Ríos fue reelecta en Tierra del Fuego

La actual Gobernador se impuso por sólo 946 votos en el balotaje. El Partido Social Patagónico obtuvo el 50,22% y el Frente para la Victoria  48,91%, revirtiendo el resultado de la primera vuelta, hace una semana, en la que había quedado más de ocho puntos abajo. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, viajo a saludar a Rios, quien mantiene buenas relaciones con el gobierno nacional. Por otra parte, este mismo fin de semana se eligieron autoridades en 32 municipios de Córdoba.

Foto: Fabiana Ríos, Gobernadora de Tierra del Fuego
Crédito de Foto: Sitio Oficial de Fabiana Ríos

Ríos fue reelegida en reñida elección
La Voz del Interior
4 de junio 2011

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, logró su reelección en el cargo al obtener un ajustado triunfo sobre la candidata del Frente para la Victoria, Rosana Bertone, en el balotaje realizado ayer.

El triunfo de Ríos, del Partido Social Patagónico pero con fuertes lazos con la Casa Rosada, causó sorpresa porque Bertone ganó hace una semana la primera vuelta de la elección por más de ocho puntos.

Las fuerzas políticas que quedaron afuera de la segunda vuelta habían expresado en los últimos días su preferencia por la candidata del Frente para la Victoria, que además apareció durante toda la campaña como la favorita de la presidenta Cristina Fernández.

Escrutadas las 287 mesas que formaron parte del comicio, Ríos consiguió 36.201 votos, el 50,22 por ciento, solamente 946 boletas más que Bertone, quien consiguió 35.255 sufragios, el 48,91 por ciento.

Esta vez el voto en blanco, que en la primera vuelta había sido del 11,33 por ciento del total, no fue significativo ya que alcanzó el 0,86 por ciento.

A la expectativa generada por un eventual triunfo de Bertone había contribuido también una encuesta en boca de urna que la daba ganadora por varios puntos, por lo que los festejos comenzaron temprano en el bunker de la candidata, quien fue secundada en la fórmula por Martín Pérez, un joven de la agrupación La Cámpora.

Cuando comenzó a avanzar el escrutinio las voces se fueron apagando en el gimnasio María Auxiliadora de Río Grande, donde se había instalado el Frente para la Victoria, y los gritos de felicidad se trasladaron al local partidario del oficialismo provincial, en la misma ciudad, adonde se hizo presente la gobernadora.

Al hablar ante sus parti­darios, Ríos interpretó como una “epopeya” el triunfo y 
de un “milagro de todos los 
fueguinos”.

Ríos no olvidó en su discurso la victoria que obtuvo la oposición en la primera vuelta y que le dejará una Legislatura ampliamente contraria para el próximo período. Así, instó a “todos, aun los adversarios a quienes necesitamos por haber hecho una muy buena elección”, a sumarse para “construir” la provincia.

Si bien Bertone fue la única de los postulantes a la gobernación que consiguió una foto con la Presidenta, de alta imagen positiva en el territorio fueguino, Ríos manifestó desde el inicio de su mandato una aceitada relación con la jefa de Estado.

Bertone fue recibida el martes por la mandataria en la Casa de Gobierno, en lo que se interpretó como un fuerte gesto a favor de la diputada.

El electorado fueguino se manifestó en la elección con notable independencia teniendo en cuenta la preferencia de sectores partidarios y sindicales en favor de Bertone y que Ríos pareció no haber convencido a sus conciudadanos que estuvieron ausentes en la primera vuelta de acercarse a las urnas en el balotaje. Ayer votó el 66,32 por ciento del padrón, prácticamente el mismo nivel de asistencia que el domingo último cuando fue del 66,2. Durante la última semana, las dos aspirantes se dedicaron a buscar avales y cruzaron denuncias sobre supuestas campañas de desprestigio destinadas a sumar un mayor número de adhesiones para la campaña fueguina.

Randazzo se acomodó al triunfo de la gobernadora
La Nación
4 de julio de 2011

Los planes del ministro del Interior, Florencio Randazzo cambiaron casi en el mismo momento en que aterrizaba en el avión Tango 03 en Río Grande: había llegado hasta aquí para acompañar en los festejos a Rosana Bertone, la diputada nacional con fina sintonía con la Casa Rosada, la candidata a quien la presidenta Cristina Kirchner dio su respaldo a través de un video que filmaron juntas.

Sin embargo, pocas horas después de que el ministro del Interior aterrizó aquí la historia había cambiado. La gobernadora Fabiana Ríos, una aliada a la administración nacional logró dar vuelta la elección.

En este contexto y por pedido expreso de la Presidenta, Randazzo y Bertone encabezaron la mínima delegación que llegó casi de sorpresa al búnker de Ríos que no paraba de festejar en forma desaforada. No había ningun dispositivo de seguridad que indicara que un ministro del Gobierno fuera a desembarcar en medio de los festejos y los bullicios de un partido que no era necesariamente el propio. Casi sin custodias, apenas una seguridad improvisada entre militantes pasaron los forcejeos y pudieron entrar. Al reconocerlo, los militantes también aplaudieron a Randazzo quien destacó la “excelente relación” que mantiene la gobernadora reelecta con el Poder Ejecutivo “más allá de las diferencias partidarias”.

“Con Ríos hemos podido trabajar en forma conjunta y seguiremos trabajando en ese sentido”, afirmó el ministro quien interrumpió la caótica conferencia de prensa para marcar el número que del otro lado atendió la jefa de Estado.

“Silencio, silencio, que va a hablar con la Presidenta”, gritaban los militantes intentando traer un poco silencio para que la comunicación se cumpliese.

El ministro nunca paró de sonreír, el escenario era diferente al que estaba preparado en el gimnasio de una escuela a pocas cuadras de allí. Sin embargo el también percibió que allí se capitalizó un triunfo de la Casa Rosada.

“La gente te manda besos, acá te adoran”, le dijo Ríos a Cristina Kirchner que la escuchaba al otro lado del teléfono y otra vez estallaron los aplausos, ahora en favor de la jefa de Estado.

Randazzo respiró aliviado, estaba claro que este triunfo también se había capitalizado en favor de la Casa Rosada y logró evitar un mal momento para el kirchnerismo.

UCR y PJ se dividieron victorias en otra jornada electoral en Córdoba
Cadena 3
4 de junio 2011

El radicalismo retuvo el poder en Colonia Caroya y Mendiolaza. El justicialismo hizo lo propio en Coronel Moldes, Baigorria y Malagueño. En Ucacha, el kirchnerismo le arrebató la Intendencia a Unión por Córdoba.

La Unión Cívica Radical (UCR) y el Partido Justicialista (PJ) se dividieron victorias ayer en el interior de la provincia de Córdoba, en una nueva jornada del calendario electoral en la que se eligieron autoridades en 32 municipios.

A continuación, se detallan los resultados de las principales localidades:

Villa Nueva: fue reelecto el kirchnerista Guillermo Cavagnero, “delfín” de Eduardo Accastello.

Malagueño: fue reelecto Pedro Ciarez, quien contó con el respaldo del PJ.

San Francisco del Chañar: fue reelecto Marcelo Eslava (PJ).

Brinkmann: Gustavo Tévez (PJ) se convirtió en el nuevo intendente.

Villa Ascasubi: fue reelecta Zully Fonseca de Salvi (Unión por Córdoba y Frente para la Victoria).

Coronel Moldes: fue reelecto Jorge Constanzo (PJ). Duplicó en votos al segundo y al tercero juntos, Daniel Martín (Movimiento Multipartidario) y Graciela Ferriot (UCR), respectivamente.

Coronel Baigorria: fue reelecto Néstor Giácomi (PJ). Aventajó sólo por 107 votos a Walter Perrone (UCR).

Ucacha: el candidato kirchnerista, Javier Paolucci, le arrebató la intendencia al postulante de Unión por Córdoba, Víctor Hugo Moreyra, por apenas 65 votos.

Mendiolaza: fue reelecto Daniel Salibi (UCR), quien gobernará por un cuarto período su ciudad.

Colonia Caroya: fue elegido el oficialista Luis Grión (UCR). Segundo quedó Gustavo Brandán (PJ) y tercero Mario Rojas (Frente Cívico).

Agua de Oro: fue reelecto Carlos Belli (UCR).

Balnearia: anó Vicente Costamagna (UCR).

Tránsito: Noemí Fauda (UCR).

Devoto: Raúl Reano (UCR).

Freyre: Rubèn Morero (UCR).

La Francia: Carlos Tassi (UCR).

Carrilobo: Alcides Silvestre (PJ).