El PRO presentó lineamientos para una futura reforma electoral

boleta-troquelTucumán claramente ha puesto en debate nuestro sistema electoral nacional y su convivencia con sistemas provinciales y municipales autónomos.

En este sentido, el PRO presentó de manera muy sintética algunas medidas que impulsaría para reformar el actual sistema nacional e incluso subnacional.

Brevemente resaltaremos aquellos aspectos que consideramos positivos de la propuesta y aquellos en los que no concordamos. Aclaración previa, todos los sistema tienen fortalezas y debilidades, pensar que el cambio de boleta traerá una solución mágica es un grave error.

1.Boleta Única Electrónica

Personalmente considero que el sistema potencialmente puede solucionar mucho de los actuales problemas de robo de boletas y errores de actas. De aplicarse a nivel nacional se necesitará una preparación mucho más profesional que la realizada en la Ciudad de Buenos Aires, donde el proceso de implementación y capacitación fue tardío e improvisado.

2. Unificación de las elecciones nacionales y provinciales

Esta medida implica un claro avance sobre el federalismo y probablemente repercutiría en una centralización de la política, esta postura promovida desde la Capital Federal parece ser una visión unitaria del país. Asimismo, a nivel de aplicación, el propio Macri decidió desdoblar este año los comicios de la Ciudad. Votar no debe ser visto como algo malo o una carga, tal vez el mayor exponente de ello es Tucumán donde todos los cargos se eligen cada 4 años, generando una expectativa desmedida sobre esa única fecha de elección.

3. Eliminación de las reelecciones indefinidas.

Es una postura interesante, afectaría principalmente a los cargos legislativos a nivel nacional y ejecutivos municipales (pocas provincias tienen reelección indefinida, como Formosa, a nivel gobernador)

4. El poder no pueda alternarse entre parientes

Otra reforma simple y de gran impacto. Sería interesante ampliar dicha postura y extender a que no pueda haber familiares en ningún estamento de la lista, por ejemplo que no puedan compartir boleta Mauricio Macri y Jorge Macri.

5. Autoridades de mesa sean elegidas por sorteo

Las autoridades de mesa ya son seleccionada al azar y se suele dar preferencia a aquellas que realizan mejores desempeños, por lo cual está noción parece superflua. Claramente se deben lograr incentivos para que todas se capaciten y evitar ausencias en el día del comicio.

6. Reformar la Dirección Nacional Electoral

Otro debate abierto es sobre que tipo de administración electoral deseamos. Sugerir que la Justicia lleve toda la carga del proceso electoral es una postura. Se debería profundizar en el análisis y hasta analizar la posibilidad de generar un poder autónomo a cargo de los procesos electorales.

7. Aumentar las penas para los delitos electorales

El problema no reside tanto en aumentar las penas, sino en tipificarlas de mejor manera y generar sanciones aplicables. Hoy los partidos son los principales infractores de la Ley electoral, pero al ser simples sanciones económicas no se generan incentivos como para que dejen de violarlas. Un ejemplo claro de ello es la denuncias que tienen De la Sota, Macri, Rodríguez Saá y Scioli por utilizar la propaganda del sus gobiernos para hacer campaña política.

8. Protocolo único para la carga de voto

El paso previo es pensar mejor la preponderancia del conteo provisorio. Actualmente el mismo no tiene un valor legal par determinar quien es el candidato electo, sin embargo hay mayor preocupación por los detalles de su carga, que el control del conteo definitivo.

Como podemos ver algunas propuestas son interesantes y la mayor virtud de ellas es que el PRO las ha tratado de aplicar, principalmente la Boleta Única Electrónica. Otras tienen un carácter más electoralistas. Tal vez la que mayor debate generará es aquella que busca la unificación de todos los comicios, por su carácter unitario.

A pesar de las buenas intenciones, no podemos dejar de mencionar que en 8 años de gobierno del PRO en la Ciudad nunca se avanzó en la sanción de un Código Electoral y la aplicación de la BUE fue tan traumática que debió ser suspendida su aplicación en las PASO. Esto hace pensar que tampoco sería un tema prioritario en el futuro y tal vez sólo sea una reacción mecánica a los sucesos tucumanos. Esperemos que en 2016 el debate siga vigente.

LLEGÓ LA HORA DE TERMINAR CON FEUDOS Y REINADOS POLÍTICOS EN ARGENTINA

Venimos a unir a los argentinos. Y para lograrlo necesitamos mejorar nuestra democracia. Porque tu voto es un voto de confianza, es un proyecto que tenés para el futuro, un sueño que tenés para vos y tu familia.

Porque, vivas donde vivas, tenés derecho a una democracia de verdad. Tenés derecho a elegir libremente, de acuerdo a tu criterio y tus ideas, quiénes son los mejores para gobernar tu ciudad, tu provincia y tu país.

Todos tenemos derecho a hacernos escuchar, como lo hicieron los valientes tucumanos, enfrentándose a la represión, al fraude, a la trampa y a la mentira. Estamos orgullosos del coraje de ellos y de sus jueces. Hoy son un ejemplo para todos los argentinos.

Llegó la hora de terminar de una vez por todas con los feudos, los reinados y las dinastías políticas argentinas. Con aquellos que solo quieren perpetuarse en el poder y manejar los temas según sus conveniencias personales.

Tenemos propuestas concretas para lograrlo:

* Boleta Única Electrónica en todo el país. Porque el sistema de votación actual es obsoleto, vamos a cambiar a este sistema moderno y transparente en las próximas elecciones nacionales.

* Unificación de las elecciones nacionales y provinciales. Vamos a promover un pacto federal para que se vote en todo el país el mismo día, para no tener que vivir en elecciones durante todo el año, como viene pasando en este.

*También vamos a promover la eliminación de las reelecciones indefinidas en todos los cargos electivos. Vamos a buscar sancionar las leyes necesarias para que el poder no pueda alternarse entre cónyuges, padres, hijos y hermanos. Se acabaron las dinastías y los feudos en la Argentina.

* Que las autoridades de mesa sean elegidas por sorteo público evaluando su idoneidad y su desempeño.

* Reformar la Dirección Nacional Electoral para que dependa del Poder Judicial y funcione bajo la órbita de la Cámara Nacional Electoral para que el poder político no pueda manipular los comicios.

* Aumentar las penas para los delitos electorales para que no haya impunidad de nadie por quemar urnas, falsificar documentos y alterar los comicios, y para sancionar a los autores ideológicos del fraude.

* Evitar la manipulación de tendencias en los resultados estableciendo un protocolo único para la carga de votos una vez cerrados los comicios.

Quiero unir a los argentinos con una democracia más sana, para que nadie se sienta perseguido por pensar distinto.