Se calienta la interna del PRO

logoproLa confirmación de Gabriela Michetti como precandidata a Jefa de Gobierno termina de configurar la interna oficialista. En este artículo se describe brevemente las características y tendencias de unas PASO a priori competitiva.

Interna oficialista en Capital

La confirmación de Gabriela Michetti como precandidata a Jefa de Gobierno porteña definió los alcances de una interna pareja. Ante ciertos rumores de ser la compañera de fórmula presidencial de Mauricio Macri, este último dio el visto bueno para que la ex vice jefa efectivamente compita en las PASO porteñas. De esta manera, son cuatro los que lucharán por ser el candidato oficialista. Si bien Michetti mide bien en las encuestas, la tendencia marca que será una disputa muy reñida con Horacio Rodriguez Larreta. Los otros dos candidatos, con menores chances de triunfo, son Diego Santilli y Cristian Ritondo.

El PRO es un partido con un liderazgo claro y definido: el de Mauricio Macri. A su interior, hay fundamentalmente dos grupos, cuyo punto de separación es la posibilidad de coalición con otros partidos. El primero es proclive a la formación de alianzas con otras fuerzas mientras que el segundo definitivamente no. Michetti se encuentra en el primero mientras que Rodriguez Larreta en el segundo.

A su vez, ambos apuntan – como lo hace en general el partido – a la gestión. Pero a priori, quien muestra mayor capacidad de tomar votos que no son propios del pro es la ex vicejefa. Su buena relación con la mayoría de los políticos de otras fuerzas la ubica con un rol más ligado al consenso que a la confrontación. No solo puede ponerse como ejemplo su excelente relación con Carrió sino además que durante el año pasado amagó presentar un amparo junto a Lousteau en el caso de que hubiera unificación en las elecciones, algo que finalmente no ocurrió.

Por último, hay rumores de que el visto bueno de Macri hacia la postulación de Michetti en CABA se deba en la posibilidad de que su compañero de fórmula podría ser de otro partido, resultado de las negociaciones que surjan entre las distintas fuerzas no peronistas. En este sentido, quien pica en punto es Ernesto Sanz, practicamente descartado como precandidato presidencial en UNEN.