Naidenoff: “Es fundamental implantar un sistema moderno y ágil que reemplace la boleta de papel”

naidenoffLuis Naidenoff es Senador Nacional por Formosa, de la UCR dentro de Cambiemos. En entrevista con Argentina Elections se mostró optimista con la reforma electoral aunque destacó que hay que seguir avanzando hacia un gran acuerdo federal. También fue muy crítico de elementos distorsivos como la ley de lemas, acoples o colectoras. Por último, marcó como prioritario el debate sobre el financiamiento de la política.

 

Nicolás Cereijo: El gobierno nacional enviará próximamente la reforma electoral al Congreso ¿Cuál es su consideración general al respecto?

Luis Naidenoff: La reforma electoral es una de las grandes materias pendientes desde el aspecto institucional del país, fundamentalmente si logra implantar un sistema moderno y ágil que reemplace la boleta de papel. Desde luego que tomará sentido en tanto y en cuanto se encuentre una cláusula que esté sujeta al artículo 5 de la Constitución Nacional, esto es, que logre la adhesión de las provincias, para que lo se decida aquí no interfiera ni contradiga los parámetros provinciales.

NC: ¿Y en las provincias?

LN: Cada vez que se pone en evidencia la desviación de la elección o el clientelismo político, ambas formas de desnaturalización del voto, hay que focalizar la mirada en el interior. Ley de lemas, acoples o colectoras son sistemas  que desnaturalizan el voto ciudadano. Cada vez que hubo un escándalo vinieron de la mano de estos sistemas que imperan en las provincias.

Por lo tanto si hoy el gobierno está haciendo un enorme esfuerzo convocando a todos los partidos de las distintas fuerzas, es fundamental que logren la adhesión con los ejecutivos provinciales. Sino la nación se irá modernizando mientras que las provincias estarán arrinconadas en un modelo feudal.

NC: Pero en el caso de su provincia, Formosa, donde el gobernador actual ejerce el poder desde 1995 y en cada elección sube el porcentaje de apoyo llegando al 73% en el 2015… ¿qué incentivos tendría Isfran para pensar en una reforma?

LN: La cuestión excede al gobernador. Hay que avanzar en un gran acuerdo federal. De la misma manera que hoy Nación discute con las provincias – después de doce años de disciplinamiento e imposición del unitarismo fiscal más fuerte desde la vuelta de la democracia – el porcentaje de coparticipación federal; en ese marco hay que avanzar hacia una reforma electoral. Y ésta tiene que salir por la voluntad del conjunto, obligatoria, con acuerdos para cada una de las partes.

Así, en el posible escenario de implementación de la BUE a nivel nacional, también debería utilizarse simultáneamente en las provincias, junto con la eliminación de elementos como la ley de lemas o colectoras planteados al inicio.

NC: Con la existencia de lemas o acoples parece difícil que el año que viene todos los comicios sean mediante la BUE. ¿Usted ve como alternativa la Boleta Única papel?

LN: Sería un gran primer paso, más aún en las provincias donde subsisten elementos distorsivos señalados. La BU o BUE significan el recupero de los partidos políticos como instrumentos fundamentales de la república. Los partidos pierden su razón de ser. El fraude del siglo XXI es el de acople, colectoras y ley de lemas.

NC: ¿Y la unificación del calendario electoral?

Es sin duda el otro elemento que requiere de un acuerdo federal. Con la separación de comicios Argentina pierde previsibilidad para el trabajo legislativo de ciertos elementos de racionalidad institucional. No está bien lo que sucedió el año pasado con la cantidad seguida de elecciones, no solo por los costos y los esfuerzos, sino porque parecería ser que en Argentina con la mirada cortoplacista se te va la vida.

NC: Para finalizar, ¿cómo ve la creación de una autoridad electoral independiente?

LN: Me parece bien, pero la política tiene que discutir el financiamiento. El país merece discutir el financiamiento de los partidos políticos y las campañas, debido a las situaciones que no cierran ni a los propios partidos. Es vital crear un sistema que transparente el financiamiento. No hay reforma electoral que pueda avanzar si no se aborda este camino.

En este sentido vale decir que las PASO fueron un avance fundamentalmente en los espacios de publicidad, pero es clave entender lo siguiente: no hay competitividad electoral cuando te enfrentás al aparato del Estado. Por eso insisto con la idea de que más allá de la autoridad electoral independiente, hay que discutir el financiamiento de la política.

NC: Justamente el financiamiento no es un tema que se haya marcado como prioritario en la agenda de reforma

LN: Sí, pero no hay partido político que no haya sido observado por la justicia federal. Esto requiere que hay que pensar en serio el financiamiento de la política. Para que las PASO logren la ruptura del aparato hay que avanzar en la BUE, que evite maniobras fraudulentas más que nada para aquellos partidos que no pueden cubrir con sus fiscales todas las mesas.