Mendoza: el precandidato de la Coalición Cívica ARI presenta algunas de sus propuestas

coalicion civica mendozaEn esta entrevista, Gustavo Gutiérrez, precandidato de la Coalición Cívica -ARI mendocina, nos presenta su estrategia para modifica la Coparticipación Federal y nos presenta su visión sobre el gobierno nacional.

Gustavo Gutiérrez: “Me gustan sus banderas pero no sus abanderados”

Los Andes – 21 de julio de 2013

– ¿Cuál es la principal propuesta que hará en el Congreso?

-Al Congreso se llega a trabajar y la primera propuesta es que los legisladores nacionales trabajen, cosa que hasta el día de hoy no se ve materializada, estando ausentes en la tarea legislativa, tanto oficialistas como opositores.

-¿Tiene alguna estrategia para modificar la Coparticipación Federal? ¿Cuál?

-Por supuesto que tengo una propuesta y la he tomado de los estudios del licenciado (Orlando) Braceli, que es el mejor experto que tiene la Argentina en el tema de la coparticipación federal.
Mendoza es la más pobre de las provincias ricas y la más rica de las provincias pobres. Por lo tanto, pierde en relación a las de mayor población y también en términos de coparticipación respecto de las más atrasadas, por no estar atrasada.

La estrategia es hacer acuerdos con legisladores de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, que tienen la menor coparticipación por habitante. Mendoza es la penúltima en este sentido. Nuestros aliados son quienes están en una situación parecida. Siguiendo con la línea estratégica, hay que modificar el perverso sistema que los pobres de la Argentina subsidian a los ricos que están en las provincias llamadas pobres, los legisladores que encontremos dispuestos a revertir este cuadro serán nuestros aliados en una propuesta de sanción de un nuevo sistema de coparticipación federal.

-¿Qué leyes impulsadas por el kirchnerismo le parecen bien?

-Me permito también en esta pregunta responder de otra forma. Recurriendo a un dicho popular que dice: “me gustan sus banderas pero no sus abanderados”, el kirchnerismo ha impulsado grandes proyectos y los ha arruinado también. No los voy a enumerar pero todo lo que haga a la salud de la República, a la defensa del federalismo, a la ampliación de derechos, a la lucha contra las corporaciones y privilegios, a la distribución del ingreso, a la transparencia y lucha contra la corrupción, a la publicidad de los actos de gobierno y periodicidad en el ejercicio de los cargos, a la promoción social de las minorías y de los desposeídos, a la defensa del ambiente, no nos van a ver enfrentados con el gobierno si actúa con rectitud de intención.

Pero quiero manifestar que si bien impulsaron una buena Corte de Justicia ahora la quieren voltear porque no falló de acuerdo a sus deseos, impulsó el sistema de las PASO para modernizar y dar transparencia al sistema político y han sido los primeros en violar el espíritu y aplicación de la ley.

-¿Cuáles no?

-Todo lo que signifique abuso y concentración de poder, capitalismo de amigos, modelo extractivista de los recursos naturales, anulación de federalismo, entronización de familias en los feudos económicos y políticos, vinculación con los países que han hecho de la corrupción el populismo y de la inflación sus banderas, pretender reescribir la historia, deteriorar el sistema educativo y generar inmensidad de pobres de la ayuda del gobierno, la manipulación de la información pública, la reforma para someter a la Justicia son, entre otras, las acciones con las que, me permito decir, no sólo no estamos de acuerdo, sino que nuestro imperativo moral y político es destruirlas.

-¿Cómo cree que se le puede ganar al kirchnerismo en las presidenciales? ¿Aceptaría ser parte de una alianza opositora?

-La oposición hace pre-kirchnerismo y así nunca se le va a ganar. Hay que hacer post-kirchnerismo con un acuerdo programático, que requiere talento y responsabilidad. Gran parte de la oposición está muy cómoda en su papel de oposición, es una especie de plan B del oficialismo, réplica de todos los modelos totalitarios con apariencia democrática que ha habido en la historia de la humanidad.

La respuesta a esta pregunta entonces es: se le ganará al kirchnerismo con una oposición distinta a la actual. Ese es el desafío que proponemos y por el cual estamos participando de esta elección.

-¿Con quién sí y con quién no sellaría una alianza electoral?

-Se pueden formalizar alianzas con aquellas fuerzas con las que tengamos coincidencias programáticas. ¿Con quién no? Con aquellos espacios políticos que juegan a ser opositores y al otro día de las elecciones vuelven a ser aliados del oficialismo. Esto es el PJ en todas sus variantes.

-¿Quién sería su candidato a presidente?

-Me encantaría que fuera Elisa Carrió. Pero, también creo que esto no es un juego de preferencias personales. Esta es una construcción política que pasa por estructurar una oposición seria a este gobierno al otro día de las elecciones. Y en este sentido me parece un despropósito que algunos candidatos, desde esta elección legislativa, estén promoviendo eventuales candidatos a presidente.