Neuquén: Debate entre Candidatos

debate candidatasRepresentantes de los partidos políticos provinciales discutieron acerca de la actualidad y el futuro de la provincia, haciendo énfasis en sus propuestas y puntos de vista para encarar una gestión legislativa. Las protagonistas del debate fueron las candidatas Priscila Otton, del Frente Progresista Sur; Patricia Jure, del Frente de Izquierda de los Trabajadores; y Andrea Rosso, de Unión de los Neuquinos.

Video del Debate

 

Candidatas a senadoras discutieron sus propuestas

23 de octubre de 2013 – Diario Río Negro

Fue el primer debate de su tipo en la región. Se hizo ayer a la mañana y se puede volver a ver en rionegro.com.ar.

Las candidatas a senadoras Priscila Otton (Frente Progresista Sur), Patricia Jure (Frente de Izquierda de los Trabajadores) y Andrea Rosso (Unión de los Neuquinos) debatieron en vivo en rionegro.com.ar. Se destacó la confrontación de posiciones respecto al impuesto a las ganancias, la situación económica del país y la hidrofractura, extracción no convencional de recursos petrolíferos.

Respecto a los impuestos, Jure sostuvo que es necesaria la apertura de las cuentas públicas para que sean sometidas a un estricto control. Planteó que de ser necesario, también deberán ser sometidos a juicio político muchos funcionarios. Cargó contra los restantes candidatos que no se hicieron presentes en el debate, ya que con esa actitud “demostraron que tienen algo que ver con el ajuste a los trabajadores”, dijo.

Por su parte, Rosso reconoció el “ahogo” de esta modalidad impositiva y reclamó que se cumpla la legislación vigente. También señaló que las elecciones PASO fueron un castigo para los oficialismos, por lo que propuso dar alternativas concretas y llamó a la oposición a fortalecerse.

Las tres candidatas coincidieron en la postura contra el fracking, método de extracción no convencional de hidrocarburos. Plantearon la necesidad de que se avance en el debate sobre la hidrofractura y determinar rigurosas condiciones ambientales y sociales para la explotación.

Otton fue más allá y argumentó que su partido está en contra de la extracción convencional, ya que no se le pueden aplicar los controles necesarios. Agregó que quienes omiten realizarlos son los mismos que proponen el fracking. Y alertó sobre los peligros medioambientales a los que estaría expuesta Neuquén, en caso de accidentes.

La referente del Frente Progresista Sur propuso la “nacionalización verdadera” de la empresa estatal YPF para explotar los yacimientos petrolíferos. Criticó las políticas del gobierno nacional, reclamó una nueva legislación sobre hidrofractura y mayor inversión para renovar YPF.

Para Jure, el centro del problema radica en la “expropiación de los recursos” y las bajas regalías que tienen que abonar las empresas extranjeras.

También alertó sobre la problemática de la falta de gas, que viven familias en la provincia.

“No es suficiente la pelea por las regalías, debemos dar un paso más por el desarrollo regional”, dijo Rosso, en contraposición de su adversaria electoral.

La de ayer a la mañana fue la primera transmisión web de ese estilo en la región, en la que los electores tuvieron la posibilidad de participar a través de las redes sociales y seleccionar “la pregunta de la gente”.

Los cinco candidatos restantes que se presentarán en las elecciones del domingo no concurrieron al debate por diferentes motivos. En las redes sociales se hicieron sentir las críticas por no participar. En Twitter, con el hashtag “#NQNdebate”, los usuarios cargaron contra los eslóganes de campaña que se centran en el “diálogo”.

En nuestra edición web (rionegro.com.ar) podrá verse el debate completo.

Debates y cálculo electoral

23 de octubre de 2013 – Diario Río Negro

 

No es una operación sencilla conseguir sentar a todos los candidatos de una misma categoría a debatir en torno a una mesa. Con frecuencia, el candidato que va primero en las encuestas se muestra reacio a participar porque hace un cálculo meramente electoral y considera que asume mayores riesgos que el resto de participantes. Como esa decisión no puede ser asumida públicamente, ensaya excusas de tipo formal, argumentando, por ejemplo, que el formato no le fue comunicado en tiempo.

Cuando el candidato que va segundo en las encuestas toma conocimiento que el número uno ha decidido abstenerse de participar, enfrenta un dilema de tipo similar. De ese modo, los participantes van desistiendo en cascada y el esfuerzo realizado para ofrecerles una tribuna que les permita debatir frente a la audiencia resulta infructuoso.

La ausencia de una cultura política del debate facilita las cosas. Los candidatos que han rehuido el debate suponen que los desistimientos no tienen costos electorales. Sin embargo, si recibieran información del modo que las redes sociales valoran estos comportamientos, cambiarían de opinión. Para los jóvenes digitales, las excusas de tipo formal son simples pretextos, y castigan duramente con sus tuits a los políticos escurridizos.

El debate realizado ayer con tres candidatas a senadoras por Neuquén fue seguido con interés y les permitió explayarse sobre sus propuestas. Es de esperar que el ejemplo de ellas se contagie en el resto de los aspirantes a ocupar una banca en representación de los ciudadanos.