CRONICA DEL FIFTY/FIFTY EN LAS LISTAS BONAERENSES

Por Paula Caceres

 Hacia el mediodía de este martes 4 de octubre, en las calles de La Plata una jornada soleada anunciaba otro hecho histórico de la mano de las reformas electorales que hace poco eran noticia por el limite a la reelección indefinida.  En este se trataba de subir el piso del 30% a una excelentísima y clara paridad, o fifty/fifty para la conformación de listas.

Este paso se consagro en la legislatura de la Provincia de Buenos Aires a las exactas 16:55hs, no sin antes recorrer 2hs de exposición por parte del pleno de diputados y no sin encontrar opositores.

 La sesión programada para las 14 hs, inicio con un quorum de 70 diputados y hacia el final cerro con algo así de 79 presentes, contabilizando la mayor cantidad de ausentes por parte del frente oficialista CAMBIEMOS (8 ausentes), luego el FPV con 3 ausentes y una completa bancada del Frente Renovador padre del proyecto aprobado.

La sesión tuvo sus notas de color, los tumultuosos palcos “massificados” hacían eco del festejo que resultaba la aprobación del proyecto del Senador Provincial Sebastián Galmarini y el respaldo público de Malena su hermana, y su madre Marcela Durrieu quienes acompañaban en los palcos del primer piso. Esta última, Marcela, fuParidad Bonaerensee participe hacia 1991 de la aprobación de la cuota mínima obligatoria de candidaturas femeninas para todos los partidos y que ahora se corona con un paso más hacia la igualdad de géneros, de la mano de sus dos hijos, uno en provincia y la otra en Nación.

Por otro lado, decoraban el segundo piso de palcos las banderas con la cara de la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, banderas de varios partidos partes de la coalición, globos coloridos y el llamativo globo gigante que la representaba bajo la consigna de PARIDAD. Este aparato bancado por militantes sobretodo longevos y unos llamativos jóvenes con distintivos de la Juventud Radical y Franja Morada, denotaban mucha popularidad en torno a la figura de LA mujer Bonaerense.

Un frente para la victoria marginado en los últimos pisos de los palcos, se hicieron notar a fuerza de gritos y canticos. Ante la arenga de los legisladores, los militantes del proyecto Nacional y Popular respondían con aplausos y ovaciones a las figuras políticas indiscutidas que se mencionaban, pero sobre todo a sus lideresas, Eva Perón y Cristina Fernández de Kirchner.  Su presencia, aunque más escasa que en otras épocas, siempre es disruptiva, sobre todo al inicio cuando en la puja por colgar las banderas de cada bloque, desplegaron una gran bandera argentina, que bajo la consigna de “Lima x la Autonomía” cayó sobre el palco de cambiemos, desatando la ira de quienes veían entorpecida la visión de la sesión.

Estos datos complementaban la escena en la cual ningún legislador quiso perder protagonismo, los ejes argumentales fueron varios. Por un lado, los repasos históricos en las luchas feministas, desde los inicios de los derechos civiles, el voto femenino, las reivindicaciones en torno al divorcio y la patria potestad compartida. Hasta la ley de identidad de género, las cuotas y por supuesto el trayecto y consenso necesario del cual todos se ufanaban ser parte hacia la concreción de esta ley de paridad.

En la aprobación de esta ley que se concretará en el armado de las listas en los próximos comicios de cuerpos colegiados, dieron la nota la mención del aborto como tema para asentar en la agenda. La Diputada del FPV Lucia Portos acentuó su postura con el característico pañuelo verde de la “Campaña Nacional por el Derecho al aborto” en su cuello; y el posicionamiento categórico sobre los derechos de mujeres, incluso tortas, locas y putas, palabras textuales que se hicieron notar en el conservador recinto.

A contra partida, el Diputado Mario Pablo Giacobbe, del Justicialismo Bonaerense, manifestó su descontento con el proyecto y adelanta la abstención de su bloque. Sus argumentos resonaron en toda la cámara, razón por la cual fue interrumpido en múltiples oportunidades dado que relacionaba erróneamente el proyecto con una ponderación del “sexo” (corregido por el público por género) femenino por sobre la capacidad y el mérito. Fue sin dudas, el discurso más abucheado de la tarde, por las cientas de compañeras que acompañaban en la cámara los festejos por la paridad.

El Frente renovador, mucho más suelto y risueño por la inminente aprobación de la ley que propiciaban, se dio el lujo de parte de sus diputados expositores, de bromear con el composé de sweaters y corbatas con el violeta que representaba su cartelería. No hubo mucho más que decir, bajo la dirección de sus dirigentes, Sergio Massa, Malena y Sebastián Galmarini, la provincia de Buenos Aires llevaría a cabo una reforma que empuja a la Nación a votar paridad.