El Rol del Acompañamiento Cívico para saber cómo funcionan las elecciones

518be5703a97d_562x365

Compartimos con nuestros lectores la nota publicada por María Page acerca del acompañamiento cívico llevado a cabo en las elecciones del 11 de agosto y en las que Argentina Elections formó parte. La autora reflexiona sobre el rol del acompañamiento como mecanismo que permite a la ciudadanía monitorear el proceso electoral en vivo y en directo.

Monitoreo electoral: más ojos ven mejor

María Page (Coordinadora Del Programa De Politica Y Gestion De Gobierno De Cippec)

19 de agosto de 2013 – Diario Clarín

El domingo 11, 23,5 millones de argentinos concurrieron a votar en las primarias nacionales. Muchos de ellos, además, oficiaron de autoridad de los comicios en alguna de las más de 90 mil mesas electorales habilitadas en los 13 mil centros de votación que funcionaron en todo el país. Con frecuencia lo olvidamos, pero las elecciones son un operativo enorme, que ocurre de una vez en todo el país, y que sería impensable sin el compromiso del ciudadano de a pie.

Es que el día de la elección, electores y partidos son los protagonistas de lo que ocurre en el territorio. Las autoridades y jueces electorales organizan, dirigen y controlan el proceso electoral pero, ese día, los presidentes de mesa son -en cada mesa- la máxima autoridad. Por eso la participación de las autoridades de mesa designadas es crucial para las garantías y la transparencia de las elecciones.

Los electores concurrimos a votar confiando en que ellos actuarán con imparcialidad e integridad. La fiscalización corre por cuenta de los partidos que pueden poner fiscales para cuidar sus votos. Si hay denuncias, actúan los jueces electorales.

Desde 1983 la participación electoral se mantiene en niveles altos y los resultados de cada elección son aceptados sin discusiones. No es poca cosa: los argentinos vamos a votar porque sabemos que en las elecciones se deciden cosas importantes y aceptamos los resultados porque confiamos en que los procesos electorales son suficientemente limpios.

Pero, aunque sabemos que las elecciones funcionan, tenemos poca información sobre cómo funcionan, qué inconvenientes son más frecuentes. En 2011, la Cámara Nacional Electoral, al reglamentar el acompañamiento cívico, abrió la puerta para que la sociedad civil pueda monitorear los procesos electorales y generar información independiente que revierta este vacío. Gracias a este nuevo instrumento legal en las primarias del 11/8, CIPPEC pudo relevar sistemáticamente información sobre el desarrollo de la elección en 53 centros de votación del primer y segundo cordón del conurbano bonaerense. Un equipo de 105 personas realizó 2.400 encuestas a votantes y observó 410 mesas electorales con el objetivo de conocer cómo funcionó la elección, y cómo fue la experiencia de votar y de administrar una mesa electoral en el conurbano.

Este año sabremos un poco más sobre las elecciones. Monitorear, es distinto a fiscalizar. La fiscalización la hacen los partidos, que son partes interesadas en la elección. Las organizaciones que hacen acompañamiento cívico, en cambio, se comprometen a observar la elección desde la imparcialidad, y a analizar y difundir la información obtenida para contribuir a mejorar el debate público sobre la calidad de las elecciones y fortalecer los procesos electorales futuros. Es una buena noticia: ahora, hay más ojos mirando.

 —————————————————————————————————————————————————–

Todos los ciudadanos interesados que cumplan con los requisitos de mayoría de edad y no afiliación partidaria pueden sumarse a la iniciativa de acompañamiento cívico, para cumplir tareas de observación electoral.

Para participar en como Acompañantes Cívicos en las elecciones de octubre, deben ingresar a la web de Poder Ciudadano.