Alfonsín: cambia de estrategia e intenta mantener la unidad en la UDESO

En el marco de su campaña da cara a las elecciones del próximo 23 de octubre, Alfonsín cambió su estrategia al destacar lo positivo de la gestión de Cristina Kirchner, es así que prometió que en caso de llegar a la Presidencia continuará las políticas sociales e instalará por ley la Asignación Universal por hijo.
Por otro lado, mientras continúan las tensiones al interior de la UDESO, Alfonsín calificó de fantástico el posible acompañamiento de la fuerza de Alberto Rodríguez Saá a la candidatura de Francisco De Narváez, a la vez que desmintió que el candidato a gobernador radical por la provincia de Santa Cruz Eduardo Costa –quien realizó un acuerdo con las 62 Organizaciones Peronistas locales– acompañe a la fuerza de Eduardo Duhalde, aunque por artificio de la ley de lemas vigente en esa provincia su candidatura podrá ir unida a la del caudillo bonaerense.

Foto: Ricardo Alfonsín en La Matanza
Crédito de la foto: flickr/CC/RicardoAlfonsín2011

Alfonsín presentó un plan para la niñez y prometió una ley para la asignación por hijo
El Cronista Comercial
23 de septiembre de 2011

El candidato a Presidente por Udeso delineó el programa Crianza que prevé transformar la AUH desde el nacimiento. Polémica con las Madres por el caso Schoklender.

El candidato presidencial por Udeso, Ricardo Alfonsín, presentó ayer su plan Crianza, un programa que prevé transformar la asignación universal por hijo en un derecho de la seguridad social desde el nacimiento. Se trata de uno de las propuestas que incluyen su plataforma electoral y que el radical viene presentando en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

Esta vez el lugar elegido fue una escuela municipal del partido de San Isidro. Alfonsín hizo la presentación con su compañero de fórmula, Javier González Fraga; el intendente de ese distrito, Gustavo Posse y el candidato a diputado nacional Miguel Bazze, entre otros.

En un giro estratégico, Alfonsín optó esta vez por destacar lo positivo de la gestión de Cristina Kirchner: prometió que en caso de llegar a la Presidencia “continuará las políticas sociales que han sido bien concebidas por el Gobierno” e instalará por ley la Asignación Universal por hijo.

En relación al Plan Crianza, Alfonsín explicó que se trata de “una política global de gobierno para convertir al cuidado infantil en una prioridad pública que comprometa a las familias, a las organizaciones sociales y a la sociedad en su conjunto”.

“Con este programa buscamos combatir la desnutrición, la pobreza y la indigencia desde el primer día de vida”, dijo. Y agregó: “Lo que no se desarrolla desde el primer instante en la vida no se desarrolla más”, señaló durante el acto.

Por su parte, Gustavo Posse, resumió: “La idea es saldar la deuda que hoy por hoy tiene la Argentina con la niñez”

Polémica

Alfonsín también hizo declaraciones que generaron polémica. Tuvo que aclarar que “nadie está atacando a las Madres de Plaza de Mayo” tras reclamar un pedido de disculpas de Hebe de Bonafini. Y pidió explicaciones a los responsables de la Fundación que dirigían el plan “Sueños Compartidos”. Es que a través de un comunicado, la Asociación Madres de Plaza de Mayo había rechazado ayer la postura de Alfonsín y se preguntó “qué moralidad ostenta” al “atreverse” a formular la solicitud a Bonafini para que pida perdón a sus compañeras de la institución.

El candidato insistió con pedir se explique “cómo el señor (Sergio) Schoklender pudo hacer todo lo que aparentemente hizo sin que nadie le pusiera un freno”.

Alfonsín dijo sobre Rodríguez Saá: “Si nos quiere acompañar en octubre, fantástico”
Diario Uno
21 de septiembre de 2011

El candidato a presidente se refirió así a las conversaciones que mantuvieron el puntano y Francisco De Narváez. De paso, le pegó a la gestión de Scioli.

El candidato a presidente por Unión para el Desarrollo Social (UDESO), Ricardo Alfonsín, afirmó que las conversaciones entre su socio político, Francisco De Narváez, y Alberto Rodríguez Saá no van “en contra” suyo, y consideró que sería “fantástico” que el gobernador de San Luis decida acompañarlos en las elecciones del 23 de octubre.

“Esto no es en contra de mi candidatura. Francisco me planteó la posibilidad de que la fuerza que lleva como gobernador a Adolfo Rodríguez Saá no se presente por cuestiones jurídicas. En ese caso, por supuesto que si nos acompañan, nuestro candidato a gobernador es Francisco De Narváez, ¿qué les vamos a decir, que no?”, explicó Alfonsín.

En declaraciones formuladas anoche a la señal de cable A24, el diputado radical calificó de “muy mala” la administración de Daniel Scioli en la Provincia de Buenos Aires, “a pesar de que le ha tocado gobernar en un contexto de crecimiento extraordinario”.

Al respecto, el candidato de UDESO destacó que “los principales problemas de la Provincia no sólo no han mejorado sino que se han deteriorado”, como por ejemplo, “la educación”. “Nosotros siempre disputábamos con Capital el primer lugar en calidad educativa y ahora estamos en el puesto 14. La seguridad y los hospitales tampoco han mejorado, de modo que tenemos que trabajar para construir una alternativa que pueda reemplazar al gobierno de la Provincia con un sentido de superación. Si Rodríguez Saá se queda sin candidato y decide acompañarnos a nosotros, fantástico, aunque a nivel nacional voten a otros”, sostuvo Alfonsín. Al ser consultado sobre posibles operaciones contra su candidatura, el dirigente radical aclaró que “hay quienes ven a la UCR como un partido con el que es más difícil relacionarse, porque la UCR es un partido de valores”.

“En consecuencia es más difícil interactuar que con partidos que defienden intereses. Históricamente, algunos sectores pretenden que la UCR deje de ser un actor central en la política argentina. Pero bueno, eso lo decide en definitiva la sociedad. Creo que la UCR tiene un profundo arraigo en la cultura argentina. Y lo ha demostrado en las elecciones de los últimos días en Corrientes, en Córdoba, en el Chaco, donde aparecen el peronismo y el radicalismo como actores casi excluyentes”, dijo.

Alfonsín desmintió también que el candidato de la UCR en Santa Cruz “se haya ido” con el ex presidente Eduardo Duhalde. “Incluso hablé con él. Pero no puedo vivir aclarando cosas. En Santa Cruz hay un acuerdo desde 2007, que incluye al ARI, el Socialismo, la UCR y el peronismo disidente. Son operaciones que buscan debilitar las chances de la UCR en las elecciones nacionales”, concluyó.

Ernesto Sanz

El senador y presidente de la UCR, Ernesto Sanz, aseguró que su partido “ideológicamente no tiene nada que ver” con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, que avanza en un acuerdo político con el aliando radical en Buenos Aires, Francisco de Narváez.

Otro disgusto para Alfonsín: candidato UCR de Sta. Cruz irá en la boleta de Duhalde
Ámbito Financiero
14 de septiembre de 2011

Santa Cruz – A poco más de un mes de las elecciones del 23 de octubre, se recalentó la campaña santacruceña, de la mano de la fuerte polémica estallada tras un acuerdo electoral del candidato a gobernador radical Eduardo Costa con el duhaldismo, y de acusaciones de la Coalición Cívica contra Daniel Peralta -quien busca su reelección- en torno a un presunto enriquecimiento ilícito.

Costa es la apuesta del frente opositor Unión para Vivir Mejor que pegotea a la UCR con el ARI-Coalición Cívica, el Partido Socialista y fuerzas provinciales.

En las últimas horas, el diputado nacional selló un acuerdo con las 62 Organizaciones Peronistas locales por el cual esa fuerza del peronismo disidente decidió apoyar su candidatura a gobernador, en una medida que fue condenada por la CGT local.

Las 62 Organizaciones alientan a nivel nacional la fórmula presidencial de Eduardo Duhalde (junto a Mario Das Neves) por el Frente Popular, por lo cual desde la vereda del justicialismo oficialista salieron a enfatizar que Costa apoyará a Duhalde en la batalla por la presidencia, en detrimento de la postulación del muy devaluado Ricardo Alfonsín tras las primarias del pasado 14 de agosto. En los hechos, y por imperio de la ley de lemas, algunos sublemas terminarán entonces llevando a Costa como gobernador y a Duhalde como presidente, aunque otros pegarán a la boleta sábana con la de Alfonsín, la de Hermes Binner o la de Elisa Carrió.

Respaldo

Sin embargo, desde el entorno de Costa desmintieron ayer ante Ámbito Nacional un apoyo explícito del empresario a Duhalde y ratificaron el aval a Alfonsín. En esa línea, recordaron que el frente opositor agrupa a varias fuerzas que se referencian en distintos candidatos.

Este escenario se da en medio de las acusaciones contra Peralta por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero blandidas por la Coalición Cívica, liderada precisamente por la esposa de Costa, Mariana Zuvic.

«Es una campaña sucia, de mentes sucias», denunció Peralta, además de enfatizar que «hay un matrimonio que está muy nervioso». «Para lavar dinero hay que tenerlo y yo no tengo demasiado como para llevar a cabo esa actividad», agregó.

En devolución de gentilezas, el gobernador aprovechó el viento de cola que le generó el acuerdo de Costa con el duhaldismo. «Me alegro de que el candidato de la oposición haya descubierto, luego de una prolífica vida que le dio mucho dinero a partir de este nefasto modelo, que las 62 Organizaciones son una cosa buena. Creo que está en el camino correcto el amigo», ironizó.

Por su parte, Costa afirmó que no le «cabe ninguna duda de que la Presidente quiere más trabajo, que se luche contra las drogas, que se pelee contra la injusticia». «Por eso se puede trabajar desde la disidencia política y, más que nada, cuando todo indica que la próxima presidente va a ser Cristina de Kirchner», aseguró. No obstante, confió en la posibilidad de imponerse, como lo hizo en las legislativas de 2009.

Más allá de ello, el entendimiento con las 62 Organizaciones generó malestar en las filas radicales locales. «Nosotros vamos a trabajar para Alfonsín independientemente de que tenga 14 o 6 puntos (de intención de voto)», advirtió por de pronto el senador radical de Santa Cruz Alfredo Martínez, que busca renovar su banca en el Congreso de la Nación desde la boleta radical.