negro una alianza con la UCR, partido éste último que votó justamente en la Convención para ir en un mismo frente electoral. También como en el caso de Juntos esperan las encuestas que medirán al electorado hasta la última semana de cierre de listas de candidatos. El objetivo es realizar una buena elección de cara al 2019, saben que será muy difícil obtener una de las bancas, ya que si bien en la última elección de diputados nacionales lograron uno de los tres lugares en juego, en aquella elección no compitió el oficialismo provincial, que meses antes había triunfado en la elección ejecutiva con más del 50 % de los votos. En aquella elección del año 2015, el Frente para la Victoria obtuvo el triunfo con el 57 % de los votos, logrando dos bancas y Cambiemos consiguió la tercera con el 30 % de los sufragios.

En el año 2013 el Frente para la Victoria obtuvo las dos bancas que se pusieron en juego para diputados nacionales, por su parte, en la elección de senadores nacionales los dos primeros lugares fueron para el Fpv (cuya lista encabezaba Miguel Ángel Pichetto, en su tercer triunfo consecutivo como senador nacional) y la tercera banca para la minoría quedaba en poder de la representante del Frente Progresista Magdalena Odarda, quien era votada por más de 90.000 rionegrinos.

Odarda realizó una gran elección hace cuatro años atrás, lo cual le posibilitó una banca en el Senado Nacional, hoy el contexto es muy distinto y se enfrenta tanto a una candidata con mayor conocimiento (como es el caso de María Emilia Soria) como al candidato del gobierno provincial. Peleará la elección con más frentes electorales que en sus últimas contiendas, ya que parte de su electorado en aquella elección perteneció a votantes radicales.

El Frente para la Victoria selló un acuerdo en la localidad de Choele Choel con diversas fuerzas políticas para confluir en un espacio común liderado por el Partido Justicialista, participaron de la constitución de la alianza el presidente del PJ Martín Soria, el vicepresidente Daniel Belloso, el presidente del Frente Grande Julio Acavallo y distintos referentes de las demás agrupaciones que conformarán el frente electoral.

Habrá competencia en las PASO: una candidata será la actual diputada nacional María Emilia Soria, con mucha visibilidad en medios nacionales y provinciales a partir de diversas intervenciones como el tema frutícola, medio ambiental (denuncias sobre la contaminación del río Negro) y el reciente debate acerca de la instalación de la Planta Nuclear en la provincia. Quien secundaría a la actual diputada sería el concejal de Bariloche Ramón Chiocconi, aportando la variable geográfica a la fórmula, que cumpliría con el mandato Roca-Bariloche.

La otra lista que presentará el FpV es la que encabezará el legislador provincial Mario Sabatella en compañía de Andrea Galaverna, aquí la fórmula sería Viedma-Bariloche. Otros dirigentes que se presentarían en distintas listas serían Rubén Yahuar y Ceferino Namuncurá, ambos dirigentes peronistas de la línea sur rionegrina.

Los candidatos a diputados nacionales por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) fueron presentados y serán Norma Dardik, Alejandro Britos y Mali Quintillán.

Las próximas elecciones legislativas para renovar diputados nacionales en Río Negro presentan un contexto aún con incógnitas acerca de quiénes serán los candidatos de cada frente electoral, lo que si se observa es un escenario con diversas fuerzas con expectativas de lograr alguna de las bancas en juego.

Contarán con la novedad de que ni la UCR ni el PJ gobiernan la provincia y por primera vez el partido en el gobierno competirá en las mismas sin el peronismo como socio en una coalición (como ocurrió en 2013), teniendo en cuenta que en 2015 no presentó candidatos a la elección de legisladores nacionales.