Bregman: “La ciudad debe ser reorganizada en función de los intereses de los trabajadores”

bregmanMyriam Bregman es precandidata a Jefa de Gobierno porteño por el FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores). Actualmente ocupa la banca rotativa como diputada nacional. Abogada, miembro y fundadora desde 1997 del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ce.Pro.D.H), siempre participó en causas de lesa humanidad y contra los despidos de trabajadores. Fue abogada de Jorge Julio López y lo es de Carla Lacorte, víctima de gatillo fácil, en su lucha contra la impunidad.

En entrevista con Argentina Elections criticó el gasto millonario de campaña por parte del Pro, señalando que la misma es despareja dado que los partidos chicos no reciben ayuda económica por parte del estado. También dijo que la gente le pide que se “pare a la derecha”.

Argentina Elections: ¿Cuál es el eje de la campaña política del FIT en CABA?

Nuestro eje ordenador de campaña consiste en terminar con una ciudad orientada a los negociados y pensada hacia los sectores poderosos de la ciudad. Nosotros creemos que hay que reorganizar la ciudad teniendo en vista los intereses del pueblo trabajador. En nuestras apariciones públicas para tratar temas como la salud, vivienda o educación, bajamos en forma concreta esta directriz que implica tener siempre presente a la clase obrera, la juventud y las mujeres.

AE: Entre los votantes porteños suele ponderarse la “gestión”, siendo éste un pilar en la campaña del Pro. Esto le permite al partido de gobierno fomentar la “desideologización” en clave de una nueva forma de mirar y hacer política. ¿Cómo ven este fenómeno desde el FIT?

MB: Si el macrismo tiene un discurso de gentión tan alegre, donde desde ahí pareciera contestar todo, se da porque el resto de las fuerzas políticas aceptan ese mismo discurso y se lo discuten en los mismo términos. De hecho, el candidato del kirchnerismo (en relación a Mariano Recalde) viene de dirigir una empresa estatal y quiere mostrar su “gestión” contra la de Macri.

Y si sigue con el perfil del discurso del resto de candidatos como Lousteau u Ocaña, todos van en ese sentido de mejorar la gestión macrista. Hay un consenso generalizado de no discutir los problemas que aquejan a la ciudad de forma profunda.

Por ejemplo, cuando uno discute la “corrupción”, se trata casi de un detalle del sistema. Nosotros queremos discutir profundamente el sistema mismo, el modelo de la ciudad. Tomo un caso concreto como la vivienda: el problema no es la construcción, justamente se construyeron miles. Lo cuestionable que son destinadas a la especulación inmboliaria, a megatorres que generan problemas en los barrios donde se radican, completamente colapsados como son los casos de Villa Crespo o Caballito donde se ven cortes de luz o falta de agua.

En cada una de las cosas, nosotros queremos debatir la profundidad y no la superficie de gestión mejorable, como todos les discuten. No hay que olvidarse de que el pro no tuvo mayoría propia en la legislatura para imponer sus leyes y tanto el FpV como lo que fue UNEN votaron mucha veces acompañando sus medidas para alcanzar el quorum necesario en leyes vitales como el presupuesto.

AE: En su recorrida de campaña por las diversas comunas, ¿cuáles vio que son las principales demandas de la ciudadanía?

MB: Tanto en la campaña como en mi trabajo particular1 donde recorro Tribunales por las mañanas, lo que se nos exige es “parar a la derecha”, como se lo ve a Macri avanzando muchísimo y que el kircherismo no ha sido un freno. Más bien, el pro se ha mostrado como la oposición a la medida que necesita el FpV. Por eso nos piden que conformemos un bloque potente en la Legislatura para efectivamente parar al pro.

No hay que olvidar que el oficialismo nacional tiene que hacer pasar a Scioli como candidato presidencial. La única manera de que sea un mal menor para el propio votante kirchnerista es poner una persona con perfil claramente de derecha como Macri, para entonces justificar a Scioli como el mar menor para evitar que se venga la derecha.

Es decir, el crecimiento del macrismo es este tiempo es claramente funcional a lo que el kirchnerismo necesita para subsistir y hacer pasar a un electorado que en algún momento pensó en una salida progresista con el FpV a alguien como Scioli. Las tres alternativas de mayor peso para la presidencia, Macri, Massa y Scioli, son claramente la derecha. Por eso el macrismo es la oposición a medida.

AE: Teniendo en cuenta las elecciones que se vienen, ¿cuáles son las expectativas del FIT?

MB: La elección porteña es difícil, con muchísimos candidatos que incluso probaron en ir con la Sociedad Rural o con fuerzas de centro izquierda y ahora, ante el crecimiento del FIT, se ponen el mote de “izquierda”. Es una elección muy competitiva desde este punto de vista pero para nosotros es muy importante hacer notar que somos una fuerza en un claro ascenso.

Venimos de hacer una elección importante en Mendoza, donde nuestro candidato Nicolás del Caño fue el segundo más elegido en las PASO de la capital. Además, esperamos una muy buena elección en Salta.

Pero en el caso porteño, esta cruzado por una campaña completamente proscriptiva. Esto lo marco fundamentalmente teniendo en cuenta la comunicación y la manera de acceder a tantas personas. El macrismo se comportó de manera “tramposa”, donde del presupuesto estatal gasta por día dos millones de pesos, sin contar los aportes privados. Fundamentalmente fue a parar a la campaña de Rodriguez Larreta.

AE: Esto mismo fue denunciado por el precandidato a legislador del GEN Jun Manuel Lugones y también Lousteau lo mencionó en su campaña…

MB: Sí, y lo terrible es que supuestamente en el presupuesto figura como “promoción de lo público” cuando en realidad están financiando su campaña.

Por otro lado, puso la elección con el piso proscriptivo del 1,5%2, pero a diferencia del modelo nacional, acá se implementó sin publicidad.

AE: ¿Los partidos chicos no reciben ayuda publicitaria por parte del Estado porteño?

MB: No. A peser de habernos opuesto en su momento al modelo nacional, judicialmente, por su piso proscriptivo, hay que decir que fue acompañado de un sistema publicitario en spots, radios y televisión que permite llegar a la gente y al menos sirve para que se conozca la propuesta.

A nosotros esto nos cambió cualitativamente llegando a tener un millón y medio de votos en todo el país. A los partidos que no nos financian los empresarios nos representó un cambio importante. En CABA esto no existe.

En las elecciones anteriores nos dieron cinco carteleras en toda la ciudad. Solo cinco. Así resulta imposible. De esta manera, el gobierno de Macri se garantiza dos millones de pesos por día, más aportes privados, más los aportes que recibió en la cena en un lugar tan simbólico como La Rural.

AE: ¿Y desde el FIT presentaron alguna denuncia judicial al respecto?

MB: Sí, pero lamentablemente el Tribunal Superior de Justicia porteño le dio la razón al macrismo como también lo hizo con la implementación de las pistolas Taser. Por lo tanto, lamentablemente no sorprende que el Tribunal avale este tipo de cosas.

AE: ¿Qué piensa con respecto al voto electrónico y las idas y vueltas en su implementación?

MB: El macrismo fue cambiando el modelo de elección, a partir de su propio interés de aparato más acérrimo. Primero las adelantó, esperando buscar un triunfo seguro. De esta manera, no podemos contar con la publicidad de las nacionales para al menos difundir algo del plano local. Con ello, todos los partidos con menores fondos quedamos en una posición muy desigual, no pudiendo llegar a toda la ciudadanía.

Luego, cuando Macri vio que el voto electrónico favorecía más a Michetti, fundamentalmente al no requerir de la cantidad de fiscales que el aparato mayormente vinculado a Larreta sí puede aportar, directamente lo sacó. Por eso es escandoloso como se armó la elección de la ciudad, todo el tiempo mirando los intereses de su partido.

AE: Frente a este contexto adverso, ¿cómo hace el FIT para financiarse?

MB: Con el aporte de los militantes, como es característico de la izquierda…

AE: Pero esto es necesario reivindicarlo teniendo en cuenta la injusta y desigual publicidad que ejercen los oficialismos en general, pero en este caso tan expuesto por parte del ejecutivo porteño, que usan fondos públicos para sí haciendo una campaña totalmente desleal.

MB: Seguro. Pero nosotros contamos con una coherencia que nos avala para hacerle frente a este atropello. No se trata de una fuerza que presenta candidatos esporáneas para alguna contienda electoral específica. Se trata de candidatos con militancia en distintos ámbitos: lugares de trabajo, universidades, colegios. Esto nos permite que la gente nos conozca por las luchas, como por ejemplo en Lear.

AE: Para finalizar, permitame felicitarla por algo que deberían tener absolutamente todos los candidatos y lamentablamente solo algunos lo tienen. Esto es: ocupar una banca pero sin dejar de trabajar. O sea, no utilizar la política como una medio para enriquecerse sino como una herramienta de trasformación. Como diría Polanyi, “desnaturalizar lo naturalizado”. Y usted mostró ser coherente al defender al pueblo trabajador, trabajando y no enriqueciéndose en un escritorio, es un punto altamente ponderable. Ojalá que candidatos como usted no sean la excepción sino la norma.

MB: Muchas gracias.

1Nota del editor: Bregman además de ser precandidata, sigue trabajando en su estudio jurídico. De esta forma hay coherencia entre lo que defiende – los intereses de los trabajadores – y efectivamente su pertenencia a dicha clase.
2Umbral de votos necesarios para poder acceder a competir en el elección general.