El gobierno salió al cruce de la renuncia de Verna

Luego de la renuncia a la candidatura por la gobernación de La Pampa del senador Carlos Verna, alegando incumplimiento de compromisos por parte de la casa rosada, la respuesta de funcionarios del gobierno y referentes del kirchnerismo no se hizo esperar. El común denominador fue la reafirmación de Cristina Fernández como conductora del peronismo y la defensa de su participación en el armado de las listas. El Jefe de Gabinete Aníbal Fernández negó que el movimiento peronista sea una federación de partidos municipales y subrayó su carácter nacional. Por su parte, el secretario de Comunicación Pública Juan Manuel Abal Medina dejó entrever que la renuncia del senador podría responder simplemente a su miedo a perder la elección.

Crédito de la foto: Sitio oficial del Senado de la Nación

“Al peronismo lo conduce Cristina Fernández”
Nicolás Lantos

Página 12

6 de julio de 2011

Funcionarios del gobierno nacional y referentes de la juventud salieron a respaldar la decisión de la presidenta Cristina Fernández de incidir en el armado de las listas legislativas nacionales, luego de que el senador pampeano Carlos Verna renunciara a su candidatura a gobernador de esa provincia alegando que desde la Casa Rosada se incumplió un acuerdo con él para imponer a dos miembros de La Cámpora en los primeros lugares de la boleta para diputados. El secretario de Comunicación Pública, Juan Manuel Abal Medina, utilizó la red social Twitter para desmentir a Verna, que lo había mencionado como su interlocutor: “Nunca en mi vida hablé con Verna, ni de ese tema ni de ningún otro”, publicó el funcionario vía Internet. En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo que la mandataria “tiene todo el derecho del mundo de incidir” en el armado de las listas porque “el peronismo es un movimiento nacional que conduce Cristina Fernández de Kirchner como alguna vez lo condujo Juan Perón”.

El peronismo “toma decisiones nacionales y hace una oferta nacional. Y dentro de ese marco, todos a los que nos comprende el movimiento nacional abonamos para que la idea nacional sea la que prime y que lleve adelante una estrategia como la que llevó hasta este momento y que tan mal no nos ha ido”, sostuvo el jefe de ministros, además de especular con que “seguramente Verna no se sentirá comprendido en esa situación y tiene todo el derecho del mundo de tomar la decisión que él crea”. El pampeano buscaba gobernar esa provincia y pegó el portazo alegando acuerdos incumplidos (“nunca me dijo que quería poner el candidato a diputado nacional”, denunció), algo que en la Rosada niegan tajantemente.

Hoy se reunirá la conducción del PJ de esa provincia para evaluar los pasos a seguir, porque no está prevista en la legislación pampeana el supuesto de una renuncia. “Lo más lógico es que suban al primer candidato a diputado provincial” para que complete la fórmula de la que también participa la ex vicegobernadora Norma Durango, le confiaron a este diario fuentes pejotistas. La manzana de la discordia entre Buenos Aires y Santa Rosa fue que Cristina Kirchner impuso en los primeros lugares de la lista para legisladores nacionales a dos militantes de La Cámpora, María Luz Alonso y Silvia Bersanelli, en lugar de los hombres de Verna.

Otro que atacó con dureza al senador pampeano fue Abal Medina, a quien Verna había señalado como el interlocutor con el que cerró los acuerdos supuestamente incumplidos. “Me dicen que ayer en un programa de radio, el retirado candidato Verna sostuvo haber hablado conmigo sobre las candidaturas pampeanas –tuiteó el secretario de Comunicación Pública–. La realidad es que nunca en mi vida hablé con Verna, ni de ese tema ni de ningún otro.” Y concluyó con una ironía en 140 caracteres: “¿Será que esta verdadera fábula de Verna, y no de Esopo, fue construida para bajarse de la candidatura con otro argumento que no fuera el simple miedo a perder?”.

Uno de los principales dirigentes de La Cámpora habló con Página/12 y opinó que en este tema “hay una exacerbación de algunos sectores que no obtuvieron todo lo que querían, inflada por los medios de comunicación con intereses creados”. Además, sostuvo, que Cristina Fernández haya podido tomar estas decisiones “habla a la vez de su coherencia política y de la fortaleza que tiene en este momento”. Por su parte, el referente nacional de la JP Evita, Leonardo Grosso, que ocupa un lugar expectante en la lista para diputados bonaerenses, le dijo a este diario que “al tomar la decisión de incorporar a jóvenes de distintos espacios políticos al Congreso, una vez más la Presidenta hace lo que dijo que haría cuando anunció que sería un puente entre las generaciones”.

“La juventud, cuando se capacita políticamente, no sólo consigue transferencia de conocimiento sino que pretende posicionarse para conquistar poder y para poder discutir contra el poder real, y por eso se le teme a la juventud”, los respaldó Fernández. “El objetivo es que todos los sectores participen. Que haya discusiones, siempre va a suceder y la verdad es que a la juventud nunca nadie le dijo: ‘yo me corro para que entren estos pibes’, con lo cual la decisión hay que tomarla”, agregó.

Cómo se gestó la sorpresiva renuncia de Verna, tras el enojo con Cristina
Perfil.com
5 de julio de 2011

El senador no será candidato a gobernar La Pampa luego de que la Presidenta le impuso militantes de La Cámpora en listas de diputados. Desconcierto y repercusiones.

La sorpresiva renuncia del senador nacional Carlos Verna a la candidatura a gobernador del PJ tras su enojo con la presidenta Cristina Fernández por su intervención en el armado de listas provocó desconcierto en el escenario político pampeano y también a nivel nacional.

Según publican distintos medios pampeanos, el sacudón tras el anuncio fue para sus seguidores y también para sus adversarios, que nunca imaginaron que Verna se bajaría de la candidatura enojado con Cristina Fernández, quien le habría impuesto como candidatos a diputados nacionales a una joven militante de La Cámpora, María Luz Alonso y a una empleada del Congreso Nacional, Silvia Bersanelli.

A horas del anuncio, se dieron a conocer más detalles sobre la decisión de Verna.

La cocina de la renuncia. Según publica hoy el medio local El Diario de La Pampa, Verna contó que redactó la renuncia el domingo 26 de junio e hizo certificar la firma en una dependencia policial.

En el momento en que anunció que se bajaba, Verna dijo: “La renuncia está redactada el domingo 26 de junio, y esto consta porque una vez que la redacté fui e hice certificar la firma en una dependencia policial. Recién la presentamos hoy porque hoy están dadas, creo yo, las circunstancias aclaradas con respecto a la presentación de lo que fue la lista de diputados”.

Después, apuntó: “Cuando hablé con la Presidenta ella nunca me dijo que quería poner el candidato a diputado nacional. Yo en la sesión del 1 de junio le dije al senador Fernández que era el interlocutor que había designado la Presidenta que yo quería hablar con Cristina para definir quiénes iban a ser los candidatos a diputados nacionales. Acordamos de vernos en la segunda quincena de junio”.

Después de varios intentos fallidos por encontrarse, las negociaciones no pudieron tener lugar y Verna se contactó siempre por teléfono.

“La Presidenta me dijo que yo tenía que ser el candidato, nunca me dijo que quería poner el candidato a diputado nacional. Dijo que quería que votaran todas las iniciativas. Decidí presentar la renuncia porque el acuerdo no se cumplió. Sé que hay mucha gente que estará dolida, y muchos festejando”, había señalado Verna a Radio La Red de General Pico.

En tanto, trascendió que quien ocupará el lugar de Verna será la dirigente de la línea Convergencia Peronista, Norma Durango, quien era hasta ahora la postulante a la vicegobernación y deberá enfrentar en los comicios del 23 de octubre al Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), integrado por radicales, socialistas y el Partido del Frente.

Durango señaló anoche en una entrevista con Radio Continental: “Hasta que no tengamos una respuesta desde lo jurídico, es una situación inédita. No sabemos exactamente cuáles son las razones pero lo importante es tener una respuesta jurídica, para hacer un análisis desde lo político”, agregó.

En referencia a la situación que surgió con los candidatos a diputados nacionales y las decisiones tomadas por la línea liderada por Verna, explicó: “Ellos presentaron sin consultarnos a nosotros, los candidatos a diputados nacionales y cuando la presidenta se enteró hicimos una artesanía política y hubo que bajar a los candidatos nacionales que nosotros llevábamos por el peronismo, y adherir a los del Frente para la Victoria”.

La respuesta oficial. Uno de los primeros en salir al cruce de Verna fue el secretario de Comunicación Pública, Juan Abal Medina, que desde Twitter lo calificó de “fabulador”.

El funcionario negó haber mantenido una conversación con el senador y planteó que su paso al costado en la candidatura quizá tenga que ver con “el simple miedo a perder”.

Abal Medina, mediante la red social, dijo: “Me dicen que ayer en un programa de radio el retirado candidato Verna sostuvo haber hablado conmigo sobre las candidaturas pampeanas. La realidad es que nunca en mi vida hablé con Verna, ni de ese tema ni de ningún otro”.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, respaldó a la presidenta: “Cristina tiene todo el derecho a decidir”.

“El peronismo no es una federación de partidos, es un movimiento que conduce la Presidenta”, agregó el funcionario en declaraciones a Radio 10.

Aníbal Fernández, sobre Verna: “El peronismo es un movimiento, no una federación de partidos”
Telam

06 de julio de 2010

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, defendió ayer la participación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el armado de listas de candidatos en las provincias y dijo desconocer “por qué se bajó” el senador Carlos Verna de la pelea por la gobernación de La Pampa.

“No sé por qué se bajó, lo que sí sé es que el peronismo es un movimiento nacional, no una federación de partidos municipales”, expresó Fernández al retirarse ayer por la mañana de una conferencia sobre políticas de drogas en la Cámara de Diputados de la Nación.

El ministro consideró que “se pueden tomar decisiones en las provincias charlando con las provincias” y recordó en ese sentido cuando el general Juan Perón “llevó en Neuquén al Movimiento Popular Neuquino”.

“Yo defiendo esa decisión y hace 40 años que milito”, recalcó el funcionario, al opinar sobre a la decisión de Verna de declinar su competencia por la gobernación de La Pampa supuestamente disconforme con el armado de listas de candidatos.

Fernández respaldó el nombramiento de dirigentes de la agrupación juvenil La Cámpora en las listas al señalar que “la juventud es un viejo y nuevo enemigo de la derecha, que toda la vida le temió”.

“A mi me tiene sin cuidado eso”, contestó Fernández cuando se le preguntó por el supuesto malestar en La Pampa por la designación en las listas de dirigentes de La Cámpora.

“No se necesita tener una formación o ascendencia de 500 años porque se dejaría de ser joven para poder participar”, insistió, y afirmó que “la lista está muy bien conformada” y que lo “satisface”.

Para el jefe de Gabinete, “la juventud, cuando se capacita políticamente, no sólo consigue transferencia de conocimiento sino que pretende posicionarse para conquistar poder y para poder discutir contra el poder real, y por eso se le teme a la juventud”.

“Nosotros vamos a elecciones cada dos años, pero hay otros poderes que no van a elecciones, como Clarín, La Nación, que presionan, consiguen ventajas, discuten normas con los gobiernos”, declaró.

Y advirtió que “antes se decía que cinco tapas de un diario volteaban a un presidente y eso no debe suceder”.

El funcionario explicó que desde que participa en el armado de listas, en 1983 “nunca” se fue de la mesa de negociaciones “con la gente puesta de acuerdo”.

“Muchos vienen reclamando por el 100 y se llevan el 20 (por ciento) y entonces se van todos enojados. El objetivo es que todos los sectores participen. Que haya discusiones, siempre va a suceder y la verdad es que a la juventud nunca nadie le dijo: `yo me corro para que entren estos pibes´, con lo cual la decisión hay que tomarla”, sostuvo.