Alfonsín -alejado de De Narváez- se muestra optimista: “es difícil, pero posible, pelear una segunda vuelta en octubre”

Tras las victorias obtenidas por el radicalismo en los comicios para intendente en la capital cordobesa y en Corrientes donde se eligieron senadores y diputados provinciales, el candidato por la Unión para el Desarrollo Social declaró que es posible aunque difícil que se logre una instancia de ballotage. Junto con los otros candidatos del radicalismo y especialistas técnicos, presentó sus propuestas ambientales y educacionales. De Narváez, en clara oposición a su socio electoral, declaró que en la provincia de Buenos Aires, a diferencia de lo que ocurre a nivel nacional, la elección no se encuentra definida y estima que es probable que se logre abrir un clima de polarización entre él y el actual gobernador y candidato para su reelección Daniel Scioli.

Foto: Ricardo Alfonsín en conferencia de prensa en el Hotel Savoy
Crédito de la foto: Prensa Ricardo Alfonsín

Alfonsín: “Córdoba, Corrientes y Chaco indican que es posible el balotaje”
InfoBAE
19 de septiembre de 2011

El candidato presidencial por Udeso indicó que los resultados electorales en esos distritos indican que “es difícil, pero posible”, enfrentar al kirchnerismo el 23 de octubre

“Córdoba, Corrientes y Chaco demuestran que es difícil, pero posible, pelear una segunda vuelta en octubre”, afirmó Ricardo Alfonsín, candidato a la Presidencia por Unión para el Desarrollo Social.

Alfonsín se mostró entusiasmado por el contundente triunfo del radicalismo en la ciudad de Córdoba, donde Ramón Mestre (hijo) recuperó el distrito para el partido tras 12 años.

Aseguró que la voluntad de los ciudadanos de la capital es “muy importante, principalmente para los propios cordobeses, y luego para la UCR, constituyéndose en un gran estímulo para octubre”.

Convencido de que los resultados de la víspera afianzaron a la Unión Cívica Radical como el segundo partido del país, el dirigente destacó el triunfo por casi el 45% en las legislativas de Corrientes, y el segundo puesto en el Chaco, donde el gobernador Capitanich logró su reelección, pero la UCR superó el 30% de los votos, “mucho más de lo que algunos auguraban”.

“A veces nos preguntan cómo se encara la campaña presidencial luego de la ventaja obtenida por la Presidente en agosto, y respondemos que con la fuerza que nos dan las convicciones, principalmente la de que ya somos la alternativa de poder en este país y que lo mejor para la Argentina es un cambio de gobierno”, añadió.

De Narváez se despega de su alianza con Alfonsín
Clarín
20 de septiembre de 2011

El radical respondió que no le “parece bien provincializar la elección”.

Desde hace varias semanas, la relación viene a los tumbos, pero en los últimos días Francisco De Narváez ya ni siquiera se preocupa por maquillar las diferencias que mantiene con Ricardo Alfonsín, su socio en el Udeso desde que decidieron este año unir las boletas para las elecciones. Ayer, el candidato a gobernador admitió que la elección nacional “está bastante definida” –en referencia al contundente respaldo que recibió la Presidenta Cristina Kirchner en las primarias del 14 de agosto– pero aclaró que esa situación “no” se daría en la provincia de Buenos Aires.

El dirigente del peronismo disidente, que lleva en la boleta para presidente a Alfonsín, afirmó que “ahora la gente está tranquila, con un resultado nacional bastante definido”, pero se mostró confiado en que se pueda abrir “una polarización” en los comicios bonaerense entre él y el actual mandatario Daniel Scioli, que fue el más votado en las primarias de agosto con la lista del Frente Para la Victoria.

“La elección nacional está bastante definida y nosotros (por la oposición) hemos pagado el costo de la dispersión , pero en la provincia de Buenos Aires, no”, continuó el De Narváez, en declaraciones radiales.

Al ser consultado sobre si la victoria de la presidenta Cristina Kirchner ya estaba descontada, el diputado nacional respondió: “Entre lo posible y lo probable es lo más probable. Todos tenemos que aprender que la dispersión de quienes representamos nos ha hecho mal, fue un error y hay que aprender”.

Esa fue la frase que fue dirigida a su socio Alfonsín , quien sólo atinó a responder con una propuesta destinada a bajar la confrontación dentro de la alianza. “ No me parece bien la idea de provincializar la elección y, hacia adentro de las provincias, municipalizar, en vez de preocuparse de la suerte que corre el partido a nivel nacional, me parece grave en varios sentidos”, afirmó.

El radical venía entonado con un domingo en el que el radicalismo pudo mostrar que en varias provincias está en mejores condiciones que el socialista Hermes Binner, rival directo de Alfonsín en la carrera por la presidencia en las elecciones del 23 de octubre.

En ese sentido, Alfonsín afirmó que la victoria del radicalismo en Córdoba (en los comicios para intendente de la capital provincial) y Corrientes (en donde se eligieron senadores y diputados provinciales) “demuestra que es difícil, pero posible, pelear una segunda vuelta en octubre”.

“Córdoba, Corrientes y Chaco demuestran que, es difícil, pero posible pelear una segunda vuelta en octubre”, afirmó Alfonsín en declaraciones radiales, tras la victoria en las dos primeras provincias de la UCR y el segundo puesto que obtuvo Roy Nikisch en el distrito del norte del país.

El candidato presidencial resaltó que “no va a haber posibilidad de resolver los problemas más profundos de cada una de las provincias si uno no tiene el gobierno nacional” y aclaró que “si se discrepa con el gobierno nacional, es porque no se están haciendo bien” y, en ese escenario, “difícilmente se puedan resolver desde las provincias”.

“A veces nos preguntan cómo se encara la campaña presidencial luego de la ventaja obtenida por la Presidenta en agosto, y respondemos que con la fuerza que nos dan las convicciones, principalmente la que ya somos la alternativa de poder en este país, y que lo mejor para la Argentina es un cambio de gobierno”, añadió el candidato radical.

Alfonsín contra Macri y Cristina por el Riachuelo
Noticias Urbanas
Gabriel D´Angelo
16 de septiembre de 2011

Durante la presentación de su propuesta ambiental, el candidato presidencial por UDESO sostuvo que “no se ha hecho nada” en relación al saneamiento del río más contaminado del país, y agregó que “lo poco que se ha ido haciendo es consecuencia de la exigencia de la Corte Suprema de Justicia”. Presentó 10 políticas para mejorar el medio ambiente en el país.

El diputado radical y candidato presidencial de UDESO, Ricardo Alfonsín, presentó su Plan Ambiental con un acto a orillas del Riachuelo y criticó la situación en la que está el río más contaminado del país.

“No se ha hecho nada en relación a ello y lo poco que se ha ido haciendo es consecuencia de la exigencia de la Corte Suprema de Justicia”, denunció Alfonsín en referencia al fallo de la Justicia que obliga a los gobiernos de la Nación, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires a tomar medidas para el saneamiento del Ricachuelo.

Ya en alusión clara al Gobierno de Cristina Fernández, el hijo del ex presidente sostuvo que “no tiene políticas ambientales porque solo piensa en el corto plazo”.

“Hay fondos que otorgó el Banco Mundial por 860 millones de pesos para hacer el saneamiento en esa región, pero todavía no se han comenzado las obras aunque ya estamos pagando intereses por ese préstamo. Las obras no se han comenzado porque no hay un plan para resolver estos problemas”, arremetió nuevamente el radical.

El proyecto de política ambiental está resumido en 10 puntos claves: el primero destinado a que el agua se transforme en un bien para todos; el segundo que propone terminar con los basurales a cielo abierto mejorando la disposición final de los residuos; el tercer objetivo busca disminuir los volúmenes de basura a través de una Ley de Envases y Embalajes; el cuarto y quinto plantea acabar con la deforestación descontrolada mediante un Plan Nacional de Desarrollo de la Biodiversidad y ampliar la Ley de Bosques Nativos; el sexto objetivo busca promover las energías alternativas -la eólica, la solar y la hidráulica-; el séptimo ítem se propone una campaña Nacional de Uso Responsable de Energía; en octavo lugar se llama a poner en práctica la Ley de Glaciares; y el noveno y décimo fomentan la creación de Fiscalías Federales Ambientales y poner en marcha un Plan Nacional de Educación e Información Ambiental.

Alfonsín estuvo acompañado por su compañero de fórmula, Javier González Fraga, y acompañado por el ecólogo Pablo Quiroga, el abogado ambientalista, Pablo Más Vélez; el geógrafo, Héctor Covello; y el geofísico, Gerónimo Aichin, quienes colaboraron en la formulación de las propuestas.

Además, estuvieron los integrantes de la listas de candidatos a diputados y senadores radicales: Miguel Bazze, Manuel Garrido, Hernán Rossi, Fabiana Campos, Magdalena Iraizos, Mariana Suppa, Carlos Pérez Grecia, Patricio Isabella y Pablo Domenichini, entre otros.

Alfonsín prometió construir “una escuela por día, como el expresidente Hipólito Yrigoyen”
Página 12
13 de septiembre de 2011

El candidato presidencial de Unión por el Desarrollo Social, el actual diputado radical Ricardo Alfonsín, presentó sus propuestas destinadas al área educativa: “Proponemos la doble escolaridad, empezando por los sectores más vulnerables de la sociedad, que supondrá construir 1500 nuevas escuelas. Queremos construirlas en los primeros cuatro años de gobierno”.

Alfonsín difundió sus propuestas acompañado de especialistas de su partido en materia educativa, y de los candidatos a diputados de su fuerza, en cuya presencia afirmó que es menester “lograr que los educadores con mayor experiencia y credenciales vayan a las escuelas de los más pobres, porque es allí donde se necesita la mayor experiencia docente para lograr resultados”.

Respecto de la universidad, consideró que “debe ser considerada como una institución que se vincule más a la sociedad en materia científico-tecnológica y a los debates nacionales acerca de cómo construir la Argentina del futuro”. Alfonsín también propuso “la jerarquización del docente, no sólo en términos salariales sino en condiciones laborales; a terminar con los ‘docentes taxi’, y a transformar los Institutos de Formación Docente”.

“La evaluación permanente, mediante la conformación de un Instituto de Estadísticas y Evaluación Educativa; la creación del Instituto de Desarrollo Educativo Provincial y del Registro de Alumnos, generando una cédula educativa para tener la historia clínica de cada escuela y cada uno de los chicos, y un plan para quienes no terminaron la escuela”, agregó el hijo del expresidente, Raúl Alfonsín.