Alfonsín y Binner no serán formula

El presidente de la UCR, Angel Rozas, admitió que no se llegó a un acuerdo entre radicales y socialistas a nivel nacional, pero se podrán dar alianzas a nivel provincial. Ahora resta definir si Hermes Binner lanzará su candidatura presidencial o apoyará al candidato radical para evitar fisuras en la alianza que el PS y la UCR mantienen en Santa Fe. Por su parte, Alfonsín firmará éste sábado un acuerdo con De Narváez , el cual aceleraría la ruptura entre radicales y socialistas.

 

Foto: Hermes Binner, Gobernador de Santa Fe

Crédito de la foto: Sitio web oficial de Hermes Binner


Se confirmó la ruptura: “La fórmula Alfonsín-Binner se cayó”, dijo Rozas
Por Lucrecia Bullrich
La Nación
2 de junio de 2011

Antes de lo esperado, en secreto y sin periodistas cerca, radicales y socialistas se reunieron esta mañana para formalizar lo que hasta hoy era un secreto a voces: el fracaso de una fórmula conjunta entre Ricardo Alfonsín y Hermes Binner.

“La fórmula se cayó, pero el diálogo sigue”, dijo a lanacion.com el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) a lanacion.com.

La piedra de la discordia es el acuerdo que los radicales ya casi sellaron con Francisco De Narváez como candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires. De hecho, en las últimas horas, Alfonsín le confirmó al bonaerense que lo acompañará en el plenario de su agrupación, Celeste y Blanco, que se realizará el sábado próximo en Mar del Plata.

“Una fórmula conjunta ya no tiene razón de ser en virtud de las diferencias que nos separan”, añadió Rozas en una conversación telefónica con este medio.

Rozas aclaró que la caída del acuerdo nacional no implica que no se puedan cerrar acuerdos distritales, aunque aclaró que las listas conjuntas “sólo serán posibles en tanto no se afecten intereses de los candidatos nacionales”.

Aunque se empeñó en aclarar que el diálogo con el socialismo “está abierto” y la relación con sus dirigentes “intacta”, lo cierto es que los cruces que en las últimas semanas intercambiaron Alfonsín y Binner, o sus alllegados, prometen dejar heridas.

Las diferencias ya son palpables, por ejemplo, en la provincia de Córdoba, donde la UCR y el socialismo apoyan a candidatos distintos. Mientras que el partido de Binner respalda a Luis Juez, Alfonsín impulsa a Aguad.

La decisión de hacer pública la ruptura se tomó esta mañana en una reunión entre representantes de ambos partidos. Por la UCR estuvieron, además de Rozas, los jefes de bloque de Diputados y del Senado, Ricardo Gil Lavedra y Gerardo Morales, respectivamente, el bonaerense Miguel Bazze y Mario Negri.

Por el socialismo el senador santafecino Juan Carlos Zabalza, los diputados Roy Cortina, Lisandro Viale y Alicia Ciciliani y el secretario general del partido, Carlos Roberto.

Alfonsín y Binner oficializaron la ruptura
Perfil
2 de junio de 2011

El secretario general del Partido Socialista, Carlos Roberto, confirmó esta tarde que “no se ha podido llegar a un acuerdo para la fórmula presidencial” entre el radical Ricardo Alfonsín y el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Se informó a DyN, que la decisión se adoptó durante una reunión que mantuvieron el titular de la UCR nacional, Angel Rozas; su par bonaerense, Miguel Bazze, los presidentes de los bloques legislativos Ricardo Gil Lavedra y Gerardo Morales, el cordobés Mario Negri, junto a los socialistas Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani y Lisandro Viale.

Entre tanto Angel Rozas, presidente de la UCR, señaló que “la fórmula Alfonsín-Binner se cayó” aunque no descartó que haya acuerdos provinciales y distritales.

No habrá fórmula con Alfonsín y Binner debe definir candidatura
Emerio Agretti
El Litoral
2 de junio de 2011

Ricardo Alfonsín y Hermes Binner no serán compañeros de fórmula para las elecciones presidenciales de octubre. Aunque el previsto fracaso de las negociaciones todavía no fue formalizado, los actores asumieron que la extrema prudencia puede ser enemiga de la eficacia, y terminaron por admitirlo públicamente.

El candidato radical Ricardo Alfonsín les ahorró esa faena a los socialistas y dejó en claro ayer, en una carta dirigida a la militancia y difundida a través de redes sociales, que su partido sostendrá la asociación en la provincia de Buenos Aires con Francisco De Narváez. Justo lo que el socialismo había dicho que era el impedimento para constituir el frente progresista del que habían hablado.

Sobre esa base -y como en toda ruptura que involucre a un tercero en discordia, sea como motivo principal, factor detonante o excusa- ambos partido le echarán la culpa al otro y le endilgarán haber vulnerado el compromiso inicial e incurrido en abandono. Igual, ninguno quiere hablar de ruptura y buscarán la forma de, cuanto menos, quedar como amigos y eventuales aliados.

Excusas o principios
“Que los nombres propios no sean la excusa para enfrentar a un adversario”, reclamó Alfonsín a los socialistas, con un argumento de real-politik: “Para llegar al gobierno nacional desde un frente programático progresista es necesario que seamos capaces de representar no solo a quienes comparten nuestra identidad, sino a todo el bloque social que se identifica con una visión antihegemónica y republicana”. Por lo cual “no debemos vacilar” en incorporar en el nivel municipal y provincial a “fuerzas sociales y políticas que no necesariamente tienen identidades como las nuestras”.

“No creemos que haya que sumar en función de poder ganar una elección. Ya tenemos la experiencia de la Alianza donde el objetivo era derrotar al menemismo y después uno agarró para un lado, y los demás para otro”, le contestó el candidato a gobernador santafesino Antonio Bonfatti, reiterando la base conceptual expuesta por el socialismo y retribuyendo la imputación de responsabilidades: “Sin De Narváez de por medio estaban avanzadas las tratativas, esto apareció hace un par de semanas, creo que se cambiaron las reglas del juego. Son decisiones, y nosotros las respetamos”.

El presidente del radicalismo, Angel Rozas, también avanzó ayer, luego de la reunión para discutir al respecto, en la lectura de la realidad que surge del cruce entre ambas posturas: “No vamos a quedarnos en un partido testimonial, vamos por el poder”. Y cifró la actitud del socialismo -refugiarse en una cuestión principista para negarse a una asociación estratégica- en el problema de “Binner cree que Cristina Fernández es invencible” y por eso no realiza su máxima apuesta para este turno electoral.

A fines de esta semana habrá una nueva reunión entre la Comisión de Acción Política de los socialistas y de sus pares de la UCR, para reiterar los argumentos de ambos sectores y ahí sí declarar formalmente la intención de transitar por caminos separados.

Ideología y estrategia
La siguiente cuestión a resolver en lo inmediato es si, como pretende Pino Solanas, Luis Juez y Margarita Stolbizer, Binner se pondrá a la cabeza de otro frente, con mayor homogeneidad ideológica de centro-izquierda; y aunque más no sea como la primera fase de una construcción que reserve sus mayores aspiraciones de éxito para el futuro.

La otra posibilidad es que el gobernador santafesino prefiera concentrarse en el bastión provincial y evitar una confrontación directa con Cristina Fernández de Kirchner, en momentos en que la Casa Rosada ha recuperado fuerzas y expectativas. En esta coyuntura, tratar de derrotar al candidato kirchnerista para la gobernación, pero manteniendo a la vez -y a futuro- una relación menos conflictiva con la presidenta, podría ser la opción estratégica del actual mandatario. A cuyos efectos resultaría más funcional encabezar la lista de diputados nacionales.

El frente provincial
“La verdad es que no tenemos plan B”, aseguró el senador Juan Carlos Zabalza a El Litoral, luego de admitir que, si bien el fin de semana habría un nuevo encuentro orgánico de las comisiones políticas del socialismo y la UCR, “la posición asumida públicamente por el Dr. Ricardo Alfonsín” implica dar por cerrada la discusión sobre la constitución de una fórmula.

“Hay dos aspectos que tenemos que cubrir a partir de ahora: uno es la decisión del Dr. Binner en particular en cuanto a la candidatura que quiera asumir, y otro es la que tome el socialismo de manera orgánica, ya que tenemos una pertenencia que nos determina en cuanto a las estrategias electorales”, añadió.

En cualquier caso, negó que la situación con la UCR sea de “rompimiento”, sino que simplemente se trata de “falta de definición de una instancia compleja, como es la de un frente nacional”, sin que ello obste a “la voluntad de seguir trabajando y construyendo juntos” en diversos distritos.

En lo que hace a Santa Fe, admitió que el socialismo y el radicalismo podrían llevar listas propias y diferenciadas de candidatos a diputados y senadores nacionales -como en 2007- o para buscar coincidir en una lista común -como en 2009-, lo que “como Frente Progresista sería una señal muy positiva”.

“No creo que sea conveniente que mi compañero sea Binner”
Ámbito
2 de junio de 2011

El precandidato presidencial del radicalismo, Ricardo Alfonsín, dio por cerradas las negociaciones con Hermes Binner para compartir una fórmula en una alianza nacional y dijo que “en poco tiempo se conocerá” el nombre de su nuevo vice.

“Ya no creo que podamos compartir una fórmula. No creo que sea conveniente a esta altura. Ojalá tengamos el apoyo del socialismo en primera vuelta, sino en la segunda”, sostuvo Alfonsín en una entrevista televisiva.

En este marco, el diputado nacional evito anunciar si su nuevo compañero electoral será un dirigente radical o del peronismo disidente y señaló: “En poco tiempo lo van a conocer”.

En medio de la fuerte crisis con su ex socio político, Alfonsín sostuvo que, a pesar de la ruptura, el socialismo “tal vez puede acompañar” a la UCR “sin someterse a la candidatura del partido” y confirmó su encuentro con Francisco de Narváez el próximo sábado en ocasión de un Congreso de la Unión Celeste y Blanco en Mar del Plata.

Incluso, para ratificar su alianza con el precandidato a gobernador bonaerense, Alfonsín señaló que “varios se van a sorprender” porque las propuestas que se trabajen en esa cumbre “van a ser mucho más progresistas que toda la retórica de quienes no se animan a hacer lo necesario para ganar las elecciones”.

Más temprano, Alfonsín le había reclamado al Partido Socialista que De Narváez “no sea una excusa no enfrentar” a la presidenta Cristina Kirchner en las elecciones de octubre y sostuvo que será un “error histórico” la ruptura de la alianza.

En una nueva carta abierta, el hijo del ex presidente advirtió que oponerse a esta estrategia electoral “invocando el argumento de que eventuales acuerdos circunscriptos a territorios específicos podrían desperfilar el programa del frente nacional, es dudar de la capacidad de socialistas y radicales de mantenerse fieles a sus convicciones”.

“Que no fuéramos por esa razón juntos, sería un error histórico. Que nos enfrentemos, sería imperdonable”, sostuvo Alfonsín en su último alegato hacia el gobernador socialista Hermes Binner, transmitido a través de la red social Twitter.

Y agregó: “Que los nombres propios no sean una excusa para no enfrentar a un adversario que de vencer en octubre agravará los problemas y alejará las soluciones”.

Bajo el titulo “la unidad de una fuerza progresista nacional, popular y con vocación de triunfo”, el líder radical advirtió que la oposición vive “tiempos decisivos”, ya que “un triunfo electoral del partido de gobierno profundizaría sus pretensiones hegemónicas” y remarcó que “evitar esto es una obligación de las fuerzas progresistas”.

“La voluntad de cambio requiere una firme voluntad de ganar, y para ganar son necesarios el diálogo y la capacidad de acuerdos. El camino no es encerrarnos en los distritos que gobernamos, sino llevar nuestro programa a todo el país. Hay que ampliar la base de sustentación económica y social, y asumir que hay muchos empresarios capaces de acompañar y comprometerse con un proyecto progresista”, sostuvo Alfonsín.

Y, en un mensaje directo a Binner, remarcó que el triunfo electoral de su padre en 1983 “no hubiera sido posible si el radicalismo se hubiera dado por vencido de antemano, o si Raúl Alfonsín se hubiera preservado para el mediano plazo”, cuando “muchos, como sucede hoy, creían invencible al justicialismo”.

Algunas de las fuerzas que hoy convocamos acompañaron entonces al justicialismo, y a la más cruda y grotesca expresión populista en la Provincia de Buenos Aires. Es necesario aprender de la historia”, insistió.

Alfonsín y De Narvaez sellarán públicamente su alianza electoral el sábado en La Plata
Telam
2 de junio de 2011

El candidato presidencial por la UCR, Ricardo Alfonsín, y el postulante a la gobernación bonaerense, Francisco De Narvaez, sellarán públicamente su alianza electoral el sábado próximo durante un acto en un club de la ciudad de La Plata, según informaron voceros partidarios.

Fuentes del radicalismo confirmaron a Télam que el encuentro será entre las 9 y las 10 de la mañana del sábado en el club Atenas de la ciudad de La Plata y precisaron que Alfonsín volará luego a la provincia de Cordóba para acompañar a Oscar Aguad en un acto proselitista en su carrera por la gobernación cordobesa.

La aparición pública de Alfonsín y De Narvaez estaba prevista inicialmente en la ciudad de Mar del Plata durante una reunión en un hotel de los equipos técnicos del empresario, pero a último momento se decidió cambiar el lugar por uno más espacioso.

Así, Alfonsín viajará el viernes a Córdoba para una serie de actividades proselitistas, y el sábado por la mañana tomará un avión rumbo a La Plata, donde compartirá el acto con De Narvaez y luego retornará en el mismo avión a Córdoba para acompañar a Aguad, precisaron voceros partidarios.

En Córdoba, el candidato radical compartirá el acto de Aguad con el vicepresidente Julio Cobos y el senador Ernesto Sanz, sus ex contricantes internos en la carrera por la postulación presidencial de la UCR