Denuncian la desinformación electoral

Porque siempre hay una primaria vez, mañana se celebrarán las primeras elecciones primarias en la historia del país. ¿Cuán informados estamos los argentinos sobre lo que se vota en las elecciones de este domingo?  Y primero lo primaria, ¿cuál es el porcentaje de argentinos que está siquiera al tanto de que  habrá elecciones?

Crédito de la foto: CC/Flickr/morrissey

 

 

Los argentinos tienen que votar pero muchos no lo saben
Veronica Smink
BBC World
12 de agosto de 2011

Este domingo unos 28 millones de argentinos deberán acudir a las urnas para participar en las primeras elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias en la historia del país, paso previo a las elecciones generales del próximo 23 de octubre. El problema es que muchos de ellos no lo saben.

 

Una encuesta de la consultora Cuatro2 publicada por el diario El Cronista Comercial mostró que dos semanas antes de los comicios el 52,2% de los más de 10 millones de porteños que tienen que votar no se había enterado de que hay elecciones. El 61,7% sabía de los comicios pero no qué se votará en ellos.

Un estudio enviado a BBC Mundo por la consultora política Isonomía Consultores mostró que la semana última un cuarto de la población nacional todavía desconocía que se realizarán primarias este domingo. De las personas que sabían de los comicios, un 30% admitió no conocer qué se votará. Rodrigo Martínez, director de Isonomía Consultores, afirmó que también había un alto número de personas que creían saber lo que se votará, pero estaban equivocados.

Las primarias fueron creadas por una ley de reforma electoral aprobada en diciembre de 2009. Pero el Poder Ejecutivo recién las reglamentó a mediados de abril de este año, exactamente seis meses antes de los comicios. Para Martínez, este plazo no alcanzó para que las autoridades electorales pudieran informar a la ciudadanía sobre este nuevo instrumento democrático.

De comicio a sondeo

Hernán Charosky, director ejecutivo de la organización no gubernamental Poder Ciudadano, dijo a BBC Mundo que estas primarias no cumplirán con el propósito con el que se las creó. Las primarias fueron pensadas para que el pueblo eligiera entre los distintos precandidatos de cada partido de cara a los comicios generales de octubre. Pero, en la práctica, las agrupaciones políticas ya seleccionaron a sus nominados para presidente y legisladores nacionales, y por lo tanto dejaron obsoleta la votación, algo que contribuye a la confusión general. Con un solo candidato por partido las primarias se tornaron ahora en una especie de sondeo de opinión, ya que los electores deberán elegir a un nominado por cargo, y por tanto se sabrá el domingo con cuánta adhesión cuenta cada uno de los partidos.

Muchos observadores creen que este factor podría ser determinante para las elecciones de octubre, ya que las primarias dejarán saber cuál es el político de oposición mejor posicionado para combatir a la favorita en las encuestas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sólo cuatro provincias –Buenos Aires, Entre Ríos, San Luis y San Juan- tendrán verdaderas disputas intra-partidarias, ya que utilizarán las primarias del domingo para dirimir sus candidatos a gobernador, intendentes y concejales.

Poca información

Ante la ausencia de información oficial, empezaron a surgir en las últimas semanas una serie de correos electrónicos que ofrecen pautas sobre cómo se debe votar. Pero muchos de esos e-mails brindan información errónea, asegurando que se puede votar a más de un candidato por cada cargo, algo que invalidaría el voto. La mayoría de los electores consultados por BBC Mundo en las calles de Buenos Aires criticó la falta de datos sobre cómo debe votarse.

“Faltó comunicación, la única información está en internet y si no tenés internet no tenés forma de saberlo, la radio, la tele y los diarios no te lo explican”, aseguró Martín Barraco, de 25 años.

“No hay mucha información sobre si se puede cortar boletas, una parte o todo, si se anula el voto si queda un cargo incompleto”, agregó Marcelo Castaños, de 46 años.

Las dudas sobre cómo se debe votar no son las únicas que generan confusión. Una gran fuente de incertidumbre también es dónde se debe votar. “Cuando se reformó la ley electoral se hicieron muchos cambios a los padrones y mucha gente ahora deberá sufragar en un lugar distinto de donde lo hizo siempre”, explicó Martínez. El sitio y el número telefónico creados por la Justicia Nacional Electoral para informar sobre el lugar de votación recibe más de 40.000 consultas por minuto y en muchas ocasiones se encuentra colapsado por la demanda. Ante esta perspectiva, es probable que un gran número de los que asistan a votar el domingo lo hagan en un lugar incorrecto.

¿De quién es la culpa?

Para Charosky, la desinformación que hay respecto a estos comicios demuestra que en Argentina hace falta una autoridad electoral unificada e independiente. En la actualidad, los comicios son responsabilidad tanto de la justicia electoral como de la Dirección Nacional Electoral, que depende del Ministerio del Interior de la nación. El experto consideró que todos los actores involucrados –incluyendo a los partidos políticos- mostraron poco interés en informar a la población sobre estos comicios.

Por su parte, Martínez le atribuyó una mayor responsabilidad al Poder Ejecutivo, que después de la reforma electoral logró una mayor injerencia en los comicios. Fue el actual gobierno el que propuso la nueva ley electoral y muchos creen que debería hacer hecho más para difundir información sobre su herramienta más novedosa.