Duhalde: cierre de campaña

El jueves 21 de octubre a las 11 pm Eduardo Duhalde cerró su campaña electoral como candidato presidencial del Frente Unión Popular. Se encontró acompañado por el presidente a Mario Das Neves, candidato a vicepresidente. El candidato mencionó que pese a los resultados obtenidos, no se retirará de la actividad política. En las elecciones primarias Duhalde obtuvo un 12,1% de los votos, décimas por debajo de Ricardo Alfonsín, que terminó segundo.

Fuente: Sitio oficial

“El país baila sobre el Titanic”

La Nación

21 de octubre de 2011

Duhalde cuestionó el “relato oficial” y pidió cambiar el rumbo económico.

Advertencias sobre una eventual crisis económica futura. Endurecimiento del discurso contra los “excesos” del kirchnerismo. Apelación a aglutinar el voto “de quienes apuestan por la tolerancia y un no rotundo a todo tipo de violencia”.

Esos fueron los principales ejes del discurso de cierre de campaña del ex presidente Eduardo Duhalde, que anoche cerró su campaña como candidato presidencial del Frente Unión Popular, rodeado de sus dirigentes de confianza y con miras a un domingo electoral que se vislumbra difícil para sus chances electorales.

“Ya no se tolera el relato oficial que nos pinta un país de maravilla y que esconde la inflación, récord de fuga de capitales, la inseguridad sin freno, el intento de domesticar a los medios de comunicación independientes y un derrumbe institucional desconocido desde el retorno de la democracia”, se explayó el ex presidente en la sede que el gremio de gastronómicos posee en el barrio de Constitución.

“Estamos bailando alegremente sobre el Titanic. Debemos rectificar el rumbo para no caer en una nueva frustración. Los tiempos que vienen obligan a la tolerancia y a un no rotundo a todo tipo de violencia”, afirmó Duhalde, al filo de la medianoche, y en el cierre de un acto “pensado para la televisión”.

Respaldo

Lo acompañaban su compañero de fórmula, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves; candidatos a diputados e intendentes de todo el país, y los fiscales electorales del domingo. “Duhalde ha sacado al país de la crisis en el momento más difícil de su historia, es un hombre con experiencia que sabe lo que es gobernar”, dijo Das Neves, como modo de despejar rumores de disidencias que sobrevolaron en la fórmula en las últimas semanas.

A diferencia de Duhalde, el gobernador de Chubut apeló al “diálogo y la discusión con el gobierno nacional” para “resolver los problemas de los gobiernos provinciales”.

En otro tramo de su discurso, Duhalde celebró la decisión de la banda terrorista vasca ETA de renunciar a la violencia armada. “Espero que la narcoguerrilla colombiana siga el mismo camino”, afirmó el ex presidente.

La decisión de Duhalde de llevar el final de campaña a un ámbito cerrado se relacionó, una vez más, con las amenazas de escrache contra el ex presidente por parte de grupos de piqueteros del Frente Darío Santillán, que ya hicieron suspender al ex presidente una visita programada a la Basílica de Luján, previa a las elecciones primarias del 14 de agosto último.

Más allá de los contratiempos, el candidato de Unión Popular quiso transmitir su optimismo en “superar” su resultado en las primarias: un 12,1% de los votos, décimas por debajo de Ricardo Alfonsín, que terminó segundo.

Pasado mañana, Duhalde esperará los resultados en una de las sedes de la Unión de Trabajadores Rurales (Uatre), en el barrio de Balvanera. Ya repitió a propios y extraños que, al margen de los guarismos que obtenga, no piensa retirarse de la actividad política.

Duhalde advirtió que Cristina hará el intento de re-reelección

Clarín

21 de octubre de 2011

En su último mensaje antes de las elecciones del domingo, Eduardo Duhalde hizo anoche una fuerte advertencia de que el oficialismo buscará una reforma constitucional que le otorgue la posibilidad de ser reelecta indefinidamente a Cristina Kirchner, y llamó a “no votar” a los candidatos a legisladores de Alberto Rodríguez Saá y de Hermes Binner que, según aseguró, “apoyarán” ese planteo.

“Es evidente que el Gobierno ha exigido elegir los diputados nacionales en todas las provincias” para avanzar en esa reforma que tendrá luz verde de “Rodríguez Saá y el socialismo”, según afirmó Duhalde al hablar en el acto de cierre de su campaña, que tuvo lugar en la sede del gremio gastronómico que lidera Luis Barrionuevo, en el barrio de Constitución.

El ex presidente estuvo acompañado por su vice, Mario Das Neves -que lo precedió en la palabra-, y por dirigentes y candidatos de todo el país. Duhalde eligió un horario inusual para el acto, que empezó minutos antes de la medianoche . En su equipo de campaña justificaron que era el mejor momento para concentrar la atención de los canales de televisión informativos.

“La gente se acuesta tarde”, comentaron.

En su discurso, Duhalde acentuó sus críticas hacia el kirchnerismo y afirmó que “ya no se tolera más el relato oficial de un país de maravillas en contraste con una realidad que vemos a diario”. Y enumeró: “ degradación institucional sin antecedentes en la democracia , inflación desbordada, récord de fuga de capitales, inseguridad sin freno, intentos de domesticar a los medios de comunicación independientes”.

También advirtió sobre una “situación difícil” en materia económica. “Estamos bailando alegremente en la cubierta del Titanic”, alertó. “Debemos rectificar el rumbo para no caer en una nueva frustración”, agregó con dramatismo, y llamó a “que las urnas contengan un mensaje que obligue a reconstruir el estado de derecho y un no rotundo a todo acto de violencia”.Previamente, en diálogo con Clarín, Duhalde se mostró escéptico sobre el llamado “a la unidad nacional” que hizo el miércoles Cristina. “Llevamos 8 años de desunión. Ojalá fuera cierto, pero es el lobo que se viste con piel de cordero para la elección”, dijo.

Una promesa que seguirá sin cumplir

Página 12

21 de octubre de 2011

El candidato del Frente Popular, que había anunciado que se retiraba en 2003, dijo que seguirá en actividad. En sus últimas apariciones de campaña insistió con sus críticas al Gobierno.

Ya lo avisa, por las dudas. “Si no es esta vez, será la próxima”, se atajó el candidato a presidente del Frente Popular, Eduardo Duhalde. “Pero después del 23 de octubre yo no me retiro”, aclaró. El dirigente hizo su último paso por los programas de televisión y planteaba, al cierre de esta edición, dar su discurso final de campaña al filo de la medianoche del jueves. “Los que piensan que me retiro no saben lo que es un dirigente. En la Argentina hay muchos saltarines, pero muy pocos dirigentes de encuadramiento, que puedan conducir”, sentenció el candidato.

En rigor, Duhalde ya había anunciado que se retiraba en 2003. El ex presidente interino, sin embargo, nunca cumplió, al punto de que este año terminó compitiendo en una interna con Alberto Rodríguez Saá –que concluyó en “un papelón”, según el propio Duhalde– e intentando de nuevo llegar al cargo que los votos nunca le dieron.

En esa dirección, Duhalde insistió con que “una interna no es lo mismo que una elección en la que la gente elige sus diputados, sus senadores, su presidente o lo que sea”. Y aseguró que “la gente no cree que está en condiciones este gobierno de enfrentar los problemas que están por tener mucho impacto en el país”.

Según Duhalde, “tenemos las escuelas públicas con más violencia de América”. Es decir, más que en Haití, Guatemala y los Estados Unidos (por dar tres ejemplos). “Hay un crecimiento muy grande de todo lo que sea el delito, se desconfía de todo lo que tenga uniforme y así salen ganando los delincuentes”, estimó Duhalde, quien explicó los votos que cosecha el oficialismo porque existe “una gran excitación de consumo que el Gobierno con fines electorales está financiando. Esto es muy riesgoso porque esa plata tendría que estar financiando el desarrollo, no el consumo, eso es muy peligroso”. Para el candidato, los empresarios tienen miedo: “El miedo se instaló en la Argentina en todos los niveles. Lo peor que le puede pasar a la sociedad es estar con un miedo tan fuerte”.

Duhalde intentó despejar dudas sobre su continuidad en la política: esta vez, no va a hacer promesas que no piense cumplir. “Voy a seguir trabajando. Cada día más. Independientemente del resultado. Yo tengo una pasión por mi país y voy a seguir trabajando, tratando de que se entienda y trabajando con todos los partidos para llevar adelante políticas de Estado. Si no es ahora, será más adelante, pero la Argentina necesita políticas de Estado y yo voy a estar trabajando para eso –aseguró–. ¡Qué me voy a retirar! Me siento fuerte y cada día más sabio.”