Se aprobó la Boleta Única Electrónica y la paridad de género en Neuquén

En el día de ayer, fue aprobado en la legislatura neuquina el proyecto de reforma política impulsado por el oficialismo, el cual contenía como elementos más destacados el cambio de la herramienta de votación hacia el sistema de Boleta Única Electrónica (BUE) y la inclusión de la paridad de género en las listas de candidatos a cargos legislativos. La reforma entrará en vigencia a partir del 2019.

La paridad de género sancionada implica la distribución intercalada en la lista de un 50% de los cargos en juego para hombres y un 50% mujeres, buscando garantizar la igualdad en la representación.

El sistema de BUE adoptado será similar al ya utilizado en Neuquén capital, es decir, el que implica emitir un voto seleccionando las preferencias en una pantalla, las cuales quedan reflejadas en la boleta previamente introducida en la máquina, por un lado por su aparición escrita (impresa) y por otro, se incluye un elemento electrónico que guarda la información del voto emitido (chip o código QR). El orden de aparición de los candidatos en pantalla establecerá aleatoriamente , y el elector podrá optar por votar por lista completa o  escoger por categoría. El escrutinio provisorio se realizará de manera electrónica, y al igual que en los casos de Salta y Capital Federal, al momento del conteo final, se establece la selección aleatoria de un 5% de las mesas como testigo, sobre las cuales se realizará un escrutinio manual de los votos en soporte papel que se cotejará con las actas de las mesas. El acta de escrutinio será realizada por el presidente de mesa y se entregará al delegado de la Justicia Electoral, junto con el certificado de transmisión de resultados, firmado por el presidente de mesa y los fiscales.

Además fueron aprobados también la elección del gobernador a simple pluralidad de sufragios, la prohibición de las candidaturas simultaneas, una cuota en medios audiovisuales garantizada por el Estado para difundir propuestas electorales durante los últimos diez días de campaña, la designación de fiscales electrónicos por partido y el periodo de campaña por 60 días, entre otras propuestas.

El tratamiento del proyecto de ley se realizó en medio de la polémica, ya que la oposición reclamando la imposibilidad de debatir sobre el mismo decidió retirarse del recinto. La controversia estalló cuando el diputado Sergio Gallia (Adelante Neuquén) reclamara que los legisladores que restaban por tener la palabra, hagan uso de la misma en el debate en particular, está situación puede explicarse debido a que el oficialismo ya contaba con los votos necesarios para la aprobación del proyecto y provocó el abandono de la cámara por parte de los bloques del Frente Para la Victoria, Libres del Sur, FIT, NE –FG y FPN -UNE. El tratamiento duró una hora y obtuvo los votos positivos del Movimiento Popular Neuquino, el PRO, el Frente Renovador, la UCR y el Nuevo Compromiso Neuquino, llegando a la suma de 22 votos, logrando la aprobación del proyecto.

La iniciativa original había sido propuesta por el gobernador Omar Gutierrez, e incluía la eliminación de la colectoras y las listas espejo, pero estas medidas debieron ser retiradas para lograr un mayor consenso entre los bloques y llegar a la aprobación de la reforma. Otros temas que quedaron excluidos, fueron la propuesta de la boleta única en formato papel, las primarias abiertas y obligatorias y el financiamiento público de las campañas.