La relación gobierno-oposición y el lanzamiento de la izquierda

fotourna

Por Lic. Nicolás Cereijo (http://artpoliticos.blogspot.com.ar)

Llegando a mediados de año, el panorama electoral va marcando algunas características que quisiera mencionar. Aquí me voy a centrar en dos: la relación gobierno-oposición y el lanzamiento de candidatos presidenciales desde la izquierda.

En lo que refiere a las posiciones políticas frente al gobierno, se observa que las fuerzas políticas opositoras que comprenden al arco del centro-derecha a centro-izquierda, fueron adoptando posturas moderadas – en muchos casos de acuerdo -, mientras que tanto de derecha como de izquierda mantienen su postura crítica. El hecho sustantivo es el acuerdo tácito de apoyo desde el centro al discurso de la Presidenta Cristina Fernandez sobre la posición argentina frente a los fondos buitres (ver artículo http://www.argentinaelections.com/2014/06/fondos-buitre-los-precandidatos-presidenciales-explicaron-su-posiciones/). Sin dejar de remarcar diferencias sustantivas entre las fuerzas, es claro que se está tendiendo a un discurso de unidad más que de hostigamiento frente al Gobierno.

Ahora bien, más allá del centro queda claro que el gobierno tiene una oposición más declarada a sus políticas y que mantienen su constante crítica. Desde la derecha, el Frente Renovador (liderado por Sergio Massa) llegó al extremo de pedir el pago de la deuda a los fondos buitres, algo que muchos pensadores de derecha se cuidan de no decir. También es un fervoroso crítico de la reforma del Código Civil, marcando grandes distancias con la ideología oficial.

Por el lado de la izquierda la situación es distinta. Luego de realizar muy buenas elecciones (consiguiendo bancas y nivel de votación nunca antes visto) el debate al interior de su principal representante, el FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) se centra en defender consignas ideológicas históricas, hacerse fuerte en los sindicatos y las comisiones internas y, algo novedoso, comenzar a estar en la discusión por la sucesión presidencial. Digo esto porque mientras otras fuerzas ya hablan de candidatos desde hace tiempo, la izquierda tuvo, hasta hace poco, un discurso esquivo al tema.

Recientemente, en el Congreso del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) se definieron cuatro candidatos presidenciables que competirán en las PASO. Ellos son: Nicolás del Caño, Cristian Castillo, Noelia Barbeito y Raúl Godoy. Por su parte, Jorge Altamira del PO (Partido Obrero), también manifestó sus intenciones presidenciales. Cabe recordar que tanto el PTS como el PO son las dos fuerzas que integran el FIT junto a Izquierda Socialista.

Para concluir, este breve artículo constituye una posible mirada en materia electoral. Para mi forma de ver, los dos componentes nuevos a resaltar son: el cambio en la relación gobierno-oposición y la inserción de la izquierda en la discusión por la sucesión presidencial. Habrá que ver cómo inciden ambas en la tendencia que hasta el momento se ve, la cual pone en un primer escalón a Massa, Scioli y Macri y más abajo el resto de los candidatos. Igualmente aún hay un importante porcentaje de indecisos, con lo cual, la paridad es tal que no está nada dicho.