Hermes Binner definirá su candidatura a la Presidencia

Tras la ruptura entre el Partido Socialista y la Unión Cívica Radical, el Frente Progresista de centro-izquierda impulsa al actual gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, como candidato a las elecciones presidenciales de octubre. El frente opositor que sería liderado por el gobernador socialista cuenta con el apoyo de su partido, el GEN, Proyecto Sur y el peronismo disidente cordobés de Luis Juez. La decisión formal será definida el 11 de junio en el Congreso nacional del PS.
Foto: Hermes Binner, gobernador de Santa Fe.
Crédito de la foto: Sitio Web oficial de Hermes Binner.


 
Gabriel Ziblat
Diario Perfil
4 de Junio de 2011
El gobernador santafesino está cada vez más cerca de presentarse como candidato presidencial, en alianza con los partidos de Stolbizer, Solanas y Juez. El anuncio se haría el sábado 11. Los radicales presionan para evitarlo Hermes Binner ya se prepara para liderar una fórmula presidencial. La idea viene serpenteando en su cabeza desde hace varias semanas, creció con el triunfo de su candidato en la interna santafesina y se consolidó cuando Ricardo privilegió su acuerdo con Francisco de Narváez. Mientras los posibles aliados lo presionan para que se lance y los radicales lo extorsionan para que no descuide la Gobernación de Santa Fe, el socialista sigue procesando su decisión, que se anunciaría a más tardar el sábado próximo.
Hasta que esta semana se concretó el distanciamiento con la Unión Cívica Radical, los dirigentes socialistas eran muy cautos respecto a la posibildad de que Binner fuera candidato a presidente. Sin embargo, desde ayer empezaron a sonar voces del centenario partido que impulsaron la idea. La diputada Alicia Ciciliani, muy cercana a Binner, aseguró en declaraciones televisivas que al socialismo le entusiasma la posibilidad de que sea candidato, pero aclaró que depende de él y que se definirá en el congreso partidario que se realizará el sábado próximo en el hotel Bauen, del centro porteño.
El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, cuestionó ayer la decisión de Alfonsín de llevar a Javier González Fraga como compañero de fórmula. “Es legítimo que haya una expresión de la centroderecha en la Argentina, lo que nos sorprende es que Alfonsín forme parte”, aseveró. Y paso seguido consideró que el nuevo escenario “ratificó la necesidad de que Binner sea candidato a presidente, pues puede encarnar un proyecto progresista y democrático, con muchos sectores, incluso de la UCR, que no van a acompañar esta decisión de Alfonsín”.
El diputado Ricardo Cuccovillo, por su parte, se lamentó por la decisión del alfonsinismo, pero aseguró que el socialismo “seguirá construyendo una real alternativa de gobierno junto al GEN, de Margarita Stolbizer; Unidad Popular, con Víctor De Genaro; Libres del Sur; Proyecto Sur, con Pino Solanas y el Frente Cívico, de Luis Juez”. Además, como una “expresión de deseo”, aseguró que “en octubre los argentinos podremos elegir a Binner”.
Una fuente cercana a Binner explicó que “hay que descartar que Hermes se vaya a su casa”, por lo que consideró que las alternativas se reducen a dos: ser candidato a presidente o a diputado. La segunda, sin embargo, se evaluaba en caso de que el acuerdo con Alfonsín quedara en un punto intermedio. “¿Si va de diputado a quien lleva de presidente?”, indagó PERFIL. Y no hubo respuesta.
Por otro lado, ayer el GEN, de Margarita Stolbizer, realizó una reunión de la mesa de conducción nacional, con delegados de las 18 provincias donde tiene presencia. Allí, decidieron avanzar en el armado de un frente con el socialismo y Proyecto Sur, marcando también el distanciamiento del radicalismo. Dirigentes cercanos a la diputada dan por descontado que Binner se lanzará a la Presidencia, y algunos incluso aseguran tener la “certeza” de que así será. La discusión, para ellos, será si prefieren que Stolbizer sea la candidata a vice o a gobernadora bonaerense.
Luis Juez, otro de los probables nuevos aliados del PS, calificó ayer de “superbien” el distanciamiento de estos con la UCR. “En un país de especuladores, que un tipo diga la verdad, que esto no lo puede acompañar porque no lo siente, está bárbaro, a mí me llena de orgullo y de satisfacción”, sostuvo el senador y candidato a gobernador de Córdoba. Pero no lo quiso presionar para que se lance: “Después, si salimos o no a la cancha no importa, está claro que lo primero que hay que hacer es preservar el club”.
 

Télam
4 de Junio de 2011
La mesa mixta de la UCR y el Partido Socialista que negociaba un frente electoral nacional dio ayer por terminada la posibilidad de constituir la fórmula Ricardo Alfonsín-Hermes Binner, aunque harán esfuerzos por mantener los acuerdos provinciales.

Mientras tanto, cobraron fuerza las especulaciones sobre si el gobernador de Santa Fe se postulará también a la presidencia.

“Hemos disentido en cuanto a los modos de construcción”, dijo Alfonsín en sus primeras declaraciones públicas tras la ruptura oficial con Binner, y sostuvo en C5N que el rechazo socialista a que Francisco De Narváez integre el frente electoral provenía “especialmente del PS bonaerense”.

El candidato radical dijo que mantendrá los esfuerzos “por sumar al GEN”, que lidera Margarita Stolbizer, al frente electoral y reconoció que “para muchos peronistas y radicales no será fácil” votar una lista con su nombre y el de De Narváez.

“No tengo complejos ni tengo culpas por lo que estamos haciendo, (porque) es a partir de coincidencias programáticas. Se van a sorprender, vamos a tener un programa más progresista del que muchos proponen”, enfatizó.

“El resultado era previsible por lo acontecido en los últimos días, se venía madurando la idea que la fórmula no llegaba a buen puerto”, dijo a Télam el presidente del Comité Nacional Radical, Ángel Rozas, en alusión al rechazo socialista a participar de un frente con De Narváez.

Igualmente, Rozas señaló que “las puertas de la relación del radicalismo y el socialismo seguirán abiertas, no sólo por la cercanía ideológica, sino que en muchas provincias hay acercamiento entre ambos”, y aseguró que los van a “promocionar en tanto no afecte los intereses” de Alfonsín.

“Sí, (los acuerdos distritales) afectan, la prioridad lógicamente la tiene nuestro candidato y no vamos a permitir listas comunes de legisladores”, explicó en referencia a que si el PS tiene candidato presidencial propio, las listas a diputados no podrán ser conjuntas.

El titular de la UCR manifestó que “lo ideal hubiese sido la fórmula Alfonsín-Binner”, pero consideró que “el socialismo no tiene la convicción de que se le puede ganar a (la presidenta) Cristina Kirchner, ellos creen que ya ganó”.

“Además del anclaje ideológico, que lo preservamos con Alfonsín, creemos que hay que buscar otros aliados para hacer una oferta electoral más competitiva”, opinó, y que la diferencia con el PS es “de cómo se llega al poder, algunos se creen que se llega por imágenes y golpes de suerte”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que Binner se postule a presidente, alertó que eso “creará hacia abajo un disconformismo en los distritos” donde haya acuerdos. También advirtió que no van a permitir que los pactos distritales “terminen afectando la candidatura de Alfonsín”.

Sobre quién acompañará al diputado en el binomio, resaltó que “es una decisión exclusiva de Alfonsín”, avizoró que “puede ser un extrapartidario” y que De Narváez “no forma parte de esa discusión”, sino que con el líder de Unión Celeste y Blanco hay “un acuerdo provincial que lo maneja la UCR bonaerense”.

Por su parte, la diputada socialista Alicia Ciciliani, que conformaba la mesa negociadora de cinco miembros de cada partido y que se reunió este mediodía, ratificó a Télam que la fórmula conjunta “está totalmente descartada”, pero que el PS se compromete “a afianzar los acuerdos programáticos en los distritos que sea posible”.

Al ser consultada sobre una posible candidatura de Binner, aseveró que el PS “no la descarta” y que el partido “está definiendo su estrategia electoral y la decisión se tomará en el congreso partidario del 11 de junio”.

En tanto, fuentes cercanas a De Narváez expresaron a Télam que si bien “el acuerdo con Alfonsín no está totalmente cerrado, se avanzó mucho en los acuerdos programáticos”.

El sábado próximo, Alfonsín se encontrará por primera vez con De Narváez desde que entablaron negociaciones, y la reunión tendrá lugar en un plenario de Unión Celeste y Blanco en el Club Atenas de La Plata a las 9.30, y el candidato a presidente radical acudirá como “invitado”, lo que para los dirigentes de De Narváez representa “un gesto” de cara al cierre del acuerdo provincial.

José E. Bordón
La Nación
4 de Junio de 2011
SANTA FE.- El gobernador de Santa Fe y líder del socialismo, Hermes Binner, definirá entre el lunes y miércoles próximo si finalmente encabeza una fórmula presidencial de centroizquierda, con el respaldo de Proyecto Sur, el GEN, el peronismo cordobés disidente que lidera Luis Juez, y quizás algunos partidos provinciales. De no acceder al pedido que formularon distintas fuerzas del sector progresista, podría acompañar esta alianza desde una lista de candidatos a diputados nacionales.
Por estas horas, los más cercanos al gobernador santafecino tienen la responsabilidad de no hacer caer la expectativa sobre su futuro político, luego de no haber podido cerrar una alianza con el radicalismo. Ahora intentan convencer a sus aliados de que serán ocupados con decisión los espacios conquistados por el socialismo, como la intendencia de Rosario y la gobernación, al haber derrotado al Partido Justicialista, que había administrado la provincia durante 24 años.
No es antojadizo que el socialismo santafecino tenga fecha para resolver qué lugar ocupará finalmente Binner. El sábado de la semana próxima se reunirá el congreso nacional partidario para resolver las listas que deberá oficializar el miércoles 15, plazo límite para la inscripción de alianzas o confederaciones de partidos.
El diputado provincial Raúl Lamberto, que integra el staff del gobernador, insistió ayer en que Binner no tiene apuro para resolver su futuro político. Sin embargo, sus aliados buscan una definición pública que acelere otros pasos del acuerdo en distritos importantes, como la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires y Córdoba.
“Hay dos lógicas; una es la de 2011, que a muchos les preocupa, y otra una coyuntura colectiva que es la que puede perdurar y tener base sólida. “Esta construcción se puede hacer para 2011, para 2013 o 2015. Hay que hacerla para que permita transmitir a la ciudadanía que esto es un proyecto progresista”, dijo Lamberto. “Nosotros somos aliados naturales de la UCR, pero una cosa es la UCR y otra es la provincia de Buenos Aires, que se merece un capítulo aparte y que hoy creemos que no ayuda a la consolidación del frente progresista”, subrayó el legislador socialista.
Vuelco a la centroderecha
Otra incógnita es qué hará el Frente Progresista Cívico y Social en Santa Fe para intentar renovar el gobierno que dejará Binner en diciembre, en un distrito en el que no hay reelección. La UCR evaluará el alcance de la decisión alfonsinista, teniendo en cuenta que la alianza con el PS de esta provincia se arrastra desde 2005.
Los dirigentes radicales de mayor peso provincial, como el actual intendente de la capital provincial y ex precandidato a la gobernación, Mario Barletta, ya habían insinuado que faltaba “acordar algunos temas”, en referencia a las listas de candidatos a legisladores nacionales, que la UCR aspira a encabezar.
Mucho más decidido se mostró el actual intendente de Rosario, y candidato a senador departamental, Miguel Lifschitz, quien estimó que con la elección de González Fraga como compañero de fórmula, Ricardo Alfonsín “se vuelca definitivamente a la centroderecha”.Lifschitz resaltó la trascendencia que tiene ahora la posición socialista de no aceptar la conformación de un frente de ese tipo. “Esto significa un cambio de orientación de lo que venía planteando Alfonsín. Deben estar muy sorprendidos los jóvenes y los históricos de la UCR que adhirieron a las posturas éticas de su padre”, aseguró el jefe comunal.
Infobae
4 de Junio de 2011
El secretario general del partido, Carlos Roberto, aseguró se trata de “la voluntad unánime de los afiliados del socialismo del país”. Consideró que “la centroizquierda que no apoya al oficialismo apoyará la fórmula que encabece Hermes Binner.
El secretario general del socialismo, Carlos Roberto, aseguró que el partido “no tiene dudas” de que el gobernador Hermes Binner será candidato presidencial para las elecciones de octubre en un frente de “centroizquierda”.
“Binner es un dirigente de muchísimos años de militancia en el socialismo y siempre ha acompañado y compartido la decisión del partido, que se tomará de manera colectiva. Así que nosotros no tenemos dudas de que va a ser candidato a presidente porque es la voluntad unánime de los afiliados del socialismo del país”, indicó Roberto en declaraciones radiales.
El dirigente agregó que el mandatario santafesino “tiene el consenso de otras fuerzas políticas y de amplísimos sectores de la sociedad, que ven con enorme esperanza a un dirigente que ha demostrado en los hechos que gobierna de manera distinta que las otras fuerzas políticas”.
“No tenemos dudas. Creemos que los votos de centroizquierda que no apoyan al oficialismo seguramente apoyaran la fórmula que va a encabezar Binner. Lo mismo va a ocurrir en la Provincia de Buenos Aires con la candidatura de Francisco de Narvaéz”, aseguró Roberto, aunque insistió que la decisión formal será tomada en el congreso nacional del PS, previsto para el próximo sábado.