Cierres de campaña

Cristina Kirchner, en el Teatro Coliseo del centro porteño, y Hermes Binner, en el Luna Park, hacen hoy sus actos. Mañana, antes de la veda, Eduardo Duhalde, cierre su campaña con una conferencia de prensa en Capital, Alberto Rodríguez Saá, tendrá un acto en San Juan, Elisa Carrió, en Retiro, y Ricardo Alfonsín, tendrá un acto en un hotel del centro porteño.

Crédito de foto: Santiago Trusso

 

El Gobierno y la oposición cierran con actos y recorridas
Mario Fiore
La Voz
10 de agosto de 2011

Cristina Kirchner cerrará hoy su campaña de cara a las primarias obligatorias del domingo entrante. Será en el Teatro Coliseo del centro porteño y compartirá el micrófono con su compañero de fórmula, Amado Boudou​.

Una platea plagada de ministros y las principales figuras del oficialismo nacional aplaudirán la culminación de una campaña que estuvo marcada por anuncios al borde de transgredir la ley electoral (aumento de jubilaciones y reducción del desempleo) y poca militancia.

La Casa Rosada entiende que la Presidenta no tendrá problemas para imponerse cómodamente en las urnas este domingo, pero pretenden que lo haga con al menos el 40 por ciento de los votos y que duplique a su inmediato persecutor, puesto que se disputan Ricardo Alfonsín (Udeso) y Eduardo Duhalde​ (Unión Popular).

El temor en ciertos sectores del kirchnerismo es por la escasa presencia en las calles de los punteros. Un dato corrobora esto: recién los partidos políticos recibieron ayer el dinero del Ministerio del Interior para imprimir las boletas, lo que acortó el tiempo para distribuirlas. El motivo, alegan, sería achicar la campaña ya que la Presidenta está segura de ganar. Pero además, no darle tiempo a los intendentes del conurbano que coquetean con Duhalde de que corten boletas de Cristina.

Frente Progresista. Del conglomerado opositor, quien tendrá también su acto en el centro porteño es Hermes Binner (Frente Amplio Progresista) que intentará llenar el tradicional Luna Park. El gobernador santafesino busca hacerse conocido y ayer se reunió con la cúpula de la CGT, con Hugo Moyano​ a la cabeza, noticia que causó revuelo entre sectores de la oposición.

“No vinimos detrás de la foto”, dijo Binner –que estuvo con su compañera de fórmula, Norma Morandini– para explicar por qué no compartió una conferencia de prensa con Moyano. El postulante socialista se retiró del encuentro realizado en Azopardo con la promesa de Moyano de que la central obrera que encabeza, “a partir del 11 de diciembre, va a respetar la voluntad popular y cualquier gobierno de cualquier signo político que la ciudadanía elija”. En tanto, el moyanista Juan Carlos Schmidt consideró el encuentro de alto “valor democrático e institucional”.

Binner ingresará hoy al Luna Park junto con Margarita Stolbizer​, quien busca ser gobernadora de Buenos Aires. Mañana, el santafesino regresará a su provincia para reforzar su principal bastión, Rosario.

Peronistas. Eduardo Duhalde estará hoy con el jefe de la Federación Agraria en Santa Fe y seguirá su recorrido por el interior del país, que lo llevó ayer por Córdoba y Mendoza. Su cierre será sin actos masivos, mañana con una conferencia de prensa en Capital. El otro peronista disidente en carrera, Alberto Rodríguez Saá (Compromiso Federal) tendrá un acto en San Juan, ya que priorizará la región de Cuyo, donde espera sacar la mayor cantidad de votos.

Coalición. Elisa Carrió (Coalición Cívica) visitará hoy Rosario y mañana finalizará su campaña primero en la localidad bonaerense de Vicente López y por la tarde con un acto para la militancia en un salón de Retiro. Compartirá protagonismo con Adrián Pérez, su candidato a vice que la acompañó por todo el país.

Radicales. Ricardo Alfonsín, en tanto, reforzará la provincia de Buenos Aires, junto al candidato a gobernador Francisco De Narváez. La populosa La Matanza será el epicentro de actividades de hoy y mañana Alfonsín tendrá un acto en un hotel del centro porteño para la militancia radical.

Candidatos presidenciales cierran campañas
NUEVO DIARIO
10 de agosto de 2011

De cara a las elecciones primarias del próximo domingo, los candidatos presidenciales se alistan para darle un broche final a sus campañas políticas.

Con un acto en el que se espera una gran convocatoria, la presidenta Cristina Kirchner cerrará su campaña hoy en el teatro Coliseo. Según fuentes oficiales, será a partir de las 18.

Mientras que el precandidato presidencial de Udeso, Ricardo Alfonsín, eligió cerrar su campaña electoral con un acto mañana a partir de las 19 en el Hotel NH City, ubicado en Bolívar 160, de esta Capital Federal. Por su parte, el gobernador de Santa Fe y candidato del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, se reservó para hoy una actividad central en el mítico Luna Park, a partir de las 18, compartiendo horario con la Presidenta.

En tanto que el candidato a presidente del Frente Popular, Eduardo Duhalde, cerrará su campaña mañana a las 19 con una misa en la localidad bonaerense de Luján, y luego brindará una conferencia de prensa.

Por su parte “Lilita” Carrió, por la Coalición Cívica, cerrará mañana su campaña en la ciudad de La Plata con un acto a las 18.30.

Al cierre de edición, no había confirmación de los cierres de campaña de Alberto Rodríguez Saá y “Pino” Solanas.

Qué harán los candidatos en la recta final de las primarias
Perfil
9 de agosto de 2011

Antes de que comience a regir la veda política este viernes, los candidatos se encuentran haciendo sus últimos esfuerzos para captar votos para las elecciones primarias del domingo.

Así, en los cuatro días que restan, se desplegará una agenda frenética de actividades con actos, recorridas y actividades.

Cristina Fernández de Kirchner eligió el Teatro Coliseo para el cierre de esta etapa en su campaña por la reelección. Llegará hasta esa sala el miércoles por la tarde y subirá al escenario junto a su compañero de fórmula, el ministro de Economía Amado Boudou.

En la platea de invitados se mostrarán ministros, gobernadores, intendentes, diputados, senadores, sindicalistas y la juventud kirchnerista. Además, ese mismo día, durante la tarde, el bonaerense Daniel Scioli encabezará una caravana en Florencio Varela.

El acto de Ricardo Alfonsín tendrá lugar en la tarde del jueves, con el lugar a confirmar, día en que además posiblemente comparta una caminata con su candidato a gobernador boanerense, Francisco De Narváez, en La Matanza.

Eduardo Duhalde, candidato del Frente Popular, programó un recorrido por varios puntos del interior del país antes de terminar su campaña. Entre hoy y mañana estará en la Bolsa de Comercio de Córdoba e inaugurará un local partidario en Mendoza. También se reunirá con Eduardo Buzzi en la sede de Federación Agraria.

El jueves podría encabezar un acto al mediodía y por la tarde llegará a Luján, para participar de una misa en la Basílica.

Elisa Carrió irá hoy a La Plata, estará mañana en Rosario y el jueves a las 19 recibirá a dirigentes y militantes de la Coalición Cívica en el tanguero salón La Argentina del centro porteño, donde ella y su compañero de fórmula, Adrián Pérez, serán los oradores principales.

Por su parte, Hermes Binner, postulante del Frente Amplio Progresista (FAP), eligió el porteño Luna Park para su último discurso de campaña. Binner estará junto a su candidata a vice, Norma Morandini, y representantes de todas las fuerzas que integran el FAP. Entre ellos, la bonaerense Margarita Stolbizer, que antes de llegar al estadio hará un “cybercierre” provincial, comunicándose con todos los candidatos del distrito a través de varias redes sociales.

El puntano Alberto Rodríguez Saá eligió cerrar su campaña fuera del área metropolitana de Buenos Aires. Hará un acto en San Juan, reforzando el peso de su postulación en la región de Cuyo. Su hermano, Adolfo Rodríguez Saá, candidato a senador por San Luis y a gobernador de Buenos Aires, eligió privilegiar esta última boleta y se concentró en el Conurbano para los últimos días de recorrida.

El candidato estuvo ayer en Florencio Varela, hoy irá a San Martín y Tres de Febrero, el miércoles llegará a San Fernando, y tendrá su acto de cierre en Lanús.

Dónde estaban los candidatos en los comicios de 2007: giros y curiosidades
La Nación
9 de agosto de 2011

Promesas incumplidas, personajes olvidados y alianzas que se hicieron añicos

El archivo implacable evidencia algunas curiosidades y giros sobre los pasos políticos de los distintos candidatos a presidente en relación a los comicios de 2007. Promesas incumplidas, personajes olvidados y alianzas que se hicieron añicos.

Muchos de ellos ya habían probado suerte en octubre de 2007, otros debutan en la carrera hacia la Casa Rosada. En qué basaban sus discursos, con quiénes estaban aliados y cómo estaban ubicados cuatro años atrás. Aquí, un repaso sobre los principales candidatos que competirán el próximo domingo en las primarias.

Cristina Kirchner, la pingüina. Hace cuatro años, Cristina Kirchner era primera dama y senadora por la provincia de Buenos Aires. Néstor Kirchner ejercía la presidencia y ella recorría el último tramo de la campaña previa a la elección en la que se pondría en juego la continuidad del oficialismo en el poder.

En junio de 2006 el entonces presidente jugó por primera vez en público con que el candidato a sucederlo sería “pingüino o pingüina”. El misterio se develó poco más de un año después, en julio de 2007. “Espero que no lo extrañen demasiado”, le dijo Cristina Kirchner a su marido ante la militancia reunida en el Teatro Argentino de La Plata.

El 28 de octubre de ese año arrasó en primera vuelta. Fue electa por el 46 por ciento de los votos. “Quiero convocar a todos los argentinos, sin rencores, sin odio; el odio sólo destruye”, dijo en su primera aparición pública como presidenta electa.

La inesperada muerte de Néstor Kirchner dejó al kirchnerismo sin relevos para la sucesión en el poder en 2011. La Presidenta esperó hasta el filo del plazo legal para anunciar que iría por la reelección. En las elecciones del 23 de octubre pondrá en juego su poder, alejada de parte del PJ tradicional, en una relación tirante con Hugo Moyano, rodeada por La Cámpora y apoyada casi exclusivamente en un círculo estrecho de colaboradores. Su compañero de fórmula es el ministro de Economía, Amado Boudou.

Alfonsín, con Brandoni. Cuatro años atrás, Ricardo Alfonsín era candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires. La fórmula del radicalismo bonaerense estaba compuesta, además, por el actor Luis Brandoni. Su candidato a presidente era el ministro de Economía que heredó Néstor Kirchner, Roberto Lavagna.

Las candidaturas generaron una ruptura dentro del partido. Un grupo de radicales, encabezados por Margarita Stolbizer, decidió combatir la postulación presidencial de Lavagna como candidato a presidente. Y, ante la negativa de la mayoría del partido, rompió con la UCR, presentó fórmula propia y apoyó a Elisa Carrió en los comicios nacionales.

Con el respaldo de su padre, el fallecido Raúl Alfonsín, su hijo se apoyó en la postura partidaria y fortaleció la candidatura presidencial del ex ministro de Néstor Kirchner. Sin embargo, la dispersión del voto radical no ayudó a Alfonsín, que apenas superó el 5%, contra el 16,6 % de Stolbizer.

Duhalde y su promesa de no postularse. Tras una derrota electoral, cuando su esposa perdió en las elecciones legislativas de 2005 frente a Cristina Kirchner, Eduardo Duhalde no participó de los comicios presidenciales de 2007. Cumplió así con la promesa que había realizado en 2002, tras ocupar el sillón de Rivadavia, nombrado por una Asamblea Legislativa en medio de la crisis. “Yo no he venido para quedarme, he venido para sacar a la Argentina de la difícil situación en que se encuentra “, desafió en aquel entonces a quienes apostaban a que se iba a perpetuar en el poder.

Incluso en su entorno fue insistente la versión sobre su intención de volver a la Casa Rosada en 2007, pero elegido por el voto popular. Sin embargo, él se encargó de desmentirlo. “No me veo postulándome. Ya voy a tener muchos años. Creo que debemos propender a que las nuevas generaciones sean las que den un paso al frente”, había afirmado en una entrevista a LA NACION.

A dos días de la victoria nacional de Cristina Kirchner de 2007, el bonaerense, reaparecía en el escenario político con la misión de organizar el peronismo disidente.

Pensaba en el armado de una estructura opositora al kirchnerismo. Ya estaba parado en la vereda de enfrente de quien había sido su delfín político y a quien le entregó la banda presidencial el 25 de mayo de 2003 tras “dejar a una Argentina de pie”.

Su rol opositor se profundizó. Hoy, su máxima aspiración para el domingo es posicionarse como el candidato que polarizará la elección con Crsitina Kirchner en octubre.

Elisa Carrió, junto a sus actuales rivales. En 2007 Elisa Carrió volvió a competir por la presidencia, ya alejada de ARI y como candidata de la Coalición Cívica. Su compañero de fórmula fue el socialista Rubén Giustiniani. Ya se había postulado en 2003, cuando había quedado quinta.

En 2007 su performance mejoró ostensiblemente. Se ubicó detrás de Cristina Kirchner, con el 23 por ciento de los votos. Hizo además una muy buena elección en Capital, Rosario y Mar del Plata. “Somos las segunda fuerza política del país y hemos logrado un triunfo enorme. Estamos construyendo de cara a 2009 y a 2011 consensuando hasta gobernar definitivamente esta Nación”, dijo la noche de la derrota. Cuatro años más tarde se encuentra lejos de concretar esa ilusión, lejos de los favoritos.

Meses más tarde, lideró la creación del Acuerdo Cívico y Social (ACyS), frente que compartió con la UCR, el Partido Socialista y GEN, de Margarita Stolbizer. Ninguno de ellos se encuentra hoy en sus filas. Ese espacio compitió en las legislativas de 2009 y quedó tercera. En la ciudad quedó detrás de Pro, que postuló a Gabriela Michetti, y a Proyecto Sur, que fue con Fernando “Pino” Solanas. Una vez más, Carrió explicó el duro revés a partir de la reivindicación de su proyecto nacional. “Elegí perder la Capital para ganar la Nación”, dijo.

Las dificultades para acordar candidaturas para este año derivaron en la fractura del ACyS. Ricardo Alfonsín lanzó su postulación a presidente y se alió con Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires. Hermes Binner, que coqueteó hasta último momento con un acuerdo con Pino Solanas, también se postuló y conservó su alianza con Stolbizer, su candidata a gobernadora.

La escalera de Binner. Luego de ser intendente en Rosario, el por entonces diputado Hermes Binner insistía con gobernar Santa Fe. En 2003 había perdido su oportunidad ante Jorge Obeid, que sacó menos cantidad de votos que el socialista pero que se impuso por la polémica ley de lemas que regía en la provincia.

Binner enfrentó en 2007 al peronista Rafael Bielsa, que había sacado más votos que el socialista en la interna. Sin embargo, Binner se impuso en las elecciones con más del 48% de los votos, mientras que el Frente para la Victoria superó el 38%. De esta manera, Binner se convirtió en el primer gobernador socialista en la Argentina y quebró la hegemonía peronista en Santa Fe.

Cuatro años después, busca subir otro escalón y tras el triunfo de su delfín en Santa Fe, Antonio Bonfatti, quiere conquistar la Casa Rosada.

Rodríguez Saá, perseverante. La situación de Alberto Rodríguez Saá en 2007 no distaba mucho de la actual. Como gobernador de San Luis, peleaba por la presidencia como el candidato del peronismo disidente. Sin embargo, esta contienda le sumó un nuevo escollo: no sólo debe competir contra el kirchnerismo, sino también contra un rival cercano, Eduardo Duhalde, tras el “papelón” que protagonizaron este año en las frustradas internas.

La noche de las elecciones de 2007, fue el único candidato que dudó del triunfo de Cristina Kirchner. Mientras los otros candidatos prefirieron hablar de “irregularidades en la votación”, en búnker del puntano desde se oyó la palabra “fraude”.

En aquel entonces Rodríguez Saá había superado el 10 por ciento de los votos, por debajo de lo que él esperaba. Su performance, no obstante, no podía ser pasada por alto por el nuevo gobierno kirchnerista, que, con su proyecto de transversalidad, se abocaba a reorganizar su relación con el PJ.