Diputados debatirán la implementación de la boleta única

 

La Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados se reunirá para tratar diez proyectos de boleta única. La discusión se abrió a raíz de las denuncias de irregularidades en las Primarias del 14 de agosto que hicieron varios dirigentes opositores. El Ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró improbable su aplicación a menos de 50 días de las generales del 23 de octubre. Incluimos un muy buen análisis de Julia Pomares, directora del Programa de Política y Gestión de Gobierno de Cippec, publicado por La Nación.

Crédito Foto: Boleta única Santa Fe

La oposición impulsará en comisión los proyectos de boleta única
NCN
26 de agosto de 2011

Al final, los distintos bloques que componen el arco opositor en la Cámara baja intentarán el próximo miércoles 31 de agosto reunir quórum en Asuntos Constitucionales para acordar un texto unificado. La cita es media hora antes que el plenario para debatir la Ley de Tierras. ¿Estrategia de la oposición para que fracase el debate por la venta de tierras a extranjeros?

Las irregularidades que se conocieron en la confección de las planillas y los telegramas de las elecciones primarias generaron la reacción de legisladores como Patricia Bullrich (CC), Federico Pinedo (Pro), Gustavo Ferrari (PF) y Graciela Camaño (Peronista), quienes incluso se reunieron con el juez federal Manuel Blanco para abordar el tema.

Obviamente, todos opositores que buscan una respuesta a los casi 30 puntos de diferencias entre el Frente para la Victoria encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el resto.

Por eso, con menos de dos meses para las elecciones generales del 23 de octubre, quieren producer un efecto político más que un debate serio sobre modificaciones al sistema electoral que incluya la boleta única, que en definitiva no mejoraría ni limitaría la posibilidad de “fraude”.

Con ese objetivo, la oposición se vuelve a unir detrás de un proyecto de ley que siendo mayoría durante dos años no estuvo nunca en su agenda de prioridades como sí formó parte la iniciativa de publicidad oficial.

Según habían confirmado a NCN fuentes de la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Camaño, se iba a realizar una reunión el próximo miércoles 7 de septiembre para intentar avanzar en un dictamen que unifique los 5 proyectos presentados este año.

Sin embargo, los tiempos apuran y con plena conciencia de que no se puede cambiar las reglas de juego en medio de un proceso electoral ya que es imposible la sanción de una norma que modifique la ley Electoral porque no hay los concensos necesarios entre todos los sectores políticos que casualmente en las primarias suman más de la mitad de los votos a nivel nacional y más del 70% a nivel provincial. A pesar de esto, la oposición adelanta el tema y lo impulsa para el próximo miércoles 31 de agosto a las 10 horas. Sólo media hora antes de que se trate en un plenario de comisiones los proyectos de ley de Tierras.

En ese contexto, los diputados del Gerardo Milman y Margarita Stolbizer del Gen, pusieron la firma en una de las iniciativas. Otra corresponde a Laura Alonso (Pro), y también tiene su proyecto el denarvaísta Gustavo Ferrari. El bloque de la UCR con Ricardo Gil Lavedra a la cabeza también ha hecho su propuesta. Adrián Pérez (CC) encabeza una iniciativa –en este caso de 2010-, que fue acompañada por pares de otros bloques como Mónica Fein (Socialista) y Fernando Solanas (Proyecto Sur).

En el Senado también se ha intentado impulsar el tema. Samuel Cabanchik (ProBaFe) es autor de unos de los proyectos. Otro lleva la firma de María Eugenia Estenssoro (CC) y la cordobesa del Frente Cívico Norma Morandini. Inclusive por fuera del Congreso se plantea el tema: ayer el gobernador de San Luis y candidato a presidente, Alberto Rodríguez Saá, se reunió con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para tratar el tema.

La boleta única fue utilizada este año en las elecciones de Santa Fe y Córdoba. Este tipo de boleta se confecciona para cada categoría de cargo electivo: una para el cargo de Presidente y Vicepresidente, otra para Senadores nacionales, y otra para Diputados nacionales. De esta forma al entrar al cuarto oscuro, el votante no se encuentra con una boleta de cada partido sino con una sola que presenta todos los candidatos que compiten.

La boleta está dividida en espacios, franjas o columnas de igual dimensión para cada partido, alianza o confederación política que cuente con listas de candidatos oficializadas. En esos espacios figura el nombre del partido o alianza, la sigla o logotipo; la fotografía color del candidato a Presidente, cuando se elija dicho cargo; y el nombre y apellido completos de los primeros tres candidatos titulares a Diputados, o dos en caso de tratarse de elección a Senadores.

Para Randazzo, es “poco serio e irresponsable” el intento opositor de imponer la boleta única
Telam
26 de agosto de 2011

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó de “poco serio” e “irresponsable” el intento opositor de imponer el sistema de boleta única a 50 días de desarrollarse las generales de octubre, y afirmó que el “sistema electoral argentino es uno de los más fiables del mundo”.

“Plantear cambiar a 50 días de una elección nacional la modalidad (electoral) que tenemos es poco serio y una cuota de irresponsabilidad”, evaluó el ministro sobre la iniciativa de sectores de la oposición de impulsar la utilización del sistema de boleta única para las elecciones presidenciales del 23 de octubre.

Randazzo, sostuvo, sin embargo, que el Ejecutivo, en un futuro, estaría “dispuesto” a dar la discusión sobre el tema, al tiempo que desestimó las denuncias opositoras sobre un supuesto fraude en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del pasado 14 de agosto.

En ese sentido, sostuvo que el “sistema electoral argentino es uno de los más fiables, confiables y seguros del mundo” y agregó que “hubo problemas en un número ínfimo” de casos, durante los pasados comicios.

En ese marco, el ministro señaló, en declaraciones al canal de noticias C5N, que hay sectores de la oposición que tienen la “intención de empañar una acto electoral”, a los que les pidió “responsabilidad”, en sus acciones”.

Randazzo señaló además que “el error que se menciona en estos días con tanta intensidad es mucho más bajo que los que se tuvo históricamente”, en relación a la diferencia entre los resultados provisorios de la elección y los definitivos.

Por último, el ministro recordó que en lo que va del conteo definitivo de las PASO “la diferencia mayor son a favor de la fórmula de la Presidenta Cristina Fernández de kirchner”.

Boleta única sí, pero no a las apuradas
Por Julia Pomares
LA NACION
29 de agosto de 2011

Desde hace varios años, Cippec impulsa un cambio en la forma de votar, importante para mejorar los procesos electorales de nuestro país. Ese cambio implica abandonar el sistema de boletas múltiples partidarias, que pone en los partidos políticos la responsabilidad de garantizar que la oferta electoral esté completa el día de la elección.

Cuando se discutió la nueva ley electoral, en 2009, Cippec planteó la necesidad de incluir este tema en la agenda de reforma y propuso avanzar hacia un modelo de boleta única. El proceso electoral de 2011 está demostrando la vigencia de esta demanda por doble vía. Por un lado, las elecciones primarias pusieron sobre la mesa los problemas del sistema actual. Por el otro, el debut de la boleta única en Santa Fe y Córdoba y la experiencia de Salta con el voto electrónico demostraron que es factible cambiar. Aunque perfectibles -como cualquier política que modifique una práctica de más de 100 años-, estas nuevas formas de votar tuvieron una amplia aceptación en el electorado y se desarrollaron con completa normalidad.

Además de la perspectiva del votante -que no debería ser la única determinante en una reforma de este tipo-, este cambio también puede fortalecer a los partidos políticos, porque elimina o desincentiva algunas prácticas nocivas para su cohesión interna, como las listas de adhesión o los lemas y sublemas.

Con la misma convicción con la que promueve esta reforma, Cippec entiende que las reglas electorales no deben ser objeto de discusión durante el proceso eleccionario. Hay al menos cuatro argumentos que apoyan esta postura. Uno: que genera inequidad en la competencia, al otorgar incertidumbre a los actores políticos (en asimétricas condiciones de cambiar las reglas). Dos: hace ineficiente e ineficaz la administración electoral (en criollo, se gasta más para un proceso electoral de menor calidad). Tres: quita la atención durante la campaña de los temas que sería más productivo debatir (una agenda programática). Cuatro: si bien la discusión sobre las reglas electorales siempre es de naturaleza política, se vuelve más cortoplacista y menos informada.

Por ejemplo, sostener que con la boleta única se acabarán los problemas con los telegramas (y, con ello, las divergencias entre el escrutinio provisorio y el definitivo) es una falacia propia de discutir estos temas en el fragor de una campaña. En cambio, la reforma sí eliminaría varios de los problemas que tuvimos (como el de la distribución de las boletas en la provincia de Buenos Aires).

Bienvenidas sean la importancia que gran cantidad de actores políticos otorgan estos días a cambiar nuestra forma de votar y las declaraciones del ministro del Interior, que abren una puerta a este diálogo. Las condiciones están dadas para hacer efectivo un cambio para el proceso electoral de 2013.

Aprovechemos el interés que suscitó este tema ahora para discutir, desde el primer día después de las elecciones, cómo implementaremos un instrumento de votación que deje atrás la anacrónica boleta por partidos y que fortalezca los cambios sancionados en 2009, como la digitalización del padrón y el financiamiento público de la publicidad audiovisual. Será fundamental incorporar en esa discusión sobre el modelo por seguir los aprendizajes derivados de los cambios en la forma de votar que introdujeron algunas provincias durante este año.

La credibilidad de las elecciones es un atributo central de la legitimidad democrática. La Argentina goza de ese atributo. Magnificar errores o irregularidades focalizadas conlleva su descuido. Reconocer las deficiencias del actual sistema y superarlas es el mejor camino para protegerlo.