Nueva iniciativa oficialista para permitir el voto desde los 16 años

Los Senadores Aníbal Fernández y Elena Corregido presentaron un proyecto que prevé modificar la Ley 19.945 -Código Electoral- para determinar que el voto constituya un derecho y no una obligación para los jóvenes de entre 16 y 18 años, en un régimen similar al que rige para los mayores de 70 años en la actualidad. Con este, el oficialismo tiene presentados dos proyectos para habilitar a los jóvenes de 16 años para votar, el otro fue presentado en marzo por los diputados oficialistas Diana Conti y Jorge Yoma. Referentes opositores expusieron sus dudas sobre la presente iniciativa, aunque no hubo un rechazo. Por otra parte, el Proyecto incluye dar opción al voto a quienes tengan al menos dos años de residencia permanente en el país. De ser aprobada ambos grupos sumarían un total de 3 millones de personas al padrón electoral argentino.

Crédito Foto: Santiago Trusso

Enlace para consultar el Expediente AQUÍ

Noticias Relacionadas: Reformas al Código Electoral: se votará con una tarjeta y podrían votar los mayores de 16 años

Aníbal Fernández defendió su proyecto para que se vote a partir de los 16 años
eldiario24
30 de Agosto de 2012

El senador kirchnerista aseguró que ahora “se madura un poquito más rápido” que en el pasado y que la intención no es “manipular” a los adolescentes.

“Se midió que entre el 40 y 50 por ciento de los jóvenes dice que quiere participar, por lo que se debe abrir ese marco para poder dar la discusión política”, explicó Fernández. “Quien no quiera sufragar no está obligado a hacerlo porque sería voluntario el sistema”, agregó y postuló que cualquiera que desee hacer uso del derecho, pueda hacerlo.

Asimismo, el ex jefe de Gabinete sostuvo que “en todos los ámbitos hay más que sobradas razones de que se madura un poquito más rápido de lo que se maduraba 70, 80 años atrás”.

“Si no están interesados, no ejercerán su derecho. ¿Qué quieren plantear? ¿Que los van a manipular? Sólo se abre la posibilidad de que puedan votar”, dijo el legislador.

La defensa de Aníbal a su proyecto se suma al apoyo del diputado Carlos Kunkel. En declaraciones al diario El Día de La Plata, Kunkel llamó a “abrir la participación masiva de los jóvenes, que tanto molesta al liberalismo”.

“No sé qué van hacer ahora cuando analicemos en el Congreso la posibilidad de bajar la edad del voto a los 16 años, ¿Van a hablar en contra de eso?”, cuestionó el diputado.

El proyecto para habilitar el voto optativo entre los 16 y los 18 años fue presentado por el senador Aníbal Fernández y sería analizado en las próximas semanas por la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta.

Para la oposición es riesgoso el proyecto para que se vote a los 16 años
La Prensa
30 de agosto de 2012

El diputado del Frente Peronista Francisco De Narváez consideró que “es una maniobra electoral para ampliar el padrón en una elección compleja para el oficialismo el año próximo”. Recordó que “cuando el menemismo planteó la re-reelección, también se hablaba del voto de los adolescentes”.

Legisladores de la oposición calificaron como “riesgoso” el proyecto para habilitar la votación electoral a partir de los 16 años y recordaron que cuando el “menemismo planteó la re-reelección”, también hubo una iniciativa similar, mientras que desde el kirchnerismo sostuvieron que es “una cuestión digna de ser considerada”.

El diputado del Frente para la Victoria Carlos Kunkel sostuvo que la iniciativa, de la cual es uno de los impulsores, persigue “la necesidad de ampliar la participación de los argentinos en la toma de decisiones” y aclaró que la posibilidad de votar a partir de los 16 años “sería voluntario”, no obligatorio como para los ciudadanos a partir de los 18 y hasta los 70 años.

Kunkel subrayó que el proyecto se instala para “que los jóvenes se puedan expresarse libremente a través de las urnas”.

Por su parte, el diputado del Frente Peronista Francisco De Narváez consideró que “es una maniobra electoral para ampliar el padrón en una elección compleja para el oficialismo el año próximo”.

Además, De Narváez recordó que “cuando el menemismo planteó la re-reelección, también se hablaba del voto de los adolescentes”.

En tanto, la diputada del GEN Margarita Stolbizer expresó que “lógicamente todo lo que implica una apertura de las participaciones parece siempre positivas o simpáticas, pero el problema es que se vayan constituyendo un elemento riesgoso en el actual contexto y con este gobierno”.

El Gobierno nacional dio ayer instrucciones de poner en marcha la iniciativa en el Parlamento tras analizar encuestas sobre los jóvenes en medio de las polémicas por la militancia de La Cámpora en las escuelas y el intento del oficialismo de habilitar a la presidenta Cristina Fernández una re-reelección que actualmente la Constitución Nacional lo impide.

El oficialismo en Argentina impulsa el voto de extranjeros y de jóvenes de 16 años
Qué (España)
30 de agosto de 2012

La iniciativa, que promueve el voto optativo para estos grupos, podría engrosar el padrón electoral argentino, que en los últimos comicios fue de 28,6 millones electores, en unas 3 millones de personas.

El senador oficialista Aníbal Fernández, uno de los impulsores del proyecto, afirmó hoy que “hay sobradas razones para demostrar que la juventud madura más rápido que lo que lo hacía 80 años atrás” por lo que a su juicio los jóvenes están en condiciones de optar al voto.

Ante las críticas de algunos sectores de la oposición a la iniciativa, el legislador dijo en declaraciones a radio La Red, de Buenos Aires, que nadie obligará a los jóvenes de entre 16 y 18 años a votar.

“Si no están interesados, no ejercerán su derecho. ¿Qué quieren plantear? ¿Que los van a manipular? Sólo se abre la posibilidad de que puedan votar”, afirmó Fernández.

En cuanto a los extranjeros, la propuesta incluye dar opción al voto a quienes tengan al menos dos años de residencia permanente en el país.

De acuerdo con el último censo de población de Argentina, el 4,5 por ciento de los habitantes del país es extranjero, es decir, unas 1,8 millones de personas.

Para aprobar esta reforma, cuya discusión aún no ha sido iniciada en el Parlamento, se necesitan los votos afirmativos de dos tercios de los integrantes de ambas cámaras del Congreso.

Argentina celebrará elecciones el próximo año, cuando se vote para renovar cargos en el Parlamento, mientras que los próximos comicios presidenciales deberán celebrarse en 2015.