No ganamos, no perdimos… diálogos militantes

Al final de la jornada de la pasada elección porteña, el equipo de campaña y la militancia del Frente para la Victoria –FPV- se dieron cita en uno de los hoteles del centro de Buenos Aires que funcionó como bunker del Partido.

Desde el cierre de las urnas y hasta pasada la media noche, gentes con banderas y cánticos hacían explicita su decisión de acompañar a Filmus en lo que resta del proceso electoral por la alcaldía de la capital.

Crédito de la foto: Milena Páramo Bernal

Pese a que en números la distancia que juega a favor de Macri es de 20 puntos, dato muy difícil de revertir en tan poco tiempo, las opiniones in situ de la militancia agolpada en el bunker se acercan a configurar un nuevo escenario, un nuevo juego con sólo dos jugadores que representan posturas diametralmente opuestas que necesariamente harán repensar cada voto.

Pero, ¿y cuál es el balance general sobre este primer tiempo del juego?, ¿esperaban una distancia tan grande en puntos?, ¿qué harán en dos semanas para revertir los resultados?, ¿qué se ganó, qué se perdió?. Fueron muchas las preguntas y las reflexiones compartidas mientras esperábamos la declaración pública de Filmus.

“Para empezar le digo que el FPV no perdió”, respondió un grupo de jóvenes militantes.

“El FPV hizo una campaña muy corta, eligió candidato sólo hasta el final del proceso; no tuvo tiempo de acercarse al vecindario de Buenos Aires para contarle su plan de gobierno, su proyecto de ciudad de derechos, inclusiva y progresista que difiere a la de hoy. El monopolio mediático en su mayoría jugó a favor del PRO y desde allí se lanzaron noticias para ennegrecer el camino del FPV; y la campaña de empapelar la ciudad con falsos resultados de la gestión actual. El PRO tuvo con eso mucho para ganar en primera vuelta y no lo lograron, de alguna manera perdieron.
Nosotros –el FPV- hemos sabido que Buenos Aires se nos presenta esquiva pero en esta elección aumentamos el número de votantes, llegamos al balotaje y tenemos opción de ganar si y sólo si la gente opta por cambiar el rumbo de la ciudad. Por eso sostenemos que de alguna manera, ganamos” aseguró un joven militante.

“Y le digo más” agregó  una de las mujeres del grupo “Filmus va a llegar hasta el final y no se va a retirar como espera la oposición. Eso no. Y cuando la gente vaya a votar el 31 de julio va a tener que pensar por lo menos en tres temas: seguridad, educación y salud. Lo que es una realidad es que el resto del país camina hacia adelante y Buenos Aires va para atrás y eso lo advertimos con preocupación.”

“Usted nos preguntó cómo vamos a revertir los resultados y bueno” arremetió otro militante “saldremos a las calles, iremos a las casas a hablar de la ciudad que queremos. No se olvide que usted está frente a juventudes militantes de muchas tendencias que coincidimos en un Frente y la militancia no se agota, el militante no renuncia y Buenos Aires no da espera.”

El verdadero resultado se sabrá recién el próximo 31 de julio.