Buen debut de la boleta única y del voto electrónico

A pesar de las demoras en el conteo, a las 22hs sólo se había escrutado menos del 3% de las mesas, distintos relevamiento cotejaron que los cordobeses se manifestaron satisfechos con el nuevo sistema de boleta única. La nota del día, al respecto, la dio el gobernador Schiaretti, quien no supo como utilzar la boleta y debió se asistido. Por otra parte, en La Falda, la Justicia electoral probó el voto electrónico y una hora después de cerrados los comicios ya se habían escrutado el 50% de los sufragios.

 

La Boleta Unica aprobó con creces: 86% de aceptación en los cordobeses
La Capital
7 de agosto de 2011

Una encuesta realizada entre más de 1.500 votantes en toda la provincia determinó hoy que el comicio con Boleta Unica funcionó bien y resultó sencillo para los cordobeses, según manifestaron a representantes de la Defensoría del Pueblo provincial.

En la consulta que se realizó a la salida de los comicios determinó que a 86,66 por ciento de los consultados en esta ciudad la nueva modalidad le resulto “fácil”, a 5,63 por ciento “difícil”, mientras que 7,75 por ciento de los interrogados dijo “no haber entendido” el sistema.

La encargada de procesar el relevamiento, Patricia Estévez, dijo por radio Cadena 3 que el grueso de las personas votó con “mucha rapidez” y que se sintió “muy conforme”.

A casi todos les gustó la puesta en marcha de la boleta única
La Nueva
7 de agosto de 2011

La Boleta Unica de Sufragio (BUS) fue bien recibida por los cordobeses, aunque, sorprendentemente, el saliente gobernador provincial, Juan Schiaretti, debió pedir explicaciones adicionales antes de entrar al cuarto oscuro.

Tras una compulsa a veinte votantes de una escuela en Alto Alberdi, un barrio popular de la capital mediterránea, hubo elogios por la sencillez y la rapidez del procedimiento, pero también dudas puntuales sin resolver.

“Espectacular, excelente, bárbaro, sencillo, muy fácil, simple, cómodo, se entiende todo, es lo mejor”, fueron las casi unánimes respuestas.

Cuando llegó Luis Juez (Frente Cívico y Social), por ejemplo, no debió hacer cola y se retiró apenas dos minutos después, luego de dedicar la mayor parte del tiempo a posar para la prensa gráfica.

“Tuvieron 150 millones para difundir las elecciones y le dedicaron tan poca plata a enseñar el sistema, que ni él lo entiende”, chicaneó el candidato de centroizquierda, cuando se enteró del despiste de Schiaretti.

La ocasión, además, resultó buena para torpedear a su principal rival. “Los dos son el mismo poder que nos robó en 2007 y mire que yo a (José Manuel) De la Sota lo conozco desde que tenía pelos propios”, ironizó, mezclando política y sentido del humor.

El uso de la BUS es simple: cada votante va directamente a la mesa y muestra su DNI, el presidente lo controla, anuncia de quién se trata, es ubicado en el padrón y le entrega la única papeleta junto a una lapicera con la que marcará sus preferencias. Va a una cabina de cartón, de las dos instaladas en el mismo salón, y hace la selección.

La boleta tiene un tamaño considerable –47 centímetros por 35, casi una hoja de un diario tabloide– y, en el caso de la capital cordobesa, que no eligió autoridades municipales, lleva impresas cinco columnas.

En la primera, figura el nombre del partido o alianza, el logo identificatorio y un casillero en blanco. Si el votante marca esa casilla con una “x”, una cruz o una tilde, estará seleccionando toda la grilla de esa agrupación y ya no deberá indicar algún otro punto.

En la segunda columna se detallan los postulantes a gobernador y vice, con la foto del primero y el nombre del segundo, junto a un casillero blanco. Esa línea está ocupada por doce candidatos, y hay dos espacios sin menciones, porque no llevan aspirantes a ese puesto.

En la tercera, se especifican las identidades de los seis candidatos a legisladores por distrito único; en la cuarta, aparece la foto del legislador departamental, su nombre y el de su suplente, junto al casillero blanco, mientras el quinto lleva los propuestos para titulares y dos suplentes del Tribunal de Cuentas de la provincia.

Al momento de sufragar, hay dos opciones: marcar el casillero que contiene el logo del partido o alianza, con eso ya está. La otra alternativa es ignorar la primera columna y dedicarse a seleccionar un candidato por cada una de las columnas, con lo que deberá hacer cuatro marcas.

Una vez que tildó la categoría de partido o eligió cuatro candidatos, el votante dobla la hoja como si fuera un libro, por una línea troquelada, con sentido derecho-izquierdo, y después repite la operación con dirección arriba-abajo.

Con la boleta doblada y sin necesidad de ponerla en un sobre, vuelve a la mesa del presidente, quien revisa si figuran las firmas de los fiscales y autoriza a introducirla en la urna. Le devuelven el documento y ya puede retirarse.

Hay una diferencia fundamental con el sistema usado en Santa Fe: Córdoba tuvo una sola boleta y una urna. La provincia litoraleña instrumentó cinco papeletas, una por cada categoría, y cinco urnas.

A Schiaretti tuvieron que explicarle cómo doblar la nueva boleta
Ambito
7 de agosto de 2011

El actual gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, dio la nota al tener que recibir ayuda de las autoridades de mesa para poder doblar correctamente la nueva boleta antes de introducirla en la urna.

El mandatario provincial sorprendió al momento de emitir su voto en una escuela de la capital provincial, cuando al dirigirse a la urna con la boleta en la mano tuvo dificultades para doblarla correctamente antes de introducirla.

En ese instante, Schiaretti admitió que no sabía cómo plegar la papeleta y la autoridad de mesa junto a los fiscales salieron rápido a su rescate para indicarle la manera de doblar la planilla de 47 centímetros de largo por 35 de alto.

• El voto del gobernador
“Cuando el pueblo vota, el poder vuelve al pueblo”, aseguró el actual mandatario provincial al emitir su voto por la mañana, por lo que llamó a los ciudadanos a participar “masivamente” de los comicios, y advirtió en los electores “una gran tranquilidad”.

Tras sufragar en la escuela Vieyra Méndez de esta ciudad, agregó que “el sistema de votación con la boleta única es muy fácil” y expresó su deseo de que el nuevo sistema “se traslade a todo el país”, por considerarlo “un salto a la calidad institucional”.

“Me alegra que Córdoba haya sido la primera provincia en aplicarlo”, celebró el saliente gobernador, quien se manifestó “contento” por observar “un gran espíritu por parte de la sociedad a la hora de elegir mi sucesor”.

Ganó el voto electrónico
Día a Día
08 de agosto de 2011

El 92 por ciento consideró que el voto electrónico es fácil de utilizar.

La prueba piloto del voto electrónico en La Falda dejó conforme a la enorme mayoría de los casi nueve mil votantes de esta ciudad del departamento Punilla.

Así se desprende del análisis del propio intendente, Marcos Sestopal, y fundamentalmente del programa “Córdoba transparente” que crearon dos ONG’s dedicadas al análisis electoral de este sistema que, con el tiempo, podría aplicarse en toda la provincia.

Mientras Sestopal le aseguró a este diario que “no hubo quejas ni impugnaciones” y que “la estructura de la elección fue precisa”, César Murúa, director ejecutivo de una de las ONG’s que siguió de cerca el funcionamiento del voto electrónico, difundió un informe pormenorizado sobre la percepción de gran parte de los nueve mil votantes faldenses (estaban empadronados más de 12 mil, pero sufragó el 70 por ciento).

“El 92% considera que el sistema es fácil de usar, y el 89% sostuvo que el sistema es rápido. Consultados sobre si el voto electrónico disminuye el fraude, el 57% manifestó estar de acuerdo, y el 60% creyó que el sistema es confiable. En similar sentido, el 85% cree que este sistema debería implementarse en toda la provincia”.

Sin embargo, sí se registraron algunas dudas respecto de la nueva modalidad: “El 86% cree que las personas necesitan ayuda para usar este sistema de votación. Además, el 43,5% estaba disconforme con la capacitación previa en el uso del sistema, o directamente no fue capacitado”.

La Falda: voto electrónico permitió conocer los resultados en una hora
Infobae
7 de agosto de 2011

La localidad cordobesa empleó por primera vez el sistema de voto electrónico, una metodología que ya fue empleada con éxito, por ejemplo, en Salta. Allí, Oscar Aguad, de la UCR, se impuso con el 35,84% de los votos

En La Falda, donde se puso en práctica el sistema de voto electrónico, Aguad se impone con el 35,84% frente al 34,67% de De la Sota. Luis Juez se llevó el 19,25% de las preferencias.

Por el momento, fueron escrutadas las 38 mesas que participaron de la prueba. Allí estaban habilitadas para votar 12.791 personas, pero sólo lo hicieron 8.913.

El sistema de La Falda poseía una “Boleta de Voto Electrónico”, de cartón, pero con un chip.

El elector debía depositar la boleta en una máquina y luego seleccionaba sus opciones en una pantalla digital.

El dispositivo imprimía las opciones y también registraba las mismas en el chip. La boleta debía ser doblada y luego depositada en una urna tradicional.

El conteo se realizó con un lector para los chips.