El otro peronismo

El titular de la CGT, Hugo Moyano, tras asegurar que si las elecciones fueran hoy “no votaría a Cristina Kirchner”, ha iniciado el armando un PJ paralelo para disputarle al kirchnerismo las candidaturas a diputados de 2013. Junto a Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas, inició un acercamiento al denominado “peronismo disidente”, mientras espera la definición de la pelea entre Cristina Kirchner y Daniel Scioli.

Foto: Hugo Moyano

Crédito: Santiago Trusso

Moyano y Cariglino arman PJ paralelo para las PASO 2013
Ezequiel Rudman

Ambito
19 de Julio de 2012

Jesús Cariglino recibió a Hugo Moyano en el nuevo Palacio Municipal de Malvinas Argentinas. Competirán por dentro del PJ para disputar candidaturas nacionales en 2013.

«Estamos armando un PJ paralelo para disputarle al kirchnerismo las candidaturas a diputados de 2013. Y nos vamos a presentar en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del año que viene». Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas y nuevo cabecilla del peronismo opositor, analizó el martes por la tarde junto a Hugo Moyano el escenario electoral del próximo año en la sede del Palacio Municipal del norte del conurbano. El primer diagnóstico surgido de ese encuentro fue la orfandad política que sufrirán los diputados de extracción sindical, no sólo los moyanistas, sino también los ligados a Gerónimo «Momo» Venegas y a Luis Barrionuevo, cuyos mandatos vencen en 2013.

El canillita Omar Plaini, uno de los principales operadores del camionero en el Congreso más allá de Facundo Moyano, se quedará sin banca el año que viene. Lo mismo ocurrirá con Claudia Rucci, el alter ego femenino de Venegas en el recinto. El jefe de las 62 Organizaciones Peronistas fue designado la semana pasada secretario de Interior de la CGT moyanista y tampoco cuenta con un espacio para lograr la renovación del mandato de Rucci ni para colocar candidatos a diputados nacionales nuevos. Estos desplazados sindicales de las listas del Frente para la Victoria serán auxiliados por el dúo Moyano-Cariglino, quienes ya iniciaron trámites electorales ante los juzgados de María Servini de Cubría y del platense Manuel Blanco para levantar la intervención que pesa sobre el partido Unión Popular, el mismo que impulsó la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde.

Más allá de la lista definitiva de candidatos a cargos legislativos nacionales que presente el Frente de Unidad Peronista (FUP) de Cariglino, todos estos diputados de extracción sindical pertenecen a la provincia de Buenos Aires. Allí conviven diputados vinculados a la CGT Azul y Blanca de Barrionuevo, como Graciela Camaño, quien tiene mandato hasta 2015. El FUP saldrá también a disputar las candidaturas para la legislatura bonaerense, en paralelo con la disputa que enfrenta a Cristina de Kirchner con el gobernador Daniel Scioli.

Tanto Plaini como Moyano hijo ingresaron a la Cámara de Diputados en la boleta del kirchnerista Frente para la Victoria. El jefe del gremio de canillitas deberá mudar de sello luego de la fractura expuesta entre la CGT y la Casa Rosada. El hijo del camionero quedará sumergido en una especie de limbo peronista, como él mismo explica, entre dos lealtades. Ocupará una banca hasta 2015 por el kirchnerismo mientras su padre y sus compañeros sindicales buscan nuevos espacios para presentar candidaturas al Congreso. Será también una prueba de fuego para Héctor Recalde, abogado laboralista de la CGT, cuyo mandato también vence dentro de dos años.

No es casualidad que el FUP de Cariglino, con el apoyo de Moyano, ultime detalles para el relanzamiento de Unión Popular como plataforma para disputar el control del peronismo bonaerense. Este sector está a la espera de alguna señal explícita de autonomía -que por ahora no llega- de parte de Scioli, a quien observan como el único personaje capaz de pacificar a las distintas facciones del peronismo, a nivel provincial y también nacional.

Más cerca del sciolismo explícito quedaron los diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires de Unión Celeste y Blanca, la agrupación que lidera el filo macrista Francisco de Narváez. No sólo a este diputado-empresario le vence el mandato en 2013, también a otras de sus espadas legislativas como Natalia Gambaro, Gustavo Ferrari y Alfredo Atanasof se quedarán sin banca. Sin embargo, mientras prediquen políticamente a favor del gobernador bonaerense, no tendrán espacio en las listas de Cariglino y Moyano.

Otro peronista bonaerense enfrentado con el Poder Ejecutivo Nacional que deberá renovar banca en Diputados es Eduardo Amadeo. Este legislador, que se despegó paulatinamente de Felipe Solá, quedó al borde de sumarse al armado bonaerense del PRO de Mauricio Macri.

Cariglino incluso evalúa por estos días presentarse como candidato a diputado nacional 2013. Sería el paso previo para disputar la gobernación bonaerense de 2015, siempre y cuando Scioli y el intendente de Tigre, Sergio Massa, se mantengan mansos frente a Cristina de Kirchner. El conglomerado del peronismo opositor que se cocina a fuego lento en Malvinas Argentinas debutaría el segundo domingo de junio del año próximo en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias. Deberá sumar al menos el 1,5 por ciento de todos los votos emitidos para presentarse a las legislativas generales.

Al término de su reunión en el Palacio Municipal de Malvinas Argentinas, Cariglino y Moyano emitieron un comunicado en conjunto. «Es lo que estamos necesitando, gente que defienda al trabajador, al obrero, la paz, el orden, y esto es lo que representa para nosotros, hoy, Hugo Moyano», comentó el anfitrión del encuentro. El camionero agregó: «(La Presidente) dice que quiere la unidad y promueve la división, no sólo en el movimiento obrero, también en el peronismo y en todos los órdenes».

Diferencias entre Moyano y sus seguidores por el voto a Cristina Kirchner
Infobae
19 de julio de 2012 

El titular del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, uno de los principales aliados del camionero, aclaró que podría volver a respaldar a la Presidente si se presenta a elecciones. Ayer, Moyano había señalado: “No volvería a votarla”

Ayer, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, aseguró que “sería imposible” apoyar a Cristina Kirchner si se presentara a una nueva reelección, al advertir que en el movimiento obrero serían “masoquistas” si la eligiesen para un tercer mandato.

Pero, esta mañana, Juan Carlos Schmid fue más cauto y, cuando se le preguntó si “volvería a votar por la Presidente”, contestó con diplomacia: “Estamos lejos todavía de un proceso eleccionario y esas son cuestiones que pueden ir variando llegado el momento”.

En declaraciones radiales, dijo que “toda esta fantasía de decir que uno se pasa a la oposición porque está reclamando lo que demandan los trabajadores, es medio rebuscada. Estamos haciendo lo que hace cualquier central obrera en cualquier parte del mundo”.

“Indudablemente, estamos con puntos de vista totalmente distintos frente a la gestión del Gobierno y frente a la manera de abordar los reclamos”, precisó.

Agregó que “el Gobierno ya lleva un atraso considerable en el abordaje del tema del mínimo no imponible. Esperemos que el anuncio no sea nada más que una cortina de humo”.

El PJ Federal, sólo un sello que busca su lugar en el nuevo mapa político
Infobae
16 de julio de 2012 

Octubre de 2010, Salta: Eduardo Duhalde, Carlos Reutemann, Felipe Solá, Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, Ramón Puerta, Mario Das Neves y Juan Carlos Romero se muestran unidos en una cumbre sin precendentes del peronismo disidente, y plantean un fuerte desafío al gobierno kirchnerista.

La foto terminó siendo sólo eso: una foto que hoy aparece amarillenta, muestra de un momento que no pudo trascender en el tiempo y que tuvo una representación fracturada en las elecciones del año pasado, con una dura derrota electoral.

Ahora, en plena puja interna en el kirchnerismo, con la confrontación entre Cristina Kirchner y Daniel Scioli como pelea de fondo, los principales referentes de aquel sector analizan el nuevo escenario y el camino a seguir para recuperar algo del protagonismo perdido.

El lugar que ocupará Scioli de cara al 2015 es el faro que varios aguardan para tomar decisiones. Uno que ya lo hizo fue Mario Das Neves, quien anunció que se suma al armado político del ex motonauta.

“Lo he hablado con Daniel y me sumo a la agrupación Juan Domingo. Es un espacio interesante cuando pensar distinto parece ser un delito”, afirmó el ex gobernador de Chubut.

Su ex compañero de fórmula, Eduardo Duhalde, también volvió al ruedo, pese a anunciar (otra vez) que se alejaría de la política. El ex candidato presidencial ha concurrido en varias oportunidades a la sede porteña del Movimiento Productivo Argentino (MPA), que preside el diputado Carlos Brown, y según afirman, “espera los tiempos políticos para volver a decir cosas”.

Apuesta en silencio al frente peronista de Jesús Cariglino y Graciela Camaño, aunque con Francisco de Narváez hay distancia. “Espera un reconocimiento público por todo lo que le dio al país”, afirmó Brown.

En San Luis, en tanto, los hermanos Rodríguez Saá dejaron el poder después de tres décadas, y se encuentran en una especie de transición política. Es más, su delfín, el gobernador Claudio Poggi, mantiene buenos vínculos con el gobierno nacional, a tal punto que hace pocos días la presidente Cristina Kirchner realizó su primera visita oficial a esa provincia. Y mientras Adolfo sólo cumple con su estricta agenda legislativa desde su banca de legislador, nadie descarta que Alberto busque un lugar en el Congreso en los comicios del año que viene.

El que mantiene su silencio característico es el senador santafesino Carlos Reutemann. Retraído a su actividad legislativa, también estaría esperando la decisión de Daniel Scioli, y un acercamiento con el gobernador bonaerense es más que posible.

El único que ha recobrado un alto perfil en los últimos días es Felipe Solá. Desde una de las primeras filas del acto en General Rodríguez, escuchó días atrás de boca de Cristina Kirchner un elogio a su gestión como gobernador de Buenos Aires, como argumento utilizado por la mandataria para atacar elípticamente la “mala gestión” de Scioli.

Y si bien una vuelta al kirchnerismo es prácticamente imposible, Solá también se aleja de la oposición. “No tengo nada que ver con sus planteos”, afirma, y reparte sus críticas tanto al gobierno nacional como a Scioli.

Un gobernador con lenguaje de candidato
La Voz

17 de julio de 2012

Cada vez más instalado como prematuro aspirante presidencial, el paso de hoy de José Manuel de la Sota por El Show de la Mañana fue para ratificar su perfil diferenciador con el Gobierno nacional y con potenciales candidatos en 2015 (ver De la Sota: Cuando la gente no puede comprar dólares, es porque algo no está bien).

“No estoy pidiendo ayuda al Gobierno nacional. Le digo a la Presidenta ´paguenos lo que nos debe'”, dijo, en alusión a Daniel Scioli y la complicada situación de la provincia de Buenos Aires.

A la Nación no sólo le reclamó la deuda por la Caja de Jubilaciones y por obras públicas, sino que reprochó algunas medidas como el cepo cambiario. “Es más fácil sacar un documento de cambio de sexo que comprar dólares”, señaló en un tono que pretendió ser crítico-humorístico.

No obstante, insistió en que no busca la confrontación y uso la frase que implantó en la última campaña electoral: “no quiero pelear por pelear”. Esa consigna es con la que saldrá a recorrer el país, además de mostrar realizaciones de su gestión como el boleto educativo, la ley de tratas, las inversiones (más anunciadas que concretadas) y ciertas obras públicas. En tal sentido, reiteró las promesas de las autovías de Córdoba a Río Cuarto y a San Francisco.

Como para mostrar parte de sus planes políticos, después de varios meses, De la Sota nombró y resaltó la figura de Juan Schiaretti, al que citó en varias ocasiones como “amigo”, pese a que le endilgó las falencias de la construcción de la nueva terminal de ómnibus de la ciudad de Córdoba.

Pero las exaltaciones de Schiaretti tienen que ver con la decisión de De la Sota de tener un candidato fuerte en la elección legislativa del año que viene, en las que necesita un resultado contundente para quedar posicionado para la presidencial de 2015. “Juan donde quiera estar va a estar”, anticipó.