Futuro incierto para la Coalición Cívica

La agrupación política encabezada por Elisa Carrió definirá su futuro en un congreso partidario el 10 de septiembre. Se propondría una renovación del mando y que sectores más jóvenes, encabezados por Adrián Pérez, hoy compañero de formula de Carrió,  sean los nuevos líderes del partido. Carrió volverá el 6 de septiembre para participar del congreso nacional partidario que decidirá la nueva estrategia del 23 de octubre. La candidata de la Coalición Cívica, después de que obtuvo  3,24 por ciento de los votos, realizó una fuerte autocrítica y llamó a sus votantes a cortar boleta en octubre  y sólo votar a los candidatos legislativos de la Coalición Cívica.

Crédito Foto: Santiago Trusso

Noticias Relacionadas: Carrió se bajaría de la carrera presidencial

La Coalición Cívica piensa en un liderazgo colegiado para reemplazar a Carrió
NOELIA BARRAL GRIGERA
El Cronista
29 de agosto de  2011

Con la intención de reordenar al partido después del pobre resultado obtenido en las elecciones primarias, la Coalición Cívica analiza una estrategia de relanzamiento que además le permita llegar a un mejor escenario el 23 de octubre. Luego de que la propia Elisa Carrió asumiera toda la responsabilidad por el 3,24%, un sector de la fuerza se inclina por armar una conducción colegiada que suplante a la chaqueña en el lugar de liderazgo absoluto que detenta desde que fundó el ARI, hace más de una década. Integrarían esa mesa de mando los diputados nacionales Alfonso Prat-Gay, Juan Carlos Morán y Adrián Pérez, junto al legislador santafesino Pablo Javkin.

La propuesta se pondrá a consideración en el congreso partidario que se realizará el 10 de septiembre en el Instituto Hannah Arendt. Allí, unos 160 delegados de todo el país votarán para decidir el futuro del partido. Carrió, que se encuentra en México disfrutando del nacimiento de su nieto, regresará a Buenos Aires apenas unos días antes de la reunión. Si bien está al tanto de las intenciones de todas las líneas partidarias, aún no dejó trascender cuál es su opinión al respecto. Apenas dijo, el día después de las elecciones primarias, que está dispuesta a acompañar “desde un lugar secundario”, aunque también hay sectores que no están de acuerdo con esa idea.

Con los resultados del 14 de agosto, sus listas legislativas estarían logrando una banca en la Ciudad y otra en la provincia de Buenos Aires. En ambos casos, las asumirían dirigentes que no son de la Coalición Cívica, como Patricia Bullrich (cuyo partido, Unión por Todos, es aliado de Carrió) y Mario Llambías, un extrapartidario surgido de la pelea entre el Gobierno y la dirigencia agropecuaria. El desafío más grande, entonces, será ganar la mayor cantidad de escaños posibles, para asegurar el ingreso al Congreso Nacional de dirigentes propios.

En ese marco, también se pondrá en discusión la política de alianzas para reforzar el perfil de centroizquierda, e incluso la conveniencia o no de bajar la boleta presidencial que encabeza Carrió.

Carrió tendrá un rol secundario en la campaña
Parlamentario
22 de agosto de 2011

El diputado nacional Adrián Pérez, candidato a vicepresidente de la Nación por la Coalición Cívica, anticipó que Elisa Carrió tendrá “un rol secundario” en la campaña electoral de cara al 23 de octubre.

Carrió “ha planteado que va a ocupar un rol secundario, sin abandonar la política”, puntualizó Pérez, admitiendo que la CC quiere convertir esta elección presidencial en una legislativa, para que “no haya una mayoría abrumadora de parte del oficialismo”.

En declaraciones a Radio 10, Adrián Pérez, cuyo mandato como diputado nacional vence a fin de año, admitió que las primarias fueron “una elección muy difícil para nosotros”, al tiempo que definió el resultado como “una sorpresa, una desilusión”.

“Habíamos recorrido mucho el país, hecho campaña con mucho esfuerzo”, agregó el diputado, que se mostró dispuesto a “aprender del traspié”. Agregó que “nosotros seguimos pensando que hay que hacer eje en la honestidad en la actuación pública”.

A su juicio, en el resultado electoral “mucho tiene que ver el crecimiento económico que se viene sosteniendo hace varios años, y una visión de que estamos mejor hoy que en el 2003, y eso no podemos negarlo”. En ese sentido dijo que “la gente evaluó que la economía está mejor y eso convalidó al Gobierno. Además hubo una crisis internacional, que genera incertezas, y la Argentina ya la pasó y hubo recuperación”.

Sálvese quien pueda
Agustin Alvarez Rey
Mirada al Sur
3 de septiembre de 2011

Los distintos destinos de los diputados de Carrió frente al ocaso de su fuerza política
Elisa Carrió volverá el próximo martes de México. Cuando baje del avión, encontrará a su fuerza política, la Coalición Cívica (CC), en una situación que se parece bastante a las últimas horas del Titanic. Casi todos los miembros del bloque de diputados de la CC –varios son además candidatos– están buscando “cómo salvarse” del naufragio que augura el resultado que su partido obtuvo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso). En esa elección, Carrió logró el 3,21 por ciento de los votos. Hay que recordar que en la contienda electoral de 2007, la jefa de la CC había cosechado más del 23 por ciento de los sufragios.

“Seguramente todo esto va a explotar el 23 de octubre”, aseguró a este medio un dirigente del bloque de la Cámara baja de la Coalición Cívica. La frase, descarnada, intentaba describir el clima que se vive en el partido.

Lo cierto es que las señales comenzaron sólo cinco días después de las elecciones primarias. El viernes 19 de agosto, la diputada Marcela Rodríguez anunció su renuncia a la fuerza. Dijo, al mismo tiempo, que cumpliría su mandato, que concluye en diciembre del 2013. Rodríguez no era una dirigente cualquiera del armado. Fue uno de sus más importantes cuadros técnicos. Ocupó la vicepresidencia tercera de la Cámara de Diputados durante el 2008 y el 2009. Fue autora de numerosas investigaciones, proyectos y publicaciones vinculados a la reforma judicial y las problemáticas de género. Sobre su alejamiento, la diputada declaró: “Este espacio político, gradualmente ha dejado de representarme, así como yo tampoco lo puedo representar”.

Otra señal de desarticulación –más reciente– se vio el miércoles pasado, durante la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, en la que los bloques de la oposición intentaron ponerse de acuerdo para impulsar un proyecto de boleta única. Durante el encuentro, hubo un contrapunto entre los diputados de la CC Adrián Pérez y Patricia Bullrich. Ambos abogaron por la boleta única. En el transcurso de la reunión, Bullrich sacó de la manga el argumento a las supuestas irregularidades que hubo durante las Paso para defender su posición. Pérez, por su parte, cruzó a su compañera de bloque y no acompañó ninguno de estos reclamos. Limitó su defensa del proyecto a la necesidad de modernización del sistema electoral argentino. Puso como ejemplo otros países latinoamericanos que han adoptado el mismo sistema. Estas señales tienen mar de fondo. Pérez no renovará su banca de diputado en octubre y busca un nuevo destino político. Su pasado en la Unión Cívica Radical parece ser determinante, ya que hacia allí migraría el joven dirigente.

La diputada Fernanda Reyes se encuentra en una situación similar, ya que también es de procedencia radical y tampoco tiene posibilidades de revalidar su banca. Reyes también regresaría a las filas del partido centenario. El puente para volver, tanto en su caso como en el de Pérez, es el diputado de la UCR Ricardo Gil Lavedra.

La situación del diputado Fernando Iglesias, otra de las figuras de la CC, no es mucho mejor. Los números de las Paso indican que no podrá reelegirse como diputados. Una fuente del bloque de la CC de la Cámara baja remarcó que Iglesias está al borde de abandonar su carrera política. Que volvería a su viejo oficio de periodista y que ya se comunicó con Daniel Hadad para tantear si podría trabajar en el multimedio del empresario.

El caso de Patricia Bulrich es el único que puede presentarse como distinto al resto de sus compañeros de bancada. ¿Por qué? Porque la lista de diputados nacionales de la CC por la Ciudad de Buenos Aires sacó el 7,35 por ciento de los votos en las primarias. Si el 23 de octubre consiguen el mismo nivel de adhesión, meterían un diputado. Bullrich está primera en la lista, es decir, podría reelegirse hasta 2015.

A todo esto, Carrió sigue en México y, según un diputado de su partido, “no tiene muy presente todo este clima. Cuando vuelva el martes… se verá”.