Fotología desde el bunker de la UDESO : los momentos clave durante la espera de los resultados

En el bunker de la UDESO (Unión para el Desarrollo Social), ubicado en el hotel NH City en Plaza de Mayo, la espera de los resultados electorales de las primarias se hizo sentir. Y la contundencia del triunfo de Cristina Fernández de Kirchnerb (CFK), también. Desde las ocasionales declaraciones de representantes de la UDESO hasta la culminación de la noche con la llegada de Alfonsín y algunos cantos militantes que lograron animar la atmósfera, recapitulación de una noche de sonrisas de ocasión.

Crédito de las fotos: CC/Flickr/Santiago Trusso

 

“Esto no fue más que un ensayo”

Pasadas las 19hs, poco después de comenzado el recuento de votos, el diputado Ricardo Gil Lavedra fue el primero en dirigirse brevemente a los presentes. Ante las recurrentes preguntas acerca del avance de los resultados electorales, Gil Lavedra respondió reiteradamente que las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) son “sólo un ensayo” y que le parecía inapropiado adelantar resultados, cuando las votaciones aún continuaban en muchas escuelas.

Gil Lavedra se retiró rápidamente, y con él se esfumó también el poco de emoción que había suscitado la expectativa de oír las declaraciones de otras candidatos de la UDESO. Volvió la calma al cuarto piso del hotel NH City. Calma a secas por no decir tensa calma, porque la tranquilidad que caracterizó al bunker de la UDESO el resto de la noche tenía sabor a angustia.

 

“Me parece una falta de prudencia hablar de porcentajes”

Pasadas las 20hs se arrimó al escenario el candidato a diputado Miguel Bazze. Insistió, al igual que Gil Lavedra, en que sería una “falta de prudencia hablar de porcentajes” tan tempranamente, y se mostró reticente a compartir los datos obtenidos a boca de urna.

Destacó sin embargo que hubo numerosas complicaciones en el conurbano bonaerense durante la jornada electoral, como la falta de boletas y una gran desorganización durante el desarrollo de la votación. Cuando se le preguntó  a quién culpaba por la falta de boletas, Bazze contestó cortésmente que no culpaba a nadie en especial, pero que fue particularmente importante en muchas intendencias dominadas por el justicialismo. Aprovechó también la ocasión para señalar la importancia de que haya avances en relación a la implementación de la boleta única.

Inmune frente a los comentarios desestabilizadores acerca del desempeño electoral de Duhalde y CFK, concluyó declarando que la UDESO creía haber hecho una elección satisfactoria y de que estaban convencidos de ser la segunda fuerza más importante del escenario político, perfectamente capaz de disputar una segunda vuelta en los comicios de octubre.

 

“La alianza debe pasar por el electorado, no por los candidatos”

A las 20hs30 tomó la palabra Ángel Rozas, vicepresidente de la Unión Cívica Radical (UCR). Al igual que los candidatos que lo precedieron, se negó a revelar siquiera cifras aproximativas acerca de los resultados electorales, insistiendo en la importancia de respetar la veda.

Rozas hizo énfasis en que las PASO fueron elecciones internas independientes entre los partidos, que “la verdadera campaña comienza mañana” y que “los números de hoy no son de ninguna manera definitivos para octubre, a pesar de que el gobierno quiera instalar la idea contraria”. Como Bazze, explicó que los resultados que estaba obteniendo el radicalismo eran satisfactorios, y que correspondían a la estrategia electoral concebida por la UDESO en vistas de las elecciones de octubre.

Frente a la falta de información concreta con respecto al avance del escrutinio, la casi total ausencia de candidatos de la UDESO en el bunker y la insistencia de los representantes en contrarrestar lo que ya parecía ser inexorablemente una victoria apabullante para el Frente Para la Victoria (FpV), el ambiente se tornó más agresivo: se señaló al vicepresidente de la UCR el clima de resignación que prevalecía en el bunker y que había “una sensación de que estas no han sido las elecciones que Uds. esperaban”, a lo cual Rozas respondió cortante que no minimizaba la victoria de la actual Presidente, pero que dicho resultado era previsible y que lo relevante era saber quién le seguiría a Cristina, si Duhalde o Alfonsín.

Asimismo, negó la posibilidad de negociar una alianza con Duhalde para vencer al kirchnerismo, explicando que a su modo de ver “la alianza debe pasar por el electorado y no por los candidatos”. Restando importancia a los resultados electorales, afirmó que tratándose simplemente de primarias, no era pertinente hablar de derrota, y pidió a los periodistas que dejaran de “confundir a la sociedad”.

 

“El 23 de octubre vamos a poder decir que estamos en la segunda vuelta, y además, ganando”

Cerca de las 22hs, y decidiendo hacer caso omiso de aquellos que le recomendaban esperar a que terminara el discurso de CFK, el candidato a presidente de la UDESO, Ricardo Alfonsín y su sonriente candidato a vicepresidente, Javier González Fraga, hicieron finalmente su gran entrada en el escenario junto con sus candidatos. Por un breve instante, el bunker se encendió finalmente, con los cantos de “volveremos volveremos” de unos cincuenta militantes y familiares.

Alfonsín felicitó a Cristina, pero insistió en que “mañana recién empieza la verdadera campaña”. La mea culpa brilló por su ausencia en el discurso de Alfonsín, si bien afirmó que en la UDESO trabajarían por hacer “todas las correxiones y ajustes necesarios”, porque “lo mejor que le podría pasar a la República es un triunfo de la UDESO”.

 

“Esta elección  está polarizada entre dos formas de hacer política: una que elige la confrontación y el autoritarismo, y la nuestra, que es una forma honesta de gobernar”

Media hora más tarde, Alfonsín volvió al escenario con Francisco De Narváez, candidato a  gobernador para la Provincia de Buenos Aires, recién llegado de su bunker en Las Cañitas. Lo acompañaba también su candidata a vicegobernadora, Mónica López.

De Narváez recordó que no hay que cantar victoria antes de tiempo y buscó relativizar los datos que ya daban como ganador a Daniel Scioli, haciendo referencia a su triunfo por sobre Néstor Kirchner en el 2009 cuando se creía que ganaría el oficialismo.  Antes de finalizar, insistió en la importancia del debate entre candidatos para profundizar la calidad democrática de las elecciones argentinas, e invitó particularmente a su par Scioli a debatir en la Universidad de La Plata.

Con el bunker aún lleno sólo a medias, concluyeron los discursos en el bunker de la UDESO. Volvió a sonar a todo volumen el tema oficial de la campaña radical, una canción de cumbia compuesta por la Champions Liga. Pero ni la cumbia logró disimular, en las palabras de una periodista que se lo señalaba a Ángel Rozas, “el clima de velorio” que se respiraba en el bunker, mientras en la pantalla gigante seguían desfilando como un triste recordatorio, las imágenes desde el bunker del FpV.