Crónica de una noche de fiesta

2011_Crónica de una noche de fiestaLuego de cerrados los comicios de las primeras primarias realizadas en nuestro país, el equipo de Argentina Elections cubrió la espera de los resultados desde el buncker de la fórmula que encabezara Cristina Fernández  de Kirchner, con el ministro de economía Amado Boudou como candidato a la vicepresidencia. Nuestra fotógrafa Caitlin Kelly, estuvo también presente para mostrarnos en imágenes como se vivió un triunfo apabullante.

Créditos de las fotos: Caitlin Kelly, Gisela Lorca

Faltaban algunos minutos para las 18 horas del domingo 14 de agosto en el Hotel Intercontinental y ya estaba todo preparado para lo que sería una noche a puro festejo.

Si bien las puertas del hotel estaban abiertas a la prensa y los invitados desde las 13 hs., no hubo gran movimiento hasta poco antes de la hora de cierre de comicios. A partir de esta hora y hasta un poco pasadas las 21, hora en que se estimaba hablaría la presidenta, comenzó el desfile de personalidades de la política y la cultura, de organizaciones de derechos humanos, periodistas, funcionarios y militantes.

Uno de los primeros en dar el presente fue el director de Miradas al Sur Eduardo Anguita, que se mostró contento y conversó con varios de los presentes. Alrededor de las 18.30 de la tarde arribó al bunker Hebe de Bonafini, que entró rápidamente al sector de invitados, casi sin contacto con la prensa. Las Madres de Plaza de Mayo también se hicieron presentes y estuvieron, como siempre, muy cuidadas por la organización y la seguridad del evento, que estuvo a cargo de militantes de La Cámpora.

Un poco pasadas las 18.30 arribó al Hotel el Subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Edgardo Depetri, uno de los funcionarios que más dialogó con la prensa. Se tomó el trabajo de conversar con casi todos los medios y contestó a las sucesivas preguntas que le efectuaron explayándose en cada una de sus respuestas. Una de las cosas principales que remarcó fue la masividad de los comicios y destacó la conciencia ciudadana a la hora de participar en la elección de sus representantes.

Poco antes de las 19 se hicieron presentes el humorista Pachu Peña y el actor Gustavo Garzón, quien fuera candidato a legislador por Nuevo Encuentro en las últimas elecciones porteñas. Este último dio varios reportajes y mencionó que si bien esta vez le había tocado sumarse al festejo de esta importante victoria, también había brindado su acompañamiento en momentos menos felices, como cuando falleció el ex presidente Néstor Kirchner.

 Cerca de las 19.30 de la tarde llegó al bunker del Frente Para la Victoria el Secretario de Cultura Jorge Coscia, que se mostró contento y se expresó con mucha cautela en relación a los porcentajes de la elección, ya que por esa hora no se contaba con gran precisión al respecto.

Entre otras personalidades del mundo del espectáculo asistieron esa noche la actriz Andrea del Boca, que ingresó rápidamente al sector vip sin detenerse a conversar con la prensa, y el actor Jean Pierre Noer, que fue entrevistado por varios medios y comentó entre otras cosas que en estas elecciones se habían puesto en juego cosas muy importantes, que estaba de acuerdo con el modelo, que venía acompañándolo ya desde hacía tiempo y que quería que se profundizase más con el objetivo de una mayor justicia social.

Minutos antes de las 20 trascendió que Cristina Fernández de Kirchner había arribado al Hotel Intercontinental y que estaría dando su conferencia de prensa alrededor de las 21.

Pasadas las 20.30 irrumpió en el hall del hotel Ricardo Forster, que fue reporteado por varios medios. El filósofo hizo hincapié en que estas elecciones primarias evidenciaban que el juego democrático estaba bien consolidado, la existencia de un debate político más intenso y que las distintas fuerzas políticas tendrían que hacer un saldo y balance de las mismas.

También dio el presente el ex jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra quien expresó, frente a la rotunda victoria de Cristina Fernández y los porcentajes que ya por esa hora se iban barajando, que no se vislumbraba nadie que le pise los talones a la presidenta.

Otros políticos y funcionarios que arribaron al bunker pasadas las 20 hs. fueron el máximo dirigente de La Cámpora, Andrés “El Cuervo” Larroque, el Ministro de Educación Alberto Sileoni que ingresó junto al legislador porteño Tito Nenna, el legislador y asesor legal Héctor Recalde, el diputado nacional Carlos Kunkel y el presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde.

Ya habían pasado algunos minutos de las 21 y los presentes iban abandonando el hall del Hotel para ir colmando el auditorio donde estaba montado el escenario. El clima era totalmente festivo. Todos cantaban, sonreían y se felicitaban, ya que a esta altura de la noche se sabía que el porcentaje de votos superaba la cifra del 50%.

Los cánticos, además de la tradicional marcha peronista y la de la JP, eran para pedir “para Cristina, la reelección”, para afirmar que “Néstor no se murió” porque vive en el pueblo y para reafirmar el apoyo incondicional a este modelo, como “soldados del pingüino”.

Minutos antes de las 21.30, tras una explosión de papelitos color celeste y blanco, salió al escenario la presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al ministro de economía y actual candidato a vicepresidente Amado Boudou, que fueron recibidos por una ovación de todos los presentes.

Las primeras palabras de la actual mandataria y candidata a la reelección fueron de agradecimiento para todo el pueblo. Destacó la gran participación en estas primeras elecciones primarias a las que calificó como un salto de calidad institucional. También resaltó la importancia que tuvieron para que dichos comicios se llevaran a cabo, la reforma política y la ley de medios, para que todas las fuerzas políticas pudieran acceder a la difusión audiovisual en las mismas condiciones.

Su agradecimiento se hizo extensivo al resto de las fuerzas políticas y muy especialmente a los jóvenes. Manifestó que no iban a escuchar agravios en su discurso, muy por el contrario, convocó a la unidad y pidió a los suyos asumir esta victoria con gran humildad.

La presidenta se dio el gusto de hacer subir a su hija Florencia al estrado, que la acompañó y siguió con su mirada durante la última parte de su oratoria, momento en que aprovechó para enviarle un saludo a su hijo Máximo y a su nuera Rocío que la acompañaban desde Santa Cruz.

También hubo palabras de recuerdo para el ex presidente Nestor Kirchner a quién le adjudicó este importante triunfo, siendo uno de los momentos más emotivos que se vivieron en el auditorio del Hotel Intercontinental.

La única oradora fue la Presidenta, acompañada siempre a escasos metros por Amado Boudou, dueño de una inmensa sonrisa y para quién Cristina pidió un fuerte aplauso. Finalmente se despidió del público, arrojando una última consigna: justicia, memoria y verdad.

El discurso terminó, pero el festejo iba a seguir por unas cuantas horas más dentro y fuera del Hotel, donde una multitud se había autoconvocado para tal fin. Esta vez, el protagonista fue el candidato a la vicepresidencia que festejó junto a los militantes kirchneristas hasta altas horas de la madrugada.


Créditos de secuencia de fotos: Caitlin Kelly