Elecciones Tucumán: Pasado, Presente y Futuro (I)

Este domingo el 23 de agosto Tucumán elegirá a su representantes locales, todos los cargos se renuevan de manera directa, sin PASO ni segunda vuelta; pero con varias colectoras. Para proyectar los posibles resultados del domingo nos parece importante recordar como se vienen desarrollando las últimas elecciones en la provincia, las cuales nos pueden dar una pista de lo que puede suceder el domingo. Primero analizaremos el pasado, como surge la candidatura de Manzur; el alejamiento de Amaya; la derrota en la Capital. Por Javier Tejerizo.

Pasado

Descontando las PASO nacionales, las cuales analizaremos en Presente, las elecciones más recientes que tuvieron lugar en la Provincia de Tucumán fueron la renovación de 4 de sus 9 Diputados Nacionales en el año 2013, ya que la provincia no cuenta con elecciones intermedias legislativas a nivel local, renovando su cuerpo de manera completa cada 4 años, como establece su Constitución en su Sección II. De esta manera el 11 de agosto de 2013 la provincia tuvo sus Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) y el 27 de octubre sus generales.

Tucuman 2013Siete fueron las listas que lograron superar el umbral del 1.5% establecido en las PASO, de las 17 que compitieron. El Frente para la Victoria (FPV), agrupación que presentaba dos listas internas, imponiéndose la encabezada por el Ministro de Salud de la Nación Juan Manzur, lograría un total de 45.9% de los votos. En segundo lugar se ubicaría el Acuerdo Cívico y Social (ACyS) que, con la sumatoria de sus siete listas, alcanzó más del 27% de los votos, 22% correspondientes a la lista del Senador Nacional José Cano. El resto de las agrupaciones que superaría el 1,5% -Fuerza Republicana (8,4%), PRO (4,2%), FIT (3,97%), Alternativa Popular (3,79%) y Laboristas por la Independencia (2,08%)- lo harían con una gran brecha respecto al ACyS. De esta manera el mapa electoral que arrojaron las Primarias dio una importante ventaja al oficialismo, pero abría un nuevo espectro en la intención de voto.
Tucuman 2013En las elecciones generales de octubre el Frente para la Victoria se impondría finalmente con el 46,94% de los votos, pero el Acuerdo Cívico y Social logra el 34, 68%. De esta manera, la distribución de las 4 bancas disputadas se realizaría de manera equitativa, Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, por el FpV, y José Cano y Silvia Elías de Pérez, por el ACyS.

Estos resultados representan un quiebre respecto a elecciones pasadas para Diputados Nacionales de 2009 y 2011, esta última ya con la incorporación de las PASO, donde la fuerza del oficialismo y la fragmentación de la oposición facilitaron una distribución de las bancas favorablemente para el FPV. Es más, en 2011 las Primarias acentuaron este panorama.

Tucuman 2013Los Departamentos

En las elecciones generales de 2013 estuvieron habilitados 1.079.057 de votantes, 18.600 menores de edad, en 3.173 mesas. Las dos principales agrupaciones, FPV y ACyS, obtuvieron los siguientes votos en los distritos:Tucuman 2013

Como se puede apreciar el oficialismo se impuso en 15 de los 17 departamentos de la provincia, mientras que el ACyS sólo lo hizo en la Capital y Yerba Buena. Asimismo, el oficialismo superó en 15 distritos el 45% de los votos, mientras que el frente encabezado por el radicalismo, sólo lo hizo en Yerba Buena. Esta gran diferencia de penetración territorial fue crucial para lograr la victoria del FPV en 2013.


Proyectando el 2013

En 2013 nos encontramos con una buena coordinación por parte de las elites partidarias de la oposición, se vuelve a conformar el ACyS (con el acuerdo entre la UCR y el FAP), con el referente radical José Cano a la cabeza; así como también por parte del electorado opositor a partir de los resultados de las Primarias, el Acuerdo Cívico en las elecciones generales creció un 7,6% respecto a las PASO (el oficialismo creció un 1,1%). Esto permitió pasar del 12% de 2009 al 35% en 2013. Por su parte el Frente para la Victoria no cumplió con el objetivo inicial de retener los tres escaños que ponía en juego, por lo cual ganó la elección pero perdió una banca. Asimismo, resignó gran parte de su caudal electoral, fue la peor elección en toda una década para el gobernador José Alperovich. Avaló la gestión pero se puso freno a los posibles intentos de una reforma constitucional que permitiera re-elecciones indefinidas, no sólo para el Poder Ejecutivo provincial, sino también en la Legislatura, en las Intendencias y en las comunas rurales. De esta manera el FpV, con Alperovich a la cabeza, cumplirá 12 años al frente del ejecutivo provincial en 2015 sin posibilidad de una nueva re-elección.


Al respecto, en el oficialismo Juan Manzur se posicionó como principal candidato a suceder al gobernador, por sobre el intendente de la Capital, Domingo Amaya.
Esto se debe a que fue justamente en San Miguel, principal distrito electoral de la provincia, donde la boleta oficial fue ampliamente superada por la de Cano; en el interior de la provincia la boleta oficialista respondió de la manera esperada. La lectura del resultado por parte del oficialismo, es que no necesita de Amaya para seguir en el Poder Ejecutivo, por lo que se da la premonición de la fractura que sobrevendría en el PJ, ante la negativa del Intendente de la Capital de resignar sus aspiraciones a la gobernación.

En la oposición, José Cano se erige como figura central, pero con la obligación de reforzar la coordinación de elites partidarias y la presencia territorial en el interior de la provincia para aspirar a dar pelea por la gobernación.