Nicolás del Caño: “Vamos por los 2 millones de votos en octubre”


del cañoContra todos los pronósticos, Nicolás del Caño venció a Jorge Altamira en la interna del Frente de Izquierda y se convirtió en el candidato a presidente más joven de la historia. Luego de la brillante elección para intendente en Mendoza Capital – obteniendo el segundo lugar por encima del candidato del kirchnerismo -, vuelve a dar un batacazo. Argentina Elections conversó con el joven dirigente sobre las claves de su triunfo y los desafíos del FIT, una fuerza política en ascenso.

Argentina Elections: ¿Cuáles fueron las claves del triunfo en las PASO?

Nicolás del Caño: Es evidente que era y es necesaria una renovación para fortalecer al Frente de Izquierda y la otra lista encabezada por Altamira se equivocó en no querer hacer una lista unitaria, con una política conservadora que los llevó a negar un debate con nosotros de cara a todos los votantes del FIT. Nosotros lo empezamos a ver en Mendoza, donde desde el 2013 el FIT no para de obtener guarismos históricos.

Ahí, franjas enteras de trabajadores, estudiantes y principalmente jóvenes que sufren la precarización laboral, encontraron en el FIT y en nuestras candidaturas un canal de expresión político contra los partidos tradicionales, los partidos del ajuste. Eso es lo que intentamos trasladar a todo el país. Miles de trabajadores fueron candidatos y tomaron la campaña en sus manos, para renovar al Frente y que sea una fuerza política no testimonial, sino que pese decisivamente en la vida política nacional. Nuestra política de que todos los funcionarios y diputados ganen como un docente prendió muchísimo en franjas enteras que ven cómo los intendentes, gobernadores, concejales, diputados se fueron enriqueciendo año a año para gestionar los intereses de las patronales.

AE: ¿Cómo sigue la campaña?

NdC: Esto recién empieza. Vamos por los dos millones de votos en octubre. Muchos recién nos están comenzando a conocer y vieron los spots de cuándo nos reprimía la Gendarmería en la Panamericana por apoyar a los trabajadores despedidos de Lear, y de cómo le dijimos al propio Capitanich en la Cámara de Diputados de que él se ubicaba como gerente de una multinacional. El Frente de Izquierda tiene un programa de independencia política de los trabajadores, anticapitalista, que defendemos. Ahora vamos todos juntos para enfrentar a los candidatos del ajuste. Ese nuestro planteo desde el PTS como fuerza ganadora.

AE: ¿Qué se siente ser el candidato a presidente más joven de la historia?

NdC: Paso a la juventud trabajadora, decía Trotsky. Esto no signfica para nada, como quieren caricaturizar algunos, de que nuestro planteo de renovación es meramente generacional. Sin la lucha y trayectoria de las generaciones que nos precedieron, no habría continuidad. Nosotros nos formamos gracias a ellos. Renovación signfica un cambio de práctica política. Por ejemplo que en las listas de la provincia de Buenos Aires tuviéramos más de 1800  trabajadores como candidatos que, no importando su edad, empiezan a hacer una política propia de la clase obrera, para nosotros es una de las expresiones de la renovación. Renovación también significa que los diputados de izquierda no solo debemos estar en los recintos denunciando, sino que tenemos que estar todos los días en las calles con los trabajadores, estudiantes, pueblos originarios, ambientalistas, que pelean por sus derechos.

AE: ¿Se comunicó con vos Jorge Altamira?

NdC: Altamira aún no nos llamó. Nuestros compañeros del PTS en la Mesa Nacional del FIT convocaron a una reunión para esta misma semana, para intercambiar balances y empezar a planificar todos juntos la campaña hacia octubre, para enfrentar a los partidos del ajuste.

AE: Pero… ¿podrás contar con su apoyo?

NdC: No buscamos el apoyo de los compañeros del Partido Obrero y de Izquierda Socialista, sino que descontamos que vamos a hacer una campaña común y unitaria.

AE: ¿Qué aspectos trabajarán para crecer en la cantidad de votos?

NdC: Vamos a intentar llegar a los millones de jóvenes a los que no llegamos por lo corto de la campaña de las PASO, que tienen trabajos precarios y muchas veces tienen que dejar su vida en las fábricas y establecimientos, no tienen fines de semana, no pueden disfrutar mínimamente de la vida producto de la explotación las patronales. Vamos a seguir dialogando con muchos votantes kirchneristas que ven con razón a Scioli como un derechista que bancó los indultos de Menem en 1990 y toda la política de privatizaciones de esa época. Vamos a convocarlos a que le den la espalda a los candidatos que, de una manera u otra, van a querer meter la mano en el bolsillo del trabajador.

El voto útil es el voto al Frente de Izquierda, para multiplicar nuestras bancadas de diputados y legisladores que se planten y en estén presentes en las calles, en cada lucha obrera y popular, a la par de dar la lucha política en el Congreso contra las políticas de ajuste, promoviendo proyectos en favor de los intereses populares.

AE: ¿Qué temas de la agenda política profundizarían?

NdC: Continuaremos haciendo eje en cuatro cuestiones que consideramos fundamentales: precarización laboral, salario, fuga de capitales y un plan nacional de obras públicas.

Para el primero hay que decir que el capital logró en los últimos treinta años que los jóvenes seamos la mano de obra barata en todo el mundo, y a eso hay que ponerle un coto.

Con respecto al salario, en la próspera Argentina que tuvo tasas de crecimiento record en los últimos diez años, más de la mitad de los asalariados percibe menos de 6.000 pesos por mes y el 80% de los jubilados gana menos de 4000, y por eso planteamos un salario mínimo que alcance a cubrir el costo de una canasta familiar que hoy ronda los 14.000 pesos, según los propios trabajadores del INDEC.

Por su parte, es clave es frenar la fuga de capitales y por eso planteamos una banca nacional única y el monopolio estatal del comercio exterior.

Finalmente, el tema de las inundaciones que son un crimen social, puso de manifiesto la impericia de los gobernantes para resolver las necesidades básicas del pueblo. Un plan nacional de obras públicas controlado por los trabajadores para construir las viviendas que hagan falta y la infraestructura, es clave. Nada de esto se podrá concretar sin una importante movilización y lucha del pueblo trabajador.

AE: Para terminar… ¿Desde qué sectores crees que el FIT sumará votantes?

NdC: Descontamos el apoyo de los votantes y militantes del MAS y el MST, así como también a los que votaron a Zamora. Ahora el FIT es la única alternativa política de izquierda que plantea la independencia política de los trabajadores