Rossi: La Cámpora, “son jóvenes sin militancia con sueldos de ejecutivos”

En una entrevista con Argentina Elections-Elecciones Argentina, Hernán Rossi, candidato a diputado nacional por UNIÓN para el desarrollo social y referente de la Juventud Radical, dijo que La Cámpora,  organización juvenil de orientación kirchnerista,  “se nutrió de los dineros públicos para engrosar sus filas” y es fundamentalmente diferente de “La Cantera”, agrupación juvenil de raíz radical, cofundada por Rossi en 2003.

 

 

¿Quién es?

Hernán Rossi, 38 años, es candidato a diputado nacional por UNIÓN para el desarrollo social. Cuenta con una larga trayectoria en la política y en la Unión Cívica Radical. Es cofundador del movimiento laCantera Popular, dentro de la UCR. El programa de esta línea del radicalismo se resume en estos 100 consensos básicos.

Fue Secretario General de la Mesa Nacional de Franja Morada, y luego presidió la Juventud Radical. También fue Subsecretario de Asuntos Estudiantiles en primer lugar y de Extensión Universitaria luego, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Airesdesde Marzo del 2006 hasta marzo 2010.

En la actualidad, preside el Instituto Lebensohn, y es el  Coordinador General de la Imprenta del Congreso de la Nación Argentina.

 

Hugo Passarello Luna: Usted es uno de los principales referentes de la Cantera Popular. En un momento donde se ve que la juventud esta muy presente en la política argentina, que hace a la Cantera Populardiferente de otros movimientos como La Cámpora, por ejemplo.

Hernán Rossi: Si bien a primera vista ambas agrupaciones pueden ser observadas como organizaciones juveniles similares, hay diferencias fundamentales entre las dos que no pueden ni deben ser obviadas. Creo que una de las más importantes es la forma de construcción política. La Cámpora surgió al calor de los presupuestos del Estado, se nutrió de los dineros públicos para engrosar sus filas y sus representantes son jóvenes sin militancia con sueldos de ejecutivos y sin espíritu ni de renovación ni de cambio. Quieren conservar el modelo sindical, quieren conservar la manera de hacer política, quieren conservar el capitalismo de amigos y su único objetivo final es conservar el poder, en definitiva sus sueldos.

La Cantera es exactamente lo opuesto a mi reciente descripción. Es una agrupación política que surge en 2003, en el peor momento de la Argentina (y de la UCR en particular), con el único objetivo y la profunda convicción de renovar el partido y transformar la Argentina. Formó hace casi una década al Instituto Moisés Lebensohn como punta de lanza para el desarrollo y la preparación de nuestros jóvenes. Tiene representación a lo largo y a lo ancho del país y todo construido desde el llano, sin más recursos que las voluntades de miles de jóvenes argentinos, que desde hace una década nos dedicamos a pensar el país y a elaborar propuestas concretas.

 

HPL: Usted es el segundo candidato a Diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires. Si sale electo ¿Cuales serán las proyectos de ley que considera más urgente para presentar?

Hay cuestiones que son fundamentales para mí y con las que venimos trabajando con mi equipo hace bastante tiempo. Como le decía antes, la educación es un tema central de nuestro programa. Queremos recuperar la educación pública de calidad, gratuita y laica de la que nos sentimos orgullosos el siglo pasado, pero repensándola, actualizándola, poniendo en el foco en las nuevas tecnologías que preparen a los chicos para esta sociedad del conocimiento en la que estamos inmersos.

Otra de las cuestiones fundamentales es establecer un marco normativo para los jóvenes de la Argentina sancionando una ley de la Persona Joven. Esto es fundamental para nosotros, para dentro de ese marco, pensar alternativas como programas de primer empleo y ese tipo de cuestiones que ayuden a integrar a los jóvenes de la Argentina al circuito productivo.

Estamos estudiando, además, una propuesta para regular el mercado de armas y municiones en la ciudad de Buenos Aires, y en el país. Sabemos que vamos a enfrentar un fuerte lobby debido a los intereses que hay en la materia, pero creemos que una sociedad más segura es una sociedad libre de armas.

También estamos impulsando el programa “Casa Joven” que lanzaron Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga hace unas semanas. Programa que consiste en otorgar 150.000 créditos anuales de hasta 50 mil dólares para que los jóvenes de la argentina puedan alcanzar ese preciado sueño que es la vivienda propia.

Y por último, estamos estudiando diferentes proyectos para hacer de nuestra ciudad y nuestro país un lugar más habitable, a través de distintos mecanismos, como pueden ser los subsidios a la investigación de energías renovables, establecer estándares mas altos de emisión de gases, hacer eficiente el uso de combustibles y elaborar un programa para que los edificios públicos de la ciudad sean “edificios verdes” en un plazo de 5 años.

Estas son solo algunas de las cuestiones con las que estamos trabajando, pero a la que les daremos mucha importancia cuando lleguemos al Congreso.

 

HPL: Es el primer año que habrá las primarias abiertas, simultáneas, y obligatorias y han provocado mucha controversia con respecto a si son necesarias o no. ¿Cual es su posición?


En principio el espíritu de la Ley era alentador, que los partidos políticos puedan elegir de cara a la ciudadanía sus candidatos nacionales era algo más que interesante. Sobre todo porque no todos los partidos políticos están acostumbrados a elegir democráticamente candidatos como la UCR. Por otro lado, que sean simultáneas genera la imposibilidad que quien perdiese arme un sello “muletto” y compita por afuera. Hay quienes dicen que las PASO deberían caer porque son todos candidatos únicos, esto puede ser válido sólo para los candidatos a presidente, pero se olvidan de los diputados y senadores nacionales. En definitiva, las leyes están para cumplirlas, no para opinar acerca de su conveniencia a menos de un mes de su aplicación práctica.

 

HPL: Cuando los electores porteños entren al cuarto verán dos listas diferentes que acompañan a la candidatura a presidente de Alfonsín. Su lista, encabezada por Manuel Garrido, y otra lista de adhesión (como fue definida) con referentes de De Narváez, bajo el nombre de “Partido de la Ciudad”. ¿Por qué fue imposible establecer una lista en común?

Eso será el 23 de octubre si el Partido de la Ciudad obtuviera el 1,5 % de los votantes en las primarias, entonces sus candidatos irían pegados al cuerpo de la boleta presidencial como lista de adhesión.

Sin embargo el 14 de agosto una sola lista de candidatos a diputados nacionales acompañará la boleta de la fórmula Alfonsín – González Fraga, que es la que conformamos con Manuel Garrido y otros ciudadanos. El Partido de la Ciudad no integra la alianza Udeso. Esto no es un capricho, es lo que establece la ley, y creo que el espíritu de la misma es que en la primaria se seleccionan los candidatos de los partidos o alianza de partidos. Insisto, el Partido de la Ciudad no integra el Udeso.

En relación a la búsqueda de una única lista, nosotros seleccionamos en el radicalismo mediante el proceso interno una lista, y luego la abrimos a extrapartidarias, permitiendo que la misma sea encabezada por Manuel Garrido. Lo del Partido de la Ciudad fue extemporáneo, cuando ya los consensos estaban alcanzados. Los vericuetos de la Ley permite de todas formas que participen como lo explicitamos más arriba.

 

HPL: En el caso que el “Partido de la Ciudad” llegue a la elección del 23 de octubre ¿Por qué el elector debiera elegir su lista en lugar de los candidatos de De Narváez?

Porque la nuestra es una lista que integra no sólo al radicalismo porteño, sino también a sectores independientes como el de Manuel Garrido, Ex Fiscal de Investigaciones Administrativas. Nuestra lista garantiza la gobernabilidad legislativa para la Presidencia de Ricardo Alfonsín.

 

También porque es la que expresa a un partido nacional, el radicalismo, que será imprescindible para lograr la solidaridad que necesitamos en el Congreso para completar nuestra autonomía (me refiero a la Ciudad), trunca por la Ley de Garantías (Ley Cafiero). Muchas razones más, pero considero que esas son las principales.

 

Entrevista por Hugo Passarello Luna