Page: “es inaceptable que se deje de lado el régimen de financiamiento”

2a478dc

Conocé las propuestas de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la reforma político-electoral nacional.

Desde Elecciones Argentinas – Argentina Elections lanzamos un nuevo ciclo de entrevistas, esta vez dirigido a representantes de OSC especializadas en materia electoral, en está oportunidad María Page, Coordinadora del Programa de Instituciones Políticas del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

En las mismas abordaremos tres ejes: la evaluación de las pasadas elecciones del año 2015, la postura frente a la propuesta actual del Gobierno Nacional de reforma electoral (Boleta Única Electrónica, Calendario Electoral unificado y Organismo Electoral) y que otras temáticas deberían ser incluidas en este proceso de reforma.

  1. Cuáles fueron las principales acciones llevadas a cabo por CIPPEC en las elecciones 2015?

María Page: El 2015 fue un año muy intenso. Con muchos cargos muy importantes en juego, fue un verdadero “baile de las sillas”: 40 elecciones en 22 fechas distintas. Desde el Observatorio Electoral Argentino de CIPPEC nos propusimos generar y difundir análisis para acompañar ese complejo proceso y mejorar la calidad del debate. Así surgió Cuadernos Electorales. Armamos una red con prestigiosos  investigadores de cada provincia que analizaron las elecciones de su distrito y las nacionales; sistematizamos información de cada elección y publicamos cientos de infografías para mostrar y discutir qué estaba en juego y los resultados. También elaboramos algunos materiales informativos para contribuir a difundir como funcionan los momentos del proceso electoral que quizás se conocen menos, como el recuento provisorio y el escrutinio. También con Ernesto Calvo analizamos la transferencia de votos entre la primera y segunda vuelta en la elección del Jefe de Gobierno de la Ciudad y en cada provincia para las presidenciales. Armamos una red de lujo y tuvimos muy buena circulación en redes .

Otro gran logro fue la participación en Argentina Debate , que consiguió que se realizaran los primeros debates entre candidatos a presidente de la historia de nuestro país.

También junto con Poder Ciudadano promovimos y logramos la regulación de las donaciones con tarjeta de crédito para campañas electorales. Fue parte de un trabajo que venimos haciendo con los partidos para alentar la diversificación y transparencia de los aportes de campaña y fomentar el uso de las nuevas tecnologías para desarrollar nuevas formas de vinculación con el electorado. Y con Andy Tow colaboramos en el desarrollo de La Ruta Electoral, una aplicación para conocer de dónde viene el dinero que se declara en las campañas políticas.

Además seguimos con el trabajo de siempre de generar información sistemática sobre el funcionamiento de las elecciones. Por ejemplo documentamos el proceso de implementación del voto electrónico en Salta desde 2009 hasta las últimas elecciones (ver documento de lecciones aprendidas) y volvimos a monitorear la elección en el Conurbano (encuestamos 1800 votantes y 425 fiscales y observamos 200 mesas electorales)

También seguimos con las campañas de sensibilización: #Lemas NO (por la derogación de la ley de lemas en Santa Cruz, Formosa y Misiones) y #No vayas en bolas (para alentar la capacitación de autoridades de mesa)

  1. ¿Cuál es la postura de CIPPEC frente a las 3 propuestas de reforma planteadas por el gobierno nacional: BUE, calendario unificado y órgano electoral no relacionado al ejecutivo.

MP: El poder ejecutivo todavía no brindó precisiones acerca del contenido del proyecto de reforma, pero en su discurso de inauguración de sesiones el Presidente e comprometió con tres temas de la agenda electoral: el cambio del sistema de votación, la unificación del calendario electoral  y la creación de un órgano electoral independiente del poder político.

Desde CIPPEC creemos que el proceso electoral de 2015 mostró los logros y las limitaciones de la reforma de 2009 y puso en evidencia que hay una agenda que hay que encarar de inmediato para fortalecer la transparencia, la equidad y la representatividad de las elecciones.

Por ejemplo, es inaceptable que en algunas provincias siga rigiendo el sistema de Lemas, o que se permitan las colectoras, los acoples, las listas espejo o cualquier otra maniobra que implique alianzas de hecho o que permita la formación de alianzas distintas por categoría y por distrito. Porque estas maniobras dan lugar a una oferta opaca que le impide al votante hacer un sufragio informado y que hace difícil que la elección funcione como un mecanismo de rendición de cuentas. Además, estos mecanismos colectan votos en la misma medida en que fragmentan apoyos. Entonces, como son acuerdos meramente electorales que nunca derivan en la formación de una coalición de gobierno ni de oposición, también hay un impacto en la forma en que funcionan después las legislaturas y la gobernabilidad en general.

Es igualmente inaceptable que se deje de lado el régimen de financiamiento. En 2015 hubo una subdeclaración escandalosa de recursos de campaña y todo lo declarado fue en efectivo. Es evidente que las reglas que tenemos hoy están generando incentivos al ocultamiento y la opacidad de las finanzas de campaña. Y también es un problema enorme el hecho de que en las provincias el tema prácticamente no está regulado.

Por eso, si bien consideramos muy auspicioso que se discuta una reforma, también entendemos que la agenda planteada es insuficiente. Esencialmente porque muchos de los problemas que vimos en 2015 son producto del debilitamiento de los partidos y los cambios planteados por el gobierno no se ocupan de ese aspecto del régimen electoral. Aunque no es posible fortalecer a los partidos con una reforma legal, si creemos que es urgente establecer reglas que ayuden a mitigar y detener el proceso de disgregación y los problemas que genera. Además, como cada provincia tiene sus propias reglas electorales, si la reforma se limita a la ley nacional y no se busca el compromiso de las provincias con la misma agenda, los efectos en la calidad de las elecciones van a ser limitados.

  1. ¿Qué otras propuestas deberían sumarse a la reforma política?

MP: Desde CIPPEC creemos que hay cinco cambios que son prioritarios para lograr que las elecciones sean más equitativas y transparentes y ofrezcan un piso de garantías en todo el territorio nacional :

  • Prohibir los apoyos múltiples (lemas, colectoras, adhesiones, acoples, listas espejo) en las elecciones nacionales y en las provincias
  • Establecer reglas para que los partidos deban mantener las mismas alianzas para todas las categorías en las que compiten (para impedir las alianzas cruzadas)
  • Reemplazar el sistema de votación actual por instrumento  oficial que garantice la provisión de la oferta.
  • Que las provincias establezcan fechas fijas para sus elecciones.
  • Redefinir reglas de financiamiento (limitar uso de recursos públicos con fines proselitistas, permitir los aportes de personas jurídicas, limitar los aportes en efectivo, fortalecer instancias de control y endurecer las sanciones).

El reto más grande es que esta agenda no puede concretarse plenamente si la reforma nacional no es acompañada por reformas en las provincias. Por eso, junto con otras organizaciones, y líderes empresarios y sociales creamos una plataforma cívica que  lanzaremos en pocos días, Argentina Elige, con el objetivo de promover y demandar una reforma electoral que vaya más allá de cambiar el sistema de votación y que comprometa a las provincias.