Encuestas: Cristina Fernández superaría el 50% y Hermes Binner se ubicaría segundo

Es una tendencia que se repite en recientes relevamientos de Nueva Comunicacón, Julio Aurelio y Equis. La aprobación a  las últimas medidas lanzadas, como el aumento de la Asignación Universal por Hijo, por el Gobierno Nacional explicarían el leve aumento de la intención de voto de la Presidente. Por su parte el candidato del Frente Amplio Progresista, Binner, se vería beneficiado por la decepción de los ciudadanos que hicieron un voto útil por Duhalde o Alfonsín para posicionarlos como principal opositor. Incluimos una buena columna de Gustavo Sylvestre para diario UNO analizando los números de los sondeos.
Crédito foto: Santiago Trusso

Encuesta: CFK 51,7 Binner 15,8 Duhalde 9,1 Saá 8,8 y Alfonsin 7,6. Altamira 1.7 y Carrió 1.5
Impulso Baires

3 de septiembre 2011

Una encuesta de Nueva Comunicación indica que la intención de voto para las próximas elecciones presidenciales de octubre es un 51,7% para la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, seguida por el Gobernador de la Provincia de Santa Fe y candidato por el Frente Amplio Progresista, Hermes Binner con un 15,8 %.

Los datos surgen de un trabajo de opinión pública llevado a cabo en la totalidad de las provincias de nuestro país.

El mismo estudio ubica en tercer lugar a Eduardo Duhalde (Unión Popular) con un 9,1%; mientras que un 8,8% de los entrevistados manifiesta que votará por Alberto Rodríguez Saa (Compromiso Federal) y un 7,6.%. por Ricardo Alfonsín (Unión por el Desarrollo Social).

Finalmente la investigación refleja una intención de voto del 1,7% para Jorge Altamira (Frente de Izquierda) y para la candidata de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, un 1,5%.

Por otra parte, un 2,9% de los consultados manifiesta aún no saber a quien destinará el sufragio y un 0.9% afirma que lo hará en blanco.

La investigación realizada mediante el método de encuesta domiciliaria, abarcó una muestra de 2.100 casos efectivos, fue realizada entre el 15 y el 28 de agosto y dividió a los entrevistados según su localización geográfica en cuatro regiones: Metropolitana, Pampeana, Sur Argentino y Norte, publicó el portal Urgente 24.

Con una diferencia que se consolida
Página 12

5 de septiembre de 2011 

Un sondeo realizado la semana pasada le asigna a Cristina Fernández el 53,1 por ciento de los votos, seguida por el candidato del FAP, con el 16,4, que relega a Alfonsín y Duhalde.

Cristina Kirchner se consolida arriba del 50 por ciento, mientras Hermes Binner podría canalizar el descontento con otros candidatos opositores y trepar al segundo puesto. Esas son las conclusiones de los primeros estudios de intención de voto realizados tras las primarias de agosto y de cara a las elecciones generales del 23 de octubre. Si bien el resultado de los comicios no está en riesgo para el oficialismo (y la Presidenta podría conseguir la reelección con una ventaja mayor a la obtenida en las PASO), sí parece haber un reacomodamiento en la oposición: además del crecimiento del candidato del Frente Amplio Progresista, a costa mayormente del radical Ricardo Alfonsín, también se observa una migración de votos de Eduardo Duhalde a Alberto Rodríguez Saá. Entre estos últimos tres se daría la disputa para completar el podio. Más abajo, el Frente de Izquierda estaría encaminado a vivir un nuevo milagro, ya que aparece en los sondeos con más intención de voto que la Coalición Cívica de Elisa Carrió, que pasaría del segundo puesto en 2009 al último lugar de la lista.

Con ayuda del arrastre que le dio su holgada victoria en las PASO, la Presidenta podría ampliar su cosecha algunos puntos respecto de los 50,24 puntos que obtuvo el 24 de agosto. Según una encuesta telefónica que realizó la consultora Equis la semana pasada, sobre 1060 casos CFK estaría consiguiendo el 53,1 por ciento de los votos, proyectando los positivos. Otra encuesta, realizada por OPSM y difundida la semana previa, consigna una intención de voto para la mandataria de 41,7 por ciento, aunque no se tiene en cuenta la proyección de los votos positivos: antes del 14-08, los sondeos de esta consultora arrojaban datos similares, de lo que se desprende que en todos los casos Cristina está en un nivel similar o superior al que tenía hace tres semanas.

“Cristina Kirchner y Hermes Binner fueron los más beneficiados por las PASO y ambos aparecen en crecimiento”, explica el director de Investigación de Equis, Martín Romeo, a Página/12. Ambas encuestadoras coinciden, también, en marcar un crecimiento en la intención de voto del gobernador de Santa Fe, que en agosto sorprendió quedando cuarto pero a corta distancia del podio, y ahora aparece en los dos sondeos en el segundo lugar, con una buena luz sobre el pelotón que lo sigue.

Según la encuestadora dirigida por Artemio López, el candidato del FAP mide 16,4 puntos; la que encabeza Enrique Zuleta Puceiro le da 15,5 sin proyectar, por lo que podría rozar la barrera del 20 por ciento. Para Romeo, “Binner estaría tomando los votos de Carrió y parte de los votantes de Alcira Argumedo, pero su principal fuente de nutrientes es el electorado de abandona a Ricardo Alfonsín”.

Justamente, el candidato radical, que obtuvo el segundo lugar en agosto, deberá esforzarse para no caerse del podio. “La alianza del radicalismo y De Narváez no le sirvió a ninguno de los dos, pero por la cultura política del radicalismo fue más indigerible para ellos”, sostiene Romeo. Esto, sumado al desencanto por el resultado de las PASO, significaría una merma en su caudal electoral. Entre él, Eduardo Duhalde (Unión Popular) y Alberto Rodríguez Saá (Compromiso Federal) se juega un partido para estar en el podio: “No podemos saber quién se va a ubicar tercero, cuarto o quinto: bien leída la encuesta indica una situación de paridad –analiza el especialista–. De esto se puede deducir que Alfonsín y Duhalde serán los dos grandes perdedores, ya que planeaban polarizar en un segundo lugar cómodo y quedarán lejos de eso. Eso, sacando a Elisa Carrió, cuya performance es tan menor que no habilita ni a ese comentario”. En la encuesta de Equis, la diputada chaqueña ocupa, con un 1,3 por ciento, el último lugar, por debajo de Jorge Altamira (Frente de Izquierda, 1,5) y de los votos en blanco (1,4). De todas formas, faltan todavía seis semanas para los comicios y todos los escenarios pueden modificarse.

Alta aprobación por los anuncios
Gustavo Sylvestre

UNO
11 de septiembre de 2011

La última encuesta Nacional de la consultora Julio Aurelio, finalizada el jueves pasado, le está dando a la presidenta Cristina de Kirchner una intención de voto del 53%, seguida por Hermes Binner, con el 13%.

En un triple empate están Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá, con el 10% de intención de voto.

Elisa Carrió y Jorge Altamira se disputan, según esta encuesta, el último lugar.

La Presidenta logra una alta aprobación en su gestión, pero la base de tan alta intención de voto está en varias de las medidas tomadas en los últimos tiempos por el Gobierno nacional.

Justamente, una de las más reconocidas es la Asistencia Universal por Hijo, que está semana fue aumentada el 22% por el Gobierno nacional, y también le dió a las Asignaciones Familiares un nuevo tope, que permitirá que más gente cobre este subsidio.

La estrategia del Gobierno de aquí a octubre, marcada por la propia Presidenta, es justamente resaltar los hechos de su gestión, profundizar con algunas medidas que aún están en estudio del modelo puesto en marcha por Kirchner en el 2003 y “no hacer olas”.

La Presidenta no abandonará la agenda internacional y tiene previsto acudir a la reunión anual de la ONU y un viaje a París para la reunión del G20,que le ha dado a la Argentina una inserción diferente a nivel mundial.

Justamente, en esos foros se ve a la Argentina como un ejemplo a seguir, frente a la crisis económica que sigue angustiando a buena parte de la Comunidad Económica Europea y a Estados Unidos.

Salvo Hermes Binner, que ha logrado pararse en un lugar de opositor pero a la vez como “hombre de estado”, el resto de los dirigentes opositores no logran reencauzar sus estrategias electorales, en el camino al 23 de octubre.

Ricardo Alfonsín debe hacer esfuerzos políticos para “marcarle” la cancha al socialista Hermes Binner. Es que se ha dado cuenta que no puede regalarle ni un voto radical más al santafesino y debe recuperar la ventaja inicial que le saca, tras las primarias.

Eduardo Duhalde no encuentra la brújula política.

La denuncia de “fraude informático” quedó en la nada, y hasta su propio socio político, Mario Das Neves, tomó distancia de la misma.

El viernes trató de darle ánimo a su tropa y enviar un mensaje optimista respecto de lo que viene, pero sabe, mejor que nadie, que está en desventaja y que Alberto Rodríguez Saá puede quedarse con su porción de la torta de votos peronistas.

Daría la impresión de que el mayor esfuerzo del ex Presidente en estos momentos, es tratar de que su esposa Chiche pueda ser reelecta por la provincia de Buenos Aires como senadora nacional.

Recordemos que al Senado llegan tres senadores por provincia. Dos por la mayoría, y uno por la minoría. Según las últimas encuestas, en la provincia de Buenos Aires el Frente Para la Victoria pondría dos y el duhaldismo a Chiche, pero el candidato de Francisco de Narváez, José Pepe Scioli, le está pisando los talones.

Para colmo es muy posible que Francisco de Narváez termine cerrando un acuerdo político en ese distrito con Alberto Rodríguez Saá, si finalmente la Justicia impugna la candidatura a gobernador “del Adolfo”, propiciada por Duhalde.

Si eso ocurriera, que el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá no puede seguir en carrera, entonces Alberto Rodríguez Saá dará su apoyo a De Narváez con el objetivo de traccionar votos peronistas en el principal distrito del país.

Ambos se beneficiarían: “El Alberto”, porque De Narváez está segundo en la provincia con una proyección de casi 20% de intención de votos (Scioli casi lo triplica), y De Narváez, porque tendría el apoyo de los Rodríguez Saá, que tienen buena llegada al electorado peronista de la provincia.

Elisa Carrió comenzó el viernes su lento retiro de la conducción del partido creado por ella. Y tal vez, de la política.

Si bien mantedrá su candidatura presidencial para acompañar a sus candidatos a legisladores nacionales y a muchos candidatos a intendentes y concejales en las provincias, la diputada cederá el control partidario a “la nueva generación” de jóvenes formados en su entorno, que tratarán de reflotar los ideales del ARI,darle oxígeno político a esa fuerza y evitar la fuga de dirigentes hacia el Frente Amplio Progresista, de Hermes Binner, como ya está ocurriendo en varios distritos.

Patricia Bullrrich es otra de las dirigentes que ya esta afuera de la Coalición Cìvica. Buscará ser reelecta como diputada nacional y si no lo logra, podría recalar en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, en un puesto que le tendría reservado el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

Macri sabe que tiene que dotar de mucha política a su gobierno y potenciar su fuerza, mirando al 2015.

Por eso ha comenzado una tarea de seducción hacia figuras de otros partidos, para incorporarlos eventualmente a su gobierno a partir de diciembre o a su fuerza. Una de esas figuras es Patricia Bullrrich.

Mientras “balconea” la elección nacional y sigue fortaleciendo sus lazos con el Gobierno nacional, Mauricio Macri es, por ahora, el opositor que mejor se perfila para el futuro, y uno de los pocos que podría sobrevivir a la elección de octubre.