Mendoza: Luis Petri y sus opiniones sobre la inseguridad

thumbs_p1070986En esta entrevista Luis Petri nos cuenta un poco sobre su vida y sus opiniones sobre la inseguridad y sus propuestas para hacerle frente. Como también nos da sus apreciaciones sobre las PASO.

“Los que han decidido dar la pelea por afuera de la UCR se equivocan”

Gema Gallardo

MDZOnline – 14 de julio de 2013
El candidato a diputado nacional de la lista de Cobos ofreció una entrevista donde habló sobre su vida privada y sus proyectos en política.

Luis Petri tiene 35 años, es soltero y tiene un hijo de 6 años. Actualmente es diputado provincial por la UCR y quiere llegar al Congreso de la Nación de la mano de Julio Cobos.

Milita desde los 14 años “por una cuestión familiar. A mi papá siempre le gustó la política a pesar de que se dedicó a su actividad privada”, detalló y aseguró que los radicales ganarán las próximas legislativas.

Petri es abogado y comentó que le encanta estar con su hijo Julián y con su familia. “Mi hijo está en una edad que es divina, así que jugamos juntos al basquet, a la pelota, le enseño algunas cosas… Jugamos a la playstation, aunque tratamos que no esté mucho con los jueguitos, que alterne vida al aire libre y deportes”, dice el político, que se confesó amante del deporte: “Me gusta salir a correr, jugar al padel, al tenis, ir al gimnasio… Siento una necesidad de generar una descarga. Entonces, los fines de semana trato de generarme una agenda de deportes”.

Pero al parecer a Petri, además de la política y el deporte, le encanta cocinar. “Me gusta innovar en la cocina, buscar recetas por internet que no sean muy complicadas, que no tengan esos ingredientes orientales raros, y hacerlas. Me gusta todo lo que sea a la parrilla y mi mamá me ha ensañado a hacer fideos y kepi… tengo un costado libanés importante, entonces toda la comida árabe me encanta. Los fines de semana, por lo general, soy yo el que cocina en mi casa o en la casa de mi familia”, comentó.

-Tu hijo, ¿entiende tu trabajo?

-Él entiende que el papá se dedica a hacer reglas para cumplir. La otra vez le explicaba que soy candidato y me quería acompañar a recorrer algunos lugares, pero hacía frío para llevarlo. Yo soy abogado y él me preguntaba qué hacía, le expliqué que me dedico a hacer reglas de conducta y comportamiento para organizar la vida en sociedad. Eso lo entendió bien.

-¿Solés llevar a la escuela a tu hijo?

-Sí, lo llevo.

-¿Los padres de los compañeritos se te acercan a hablarte sobre la inseguridad…?

-Cuando uno habla con padres, las problemáticas son comunes… Los primeros temas que surgen son: la inseguridad, la educación y los graves problemas institucionales que hay. Pero son los temas que surgen en reuniones de padres, con amigos y en las visitas que estamos haciendo con Julio. Estas problemáticas quedan convalidadas en las encuestas también, aunque muchas veces la mejor encuesta es el termómetro de la gente.

-¿Creés en las encuestas?

-Creo que son un instrumento para medir… Es una fotografía de la realidad. Al ser una fotografía y la realidad muy dinámica, esa foto puede cambiar. Pero para medir en un tiempo y en un momento determinado, sirven. También hay manipulación de las encuestas y esto es lo grave, ya que se hace para instalar o posicionar a alguien desvirtuando la realidad de la información.

-¿Te animás a arriesgar un resultado para las elecciones?

-Creo que vamos a ganar y hacer una gran elección con Julio. Hay que trabajar mucho. Estamos trabajando mucho, hemos arrancado desde temprano en la campaña porque queríamos una campaña cerca de los vecinos y llegar a los lugares más alejados de la provincia. No es casual que haya empezado por Malargüe, La Paz y Lavalle, que quizás son los departamentos más alejados y más postergados. Nuestra intención es recorrer los 18 departamentos de la provincia más de dos veces y hablando con todos y cada uno de los vecinos. Es una campaña donde habrá mucho contacto personal entre cada uno de los candidatos con la gente.

-Alejandro Abraham dice que la oposición hace campaña como si se fueran a candidatear a gobernador y que “Cobos tuvo oportunidades fabulosas para haber trabajado sobre la seguridad y los planes económicos y las perdió…”

-Es una opinión de Abraham que no se condice con la realidad de la gestión de Julio como gobernador y vicepresidente. Se hizo mucho durante la gestión de Julio y la gente lo reconoce en cada una de las visitas que hacemos. La gente reconoce que en el gobierno de Julio encontró un gobierno de puertas abiertas, con muchísima sensibilidad social y que resolvió los verdaderos problemas que los mendocinos tenían. Hay mucho respecto, admiración, cariño, afecto y un muy buen recuerdo respecto de lo que han sido las gestiones de Julio Cobos y cómo han repercutido en la sociedad. Me da la sensación que es más una apreciación de campaña la que hace Abraham ya que no se condice con los hechos.

-La gente te relaciona, obviamente, con el tema seguridad y muchos hasta llegan a compararte con Daniel Cassia porque de alguna forma pedís mano dura…

-Vengo trabajando en seguridad desde que empecé como legislador. He presentado más de 30 o 40 proyectos de ley en temas de seguridad desde que soy legislador. Desde leyes que actualmente están vigentes en la provincia y que no las cumple el Gobierno. Te voy a citar algunos ejemplos: la adhesión a la Ley Nacional de Secuestros de Armas, que prácticamente no se cumple. La ley de recompensas que es muy importante a la hora de esclarecer delitos favoreciendo testimonios incriminadores… La Ley de Protección de Testigos que es importante para combatir la impunidad… Hay un fuerte trabajo en materia de seguridad que excede la “ley Petri”, esta ley que es la de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad. Para nosotros era trascendental y sabíamos que no solucionaba por sí sola el problema de la inseguridad pero era un ladrillo más en esta serie de ladrillos que nosotros venimos poniendo a la hora de combatir la inseguridad, de fortalecer los derechos de las víctimas durante el proceso penal. Hay que garantizar la indemnidad de los testigos (…) Escucho hablar a los candidatos en época electoral de propuestas de Seguridad y rápidamente aparecen con la baja imputabilidad en los menores y la elevación de las penas. Son casi recetas mágicas que se le caen de los bolsillos a cualquier candidato que hable de inseguridad y lo que yo digo es que con esto no alcanza. Es verdad y es necesario que hay que organizar y poner un sistema de responsabilidad juvenil, y hay que eliminar todos los resabios tutelares. Necesariamente debemos pensar que tenemos que someter a un proceso con todas las garantías a los menores de 14 años que cometan determinados tipos de delitos. También es necesario modificar el Código Penal. Ahora si creemos que con esto vamos a solucionar el problema de la inseguridad estamos equivocados. ¿Por qué? Porque sólo el 3 por ciento de los delitos reciben condena. Más de 150 mil delitos en Mendoza son impunes, no tienen condena y en el orden nacional ocurre lo mismo. No alcanza con dos medidas, lo necesario es un plan nacional de seguridad donde el gran responsable que tiene que tomar cartas en el asunto es el Estado Nacional.

-¿Cómo se combatiría de raíz la inseguridad? ¿Qué hay que hacer para que los pequeños que hoy están sumergidos en la pobreza y con padres que delinquen no se conviertan en futuros criminales?

-Necesitás medidas de corto, mediano y largo plazo. En el corto plazo necesitás salir a reprimir el delito que hoy tenés y fundamentalmente atacar la impunidad. Necesitás una Secretaría de Inteligencia contra el crimen organizado. Necesitás una Agencia Nacional Antinarcóticos, necesitás custodiar y reforzar las fronteras tanto terrestres como aéreas. Argentina no tiene radarizado su espacio aéreo. El plan Escudo Norte fue un gran anuncio con muy pocas concreciones. Hoy, la frontera argentina es un colador y encima generás instrumentos de dudosa legalidad como son los Cedin, que ayudan a transformar al Estado argentino en una tintorería del crimen organizado. Las señales que se han dado no son buenas en el país y actualmente tenemos graves problemas, no sólo de tráfico. En un momento se hablaba de que la Argentina era un país de paso, pero ya no lo es más. Argentina ostenta el triste récord de ser el principal consumidor de cocaína de Sudamérica y es el segundo consumidor mundial de drogas de diseño, esto habla a las claras que están operando en el país subsidiarias de los carteles más importantes y lo hacen con total impunidad.

-¿En algún momento llamaste al ministro de Seguridad de la provincia para sugerirle algunas formas de combatir la inseguridad en Mendoza?

-Le hemos hecho muchas propuestas. Desde febrero de 2010, desde la UCR le ofrecimos diez propuestas. Siempre el principal cuestionamiento que se le hace a la oposición es que no tiene ideas, nosotros hemos demostrado que en materia de Seguridad sí tenemos proyectos y se los hemos presentado, no hemos especulado porque en materia de Seguridad no se puede especular políticamente. Nosotros en un año no electoral, donde estaba en juego la seguridad de los mendocinos, hicimos muchas propuestas, más de 10 que presentamos en 2012, en las que se preveía la aplicación de muchas leyes que no lo están siendo y la sanción de muchas otras que son imprescindibles para que Mendoza sea más segura. Es increíble que la provincia tenga toda la tecnología, la infraestructura, el recurso humano y no cuente todavía con un banco de ADN donde se encuentren alojados los perfiles genéticos de los imputados que comenten delitos en la provincia. Desde 2008 que presenté esa iniciativa y actualmente sólo se circunscribe para delitos de integridad sexual. Podríamos haber sido pioneros en este tema y tener un banco de datos genéticos de todos y cada uno de los delincuentes con las consecuencias que esto tiene. Tengamos en cuenta que la mayoría de los delincuentes reinciden en el delito, tenemos el 80 por ciento de reincidencia y esto muestra que el efecto resocializador de nuestras cárceles no está cumpliendo su cometido y por eso es imprescindible el registro de ADN. Por otro lado, si tenés un 3 por ciento de condenas esto habla a las claras de que el sistema judicial está fallando a la hora de la persecución y la condena de los responsables. Y para eso necesitás una policía judicial profesionalizada que ayude a la Justicia a la hora de esclarecer hechos delictivos. Presentamos el proyecto para la policía judicial, que está prevista en el Código Procesal Penal de la provincia desde hace más de 50 años, pero no había un proyecto que encarara enserio la implementación y la puesta en marcha de la misma.

-¿Te parece bien que quieran incorporar a la policía gente que no ha terminado la secundaria?

-Esto ya se hizo. Lo importante a determinar es cuál es el producto final. A mí me parece mal que se suprima el requisito de la secundaria, pero si tenemos faltante de la policía y ese requisito de la secundaria se puede cumplir mientras se estudia para policía sería lo correcto. Tenemos que avanzar hacia una mayor profesionalización de la policía. La policía judicial presupone una mayor profesionalización porque hoy la investigación en Mendoza es bicéfala: por un lado, está en mano de los fiscales. Y, por otro lado, quien conduce a las fuerzas policiales es el Ministerio de Seguridad. Entonces vos tenés que concentrar y unificar en un solo órgano, que es el Ministerio Público Fiscal, las políticas de persecución criminal. Tienen que ser los fiscales quienes tengan bajo sus órdenes a los policías judiciales e investigadores criminales, quienes conduzcan las investigaciones y al personal que lo lleva adelante. Eso es profesionalizar y mejorar cualitativamente la administración de la Justicia y la prevención del delito.

-¿Cuánto debería ganar un oficial de la policía?

-Debería ganar muy bien. Mejorar las condiciones salariales de la policía es fundamental. Uno de los graves problemas que tiene la policía de la provincia es que reciben ítems, por ejemplo, los servicios extraordinarios (a favor del privado) que supone un porcentaje muy grande de la remuneración que recibe y que no realiza aportes jubilatorios. Nosotros estamos presentando en la Legislatura, la semana que viene, un proyecto por el cual los servicios extraordinarios deban aportar al haber jubilatorio. Lo que pasa es que el policía como activo tiene una remuneración y cuando pasa a ser pasivo recibe una remuneración infinitamente inferior porque estos servicios no hacen aportes.

-¿De cuánto es el sueldo de un policía?

-Creo que el básico está en 2.700 o tres mil pesos, el inicial…

-¿Cuántos creés que debería ganar?

-El gran problema es que hay un atraso de todo el sector público en materia de sueldos. Tengamos en cuenta que el sueldo de los policías está integrado por tres ítems: sueldo más adicionales, los cupos de recargo (horas extras) y los servicios extraordinarios. Estos componentes que elevan el sueldo inicial le generan un fuerte desgaste psicofísico porque cumplen jornadas de 24 por 48 horas. Cuando cumplen las 24 horas siguen trabajando más horas de recargo, esto genera 28 horas en una persona que tiene que estar en actitud vigilante, custodiando y portando un arma. Pero, en su descanso, hace servicios extraordinarios para poder tener un estándar más o menos decente. Entonces, primero hay que modificar el régimen de trabajo. Esto ya lo presentamos porque nos parece de imposible cumplimiento el que se tiene actualmente. Y gracias al régimen actual más de 500 policías al año tienen que dejar su arma en el Ministerio de Seguridad porque física y psíquicamente no resisten. El policía no tiene quién lo respalde porque no se permite su sindicalización. Quien lo respalda y lo hace muy bien es Amuppol, que está integrada por familiares de la policía, pero no tiene un respaldo institucional. Cuando se produjo la reforma del ’98, olvidaron y omitieron darle el contrapeso funcional y necesario que es el defensor del policía. Uno de los agentes estatales que más violados se encuentra en sus derechos es el personal policial porque no tiene sindicato que lo defienda y porque no tiene desde la propia fuerza un mecanismo institucional que salga en salvaguarda de sus derechos.

-Cambiando de tema, ¿cuáles son tus aspiraciones personales dentro de la política?

-Cuando me trazo mis objetivos digo que hay que ir paso a paso. A mí me llaman más la atención algunos políticos que antes de ocupar el cargo al cual se están postulando ya están pensando en su próxima candidatura. Quiero ser un gran diputado nacional e involucrar al Congreso Nacional en una temática que hoy está ausente que es la seguridad. En materia de Seguridad este Gobierno ha tenido reacción promovida por las circunstancias. En 2003, en el Gran Buenos Aires se da un fenómeno particular de secuestros express y a partir de ahí se produjo una fuerte modificación de la legislación penal y procesal de la Argentina pero circunscripta a esta problemática y que no era la que se vivía en Mendoza. Acá teníamos otras… En 2009, nosotros proponíamos la creación del Ministerio de Seguridad Nacional, se lo reclamábamos pero el Gobierno Nacional lo creó cuando tomaron el Parque Indoamericano. Y cuando empezó a andar nos dimos cuenta que el único objetivo que tenía era reprimir el delito en el conurbano bonaerense. Las políticas que se vienen desarrollando a nivel nacional en materia de Seguridad son espasmódicas y reactivas, pero no hay voluntad política de los legisladores del Congreso, fundamentalmente de los oficialistas, de abordar la problemática.

-¿Cómo lo ves a Iglesias para las PASO?

-Iglesias es parte del pasado de la UCR, decidió irse a otro partido… Los que han decidido dar la pelea por afuera del partido se equivocan porque la pelea debió darse por dentro. Es un esquema PASO, en una interna abierta simultánea y obligatoria. Hoy son parte de otro partido. Ya no representan a la UCR, en otro tiempo sí lo hicieron. Lamento la decisión que han tomado.

-Cobos se fue y volvió. Si Iglesias vuelve, ¿lo aceptan?

-Para que una persona sea aceptada primero tiene que tener intenciones de volver. Pero se está yendo y ya no se está preguntando si tiene intenciones de volver… hay que ver qué sucede, pero hoy por hoy no es parte de la UCR.

-¿Qué significa Cobos para vos?

-Es una persona que da esperanza y que pacificó el país en momentos muy difíciles en donde había un fuerte conflicto político, social y económico producto de la falta de ideas de este gobierno y que tomó una difícil decisión para pacificar el país. En sus gestiones ha demostrado entereza, capacidad y honestidad.