No habrá boleta única el 23 de octubre

En la reunión de ayer de la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Graciela Camaño, miembros de distintos bloques opositores en la Cámara de Diputados admitieron que el sistema de boleta única no se podrá aplicar en los próximos comicios. Por otra parte, los bloques opositores del Senado no consiguieron los dos tercios de votos necesarios para introducir en la agenda del debate de la sesión de ayer la creación de la boleta única electoral, lo que fue rechazado por la bancada del oficialismo. De todas formas se acordó reforzar el seguimiento de los seis proyectos que hay presentados en el Congreso y convocar para los próximos días a especialistas, a miembros de la Cámara Nacional Electoral y a autoridades electorales de Córdoba y Santa Fe, provincias donde se implementó dos modelos distintos de boleta única.

Foto: Boleta Única de Córdoba

La boleta única, sin apoyo en Diputados y en el Senado
El Tribuno
1 de septiembre de 2011

Pese a los intentos en Diputados y en el Senado, la oposición parlamentaria no logró ayer avanzar en el proyecto de boleta única para las presidenciales de octubre, un debate que sí comenzó, pero con vistas a las elecciones legislativas de 2013.

El primer intento fue en la Cámara de Diputados, por la mañana, con el análisis de las distintas propuestas sobre el sistema de boleta única en la comisión de Asuntos Constitucionales. En esa reunión, de la que participó el oficialismo, los legisladores de los bloques opositores coincidieron en que ya no había tiempo de implementar el nuevo sistema antes del 23 de octubre.

Señalaron que, en el caso de que lograra aprobarse el proyecto en el Congreso, se debe pensar en una eventual implementación nacional a partir de las legislativas de 2013.

“Estamos convencidos de que con la boleta única se podrán resolver algunas de las irregularidades que hemos visto no solo el 14 de agosto último sino en otras elecciones”, aseguró la titular de Asunto Constituciones, Graciela Camaño.

El diputado de la CC, Adrián Pérez, en tanto, consideró que “el debate de la boleta única debe darse en profundidad para alcanzar los consensos suficientes”, y dejó en claro que no estaba de acuerdo con implementar el sistema antes de octubre.

A su vez, el diputado del Peronismo Federal, Gustavo Ferrari, coincidió en que las modificaciones deberían aplicarse en las elecciones de 2013, pero advirtió: “El sistema de boleta múltiple es el que tiene más posibilidades de ser sometido a maniobras fraudulentas”. Por el oficialismo no hubo discursos, pero, según pudo saber Noticias Argentinas, el Frente para la Victoria no está dispuesto a acompañar ese proyecto.

El segundo intento se dio por la tarde, en el Senado, donde la oposición buscó imponer durante la sesión el debate de uno de los proyectos sobre boleta única, propuesto por el senador puntano del Peronismo Federal Adolfo Rodríguez Saá.

En el Senado
La dificultad principal para concretar el objetivo tuvo que ver con que ninguno de los proyectos que se encuentra en la Cámara Alta tenía dictamen de comisión. Es decir, que para habilitar su tratamiento en la sesión se necesitaban los votos de los dos tercios del cuerpo, número al que no llega la oposición en el Senado.

En la Cámara Alta aguardan tratamiento varias iniciativas sobre boleta única, una de ellas presentada por Rodríguez Saá; otra por el senador de PROBAFE Samuel Cabanchik y otra por los legisladores María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, Luis Juez y Norma Morandini, del Frente Cívico.

En tanto, en la Cámara Baja existen otros seis proyectos al respecto, de Margarita Stolbizer y Gerardo Milman (GEN), Laura Alonso (PRO), Gustavo Ferrari (Peronismo Federal), Ricardo Gil Lavedra (UCR), Adrián Pérez y Patricia Bullrich (CC).

La boleta única deberá esperar hasta 2013
La Nación
1 de septiembre de 2011

En la apertura del debate de los proyectos de ley para implementar un sistema de boleta única, los bloques de la oposición en la Cámara de Diputados coincidieron ayer en que la reforma no puede aplicarse en los comicios de octubre próximo y que debe quedar para las elecciones legislativas de 2013.

La discusión comenzó en la comisión de Asuntos Constitucionales, donde hubo asistencia perfecta. A medida que se sucedieron las exposiciones, los dirigentes con posturas más duras, como la diputada de la Coalición Cívica Patricia Bullrich, se acoplaron a la posición de la mayoría: debatir el tema, pero buscar que se instrumente a partir de los comicios de 2013.

“Estamos convencidos de que con la boleta única se podrán resolver algunas de las irregularidades que hemos visto no sólo el 14 de agosto último sino en otras elecciones”, sostuvo la titular de Asuntos Constituciones, la duhaldista Graciela Camaño. El debate se abrió con las exposiciones de los autores de los seis proyectos de boleta única con estado parlamentario en la Cámara baja. El diputado de la CC, Adrián Pérez, consideró que “la discusión debe darse en profundidad para alcanzar los consensos suficientes” y dejó en claro que no estaba de acuerdo con implementar el sistema antes de octubre.

El diputado del Peronismo Federal, Gustavo Ferrari, reclamó un cambio en el sistema de votación, aunque, como el resto de los opositores concedió que las modificaciones deberían aplicarse en las elecciones de 2013. “El sistema de boleta múltiple es el que tiene más posibilidades de ser sometido a maniobras fraudulentas”, sostuvo Ferrari.

Fuera de la comisión, el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, evaluó que la oposición busca implementar este sistema para “obtener un beneficio electoral”.

El Senado rechazó discutir el sistema de boleta única electoral
Los Andes
31 de agosto de 2011

Senadores opositores intentaron hoy introducir sobre tablas un proyecto de ley para usar la boleta única en las próximas elecciones presidenciales, pero el rechazo del oficialismo hizo naufragar la iniciativa durante la sesión de ese cuerpo.

El tema intentó ser introducido sobre tablas, es decir sin figurar en la lista de proyectos del orden día aprobado en Labor Parlamentaria, por el senador justicialista por San Luis Adolfo Rodríguez Saá.

La iniciativa contó con el apoyo de otras bancadas de la oposición, quienes elogiaron el desempeño del sistema en las últimas elecciones de Santa Fe y Córdoba.

El oficialista neuquino Marcelo Fuente, por su parte, fundó el rechazo del proyecto opositor en la presunta existencia de una “campaña de los multimedios Clarín y La Nación” que en su opinión “pretende condicionar el voto popular”.

Fuentes insistió en que “esa campaña sobre el sistema democrático en su expresión de dos multimedios hegemónicos ha fracaso” y pidió “respeto a la voluntad popular”, mientras reclamó discutir temas que hacen realmente a la institucionalidad del país.

El legislador patagónico destacó que “se hace un flaco favor a la democracia” reclamar un cambio de sistema de boleta durante el desarrollo del proceso electoral.

El presidente del bloque oficialista, Miguel Pichetto, había anticipado al comienzo del debate que el tema no cumplía con las exigencias del reglamento de la cámara que exige que llegue al Senado tras ser aprobado por una comisión.

La única que disintió con el sistema, fue la santafesina Roxana Latorre, cercana al oficialismo, quien dijo que “se transformó casi en voto calificado”, que da ventajas a los políticos que pueden invertir “el doble de recursos” de las campaña tradicionales.

Rodríguez Saá argumentó que la boleta única permite “eliminar todas las sospechas” de manipulación de las votos y recordó que el Estado argentino lo impuso en las elecciones que se realizaron en todas las embajadas y en 44 dependencias penitenciarias.

“No estamos discutiendo los resultados de las elecciones primarias”, precisó el ex gobernador puntano, quien dijo que su adopción será “un importante aporte a la transparencia que reclama la sociedad” y denunció que faltaron boletas de su corriente Compromiso Federal en 4.800 mesas de la provincia de Buenos Aires.

La idea del tratamiento fue apoyado por el radical Ernesto Sanz, quien recordó que su bloque acompañó un proyecto presentado por el senador Samuel Cabanchik en años anteriores.

También lo hicieron el socialista santafesino Rubén Giustiniani, quien elogió el sistema implementado en su provincia y la falta de objeciones a ese tipo de boletas.

Con el mismo argumento se expresó el cordobés Luis Juez, quien recordó que el sistema “le permitió reconocer a una hora del cierre de los comicios que había perdido”.

“El 7 de agosto le dio una transparencia que Córdoba venia reclamando y no hay excusa para no adoptar un sistema que da tranquilidad”, aseguró.

También apoyaron uno de los cuatro autores de iniciativas parlamentarias, Samuel Cabanchik, quien recordó que su proyecto había sido respaldado por 28 senadores y las experiencias de Santa Fe y Córdoba demostraban su efectividad.

En el mismo sentido se manifestó María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica.