Alcira Argumedo: “Es imprescindible abrir un debate para definir ciertas políticas de estado”

argumedo

 

La candidata a diputado por UNEN, Alcira Argumedo, brindó una entrevista para el sitio mientras aguardaba los resultados en el Bunker de Carrió-Solanas. Criticó fuertemente ciertas políticas de estado, apuesta al debate y ve con buenos ojos las PASO. 

 

 

Alcira, cómo vive este momento particular en el marco de las Paso.

 

Bueno mirá, estamos a la expectativa de ver cuáles son los resultados para ver el próximo paso. De todas maneras, a mí me da la sensación, por lo que fue la campaña electoral, que acá es imprescindible – a partir de octubre –, abrir un debate para definir ciertas políticas de estado. Porque, de alguna manera, lo que vemos es que el oficialismo ha venido haciendo políticas muy contradictorias, arbitrarias, espasmódicas… donde la misma personas hacen una política en determinado momento y luego la cambian.

Es decir, vos pensá… en términos de lo que fue la energía – que es clave – es un factor fundamental la crisis de la inflación porque es el primer insumo de la producción y tenés el 90% de matriz energética – que es gas y petróleo -. Entonces, en el ´92 fueron los grandes artífices de la privatización: Oscar Parrili – el miembro informante – los Kirchner, festejando con ponderal entusiasmo.

En el 2007 Kirchner renueva la concesión por cuarenta años de Cerro Dragón a la British Petroleum – la mayor reserva –.  Permitieron durante veinte años que no se hiciera exploración. Y ahora entonces hacen la gran nacionalización que, se supone que es la política contraria. Lo que es el 15% del total y terminan entregándosela a Chevron por una farsa nacionalización, porque ahora dicen que es un contrato entre empresa privada.

Lo mismo pasó con los fondos de pensión. También es miembro informante en el 93 fue Parrilli. Nacionalizan los fondos de pensión pero en el Anses, lo están vaciando pagando la deuda con los fondos del ANSES haciendo otros préstamos que no corresponden. Mientras hya muchos juicios de jubilados, con mala liquidación de haberes, que los van pateando para que se mueran.

Ni hablar por ejemplo con lo de Clarín. Yo lo digo con autoridad moral porque en el 2005, cuando Kirchner prorrogó por diez años las posiciones de Menem a los grandes grupos mediáticos: Moneta, Clarín, Vila-Manzano, etc,  yo hice un artículo muy duro al respecto. En el 2007 le permite a Clarín que fusione Multicanal con Cablevisión.

A partir del 2009 pasa a ser el enemigo público número uno. ¡Una cosa de locos! Entonces, me parece que es imprescindible como próximo desafío dar un debate muy serio, dada la magnitud de los cambios que se van produciendo a nivel internacional.

 

Con respecto a las PASO, ¿usted cree que es una herramienta institucional, que apoya a la democracia? Dado que se han versado opiniones – hasta de los propios candidatos – en las cuales se ha manifestado cierto desinterés a este nuevo mecanismo. Así, la mayoría de los partidos políticos han decidido no presentar listas internas. Quería saber su opinión al respecto.

 

Mirá, yo tuve dos experiencias. La primera en el 2011 – que tenía gran ilusión de ganar la presidencia – (Risas) No, no… yo sabía que iba al muere absolutamente. No pasamos eso, pero  fue una experiencia.

Ahora, la posibilidad de hacer un acuerdo con las vertientes del radicalismo, para no mordernos los talones en las generales – donde nos íbamos a perjudicar –, fue un elemento realmente  positivo para nosotros.

En ese sentido, pueden llegar a corregir cierta dispersión del voto de la oposición. Lo cual no quiere decir que después de octubre nos obligue a nosotros a tener un fuerte debate programático con el radicalismo que tiene una amplia gama de vertientes.

 

Claro, fundamentalmente más allá de los aspectos críticos lógicos de toda nueva ley, su esencia es positiva. Sería bueno que con el tiempo todos los partidos tengan internas.

 

Claro….

 

Me parece que está bueno encontrar opiniones favorables porque alentamos la constitución de las PASO en el tiempo…

 

A mí me parece que es positivo e incluso con la experiencia que tuvimos en el 2011,  nos permitió no volver a hacer un esfuerzo descomunal para no llegar al 2% de los votos. Entonces, en ese sentido… (se queda pensando) se supone que había sido perjudicada, pero… fue una realidad, y sabíamos que no íbamos a sacar mucho más.  Insisto, te evita el gran esfuerzo de una campaña electoral presidencial que es descomunal. En ese sentido, creo que no está mal.